miércoles,20 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadFrancisco Michavila defiende una Universidad más flexible
La opinión de un peso pesado

Francisco Michavila defiende una Universidad más flexible

ibercampus.info
El catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid, Francisco Michavila, una de las mentes más consideradas dentro de la universidad española ofreció ayer una conferencia sobre la Universidad y su futuro en Europa en la Escuela Universitaria de Ingenieros Técnicos Industriales de Gijón, tan solo cuatro días después de que el Consejo de Ministros le concediese la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio. El director de la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria señaló que la Universidad europea debe ser más flexible, siguiendo el modelo de lo que ocurre en EEUU.

“Todos los estudios europeos, si pecan de algo, es de ser excesivamente teóricos; esto se ve en la comparación con el caso americano y, en general, Europa ha sido la rigidez frente a Estados Unidos, que ha sido la flexibilidad”, indicó.

Para acabar con esa tendencia, Francisco Michavila, que también fue nombrado rector honorario de la Universidad Jaume I, de Castellón, estima que “es necesario abrir las ventanas a las universidades para interesarse por lo que pasa fuera, hacer más práctica la enseñanza, y en esa línea estoy convencido de que la adaptación al espacio europeo de educación superior en el que estamos ayudará a que la enseñanza sea más práctica”.

Con respecto al caso español, opinó que “la reforma de la ley orgánica de universidades (LOU) es un paso en la buena dirección. Es un paso en la línea de dar mayor autonomía a las universidades, de dar mayor libertad para que las universidades puedan reorganizarse y reducir la rigidez, aunque aún quedan por dar bastantes pasos más, ya que tenemos en España un sistema, desde hace bastantes años, como en otros países, demasiado rígido, con demasiadas normas”.

Por ello, señaló, “hay que hacer un sistema más flexible, con menos normas y que sea capaz de adaptarse a la demanda social”. Por ese camino, insistió, marcha la LOE, que “da mayor autonomía, mayor libertad de actuación a las universidades, por ejemplo en su oferta académica y en ciertos aspectos de su organización”.

De interés

Artículos Relacionados