sábado,13 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPolíticas y ODSFrancia y la UE castigarán la obsolescencia programada
Nuevo etiquetado de productos para proteger al consumo

Francia y la UE castigarán la obsolescencia programada

Redacción
Francia y la UE planean leyes para combatir y castigar la obsolescencia programada con el apoyo del español Carlos Trías Pintó, presidente de la Comisión Consultiva de Transformaciones Industriales del CESE, grupo que acaba de elaborar un dictamen sobre la importancia del asunto. El problema se extiende a miles de cafeteras, máquinas de afeitar, secadores de pelo, microondas, frigoríficos, lavadoras, ordenadores y otros aparatos que acaban en la basura antes de que al consumidor le interesa.

Al margen de las iniciativas de Francia, la actuación de la UE se podría centrar en la implantación de un sistema de etiquetado de durabilidad para que el consumidor pueda decidir si prefiere un producto barato u otro más caro pero más duradero”, según Carlos Trías Pintó, colaborador de Ibercampus y presidente de la Comisión Consultiva de Transformaciones Industriales del CESE, el grupo que elaboró el dictamen. El CESE está estudiando ya cómo podría ser ese sistema de etiquetado. “Podría ser parecido al que se ha implantado para calificar la eficiencia energética, con una escala de clasificación por letras y colores”, explica Trías Pintó. 

Según explican desde la web del proyecto, "no se trata de una acción puntual. No es una conferencia dedicada al tema, sino más bien una serie de eventos, opiniones, declaraciones, artículos, actividades de seguimiento, para asegurarse de que el tema de la obsolescencia programada hace su camino a las agendas políticas de la Comisión Europea y el Parlamento Europeo".

Para preparar el documento que recoge las raices del Proyecto sobre Obsolescencia Programada, el CCMI organizó una audiencia para escuchar las voces de las partes interesadas en el tema, el 7 de mayo de 2013 . Finalmente, se adoptó este dictamen el 17 de octubre de 2013, pidiendo la prohibición total de la obsolescencia programada.

Paralelamente a los trabajos de la CCMI, la Sección INT del CESE elaboró ​​un dictamen sobre un tema muy estrechamente relacionada con la obsolescencia programada. En concreto, tiene que ver con el consumo colaborativo. Finalmente, el proyecto se centra en torno a dos líneas principales: el consumo colaborativo y la obsolescencia programada.

Después de la liberación de estas dos opiniones nació la idea del proyecto. Los principales objetivos son

  • proponer un plan de acción concreto con el fin de fomentar la econología, los patrones económicos, ambientales y de uso fácil de consumo entre los consumidores
  • evaluar el impacto de la opinión sobre la obsolescencia
  • evaluar los resultados tangibles de la sensibilización de los consumidores 
  • ver y discutir las modalidades y las mejores prácticas de etiquetado de productos que incluyan información sobre los tiempos de vida de productos esperados.

De interés

Artículos Relacionados