lunes,29 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadGeneralitat y Gobierno se enrocan: Rajoy pone de condición al diálogo la...
Puigdemont, emplazado por CUP a la independencia el lunes 8

Generalitat y Gobierno se enrocan: Rajoy pone de condición al diálogo la vuelta a la legalidad

Redacción
El presidente de la Generalitat emitió un discurso este miércoles, 24 horas después del Rey, y sin usar la voz independencia,presentó como "grave irresponsabilidad" no atender a las demandas de mediación llegadas de dentro y fuera del Estado.CUP ha exigido sellar el lunes la declaración, aunque haya detenciones o inhabilitaciones.El portavoz del Govern, Jordi Turull, explicó la hoja de ruta: una vez el recuento del referéndum del 1-O sea definitivo y oficial, se llevará al Parlament para decidir

“Hoy tenemos más cerca que ayer nuestro deseo histórico” dijo el presidente de la Generalitat. “El domingo conseguimos hacer un referéndum en medio de un océano de dificultades y de una represión sin precedentes, estoy seguro que los próximos días volveremos a enseñar la mejor cara de nuestro país cuando las instituciones de Catalunya tengan que aplicar el resultado”, ha subrayado un Puigdemont que no ha empleado la palabra independencia en ningún momento.

Sin embargo, Rajoy rechazó la mediación que pide Puigdemont, Pablo Iglesias y diversas instituciones de la Iglesia y la Unión Europea, a las que se han sumado entidades privadas como colegios profesionales. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, rechazó la petición que le hizo el líder de Podemos, Pablo Iglesias, para pedir la intervención de mediadores para resolver el conflicto en Cataluña. Rajoy descartó cualquier diálogo con Puigdemont mientras mantenga "su chantaje tan brutal" al Estado. Rajoy escuchó la propuesta que Iglesias le hizo y le agradeció su llamada, si bien le explicó que lo que tiene que hacer Puigdemont es renunciar a la declaración unilateral de independencia, algo que es "no es negociable".

Además de a Rajoy, Iglesias llamó al presidente de la Generalitat para transmitirle su propuesta acordada en la reunión de la mesa de partidos por la libertad, la fraternided y la convivencia impulsada por Unidos Podemos con representantes de ERC, PDECat, PNV y Compromís. Iglesias insistió en que ante la "preocupante situación" en la que ha derivado el conflicto catalán se impone "trabajar en la dirección del diálogo, la convivencia y la paz".

El líder de Podemos conversó también con el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, quien le aseguró que intentará convencer a Rajoy para que dialogue con el presidente de la Generalitat.Por su parte, el lehendakari, Íñigo Urkullu, se ofreció por carta al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, para propiciar una mediación en Cataluña al tratarse de un problema de "proporciones históricas" que "si no se aborda con rigor" puede derivar en "escenarios delicados también para la UE". El líder del PSC, Miquel Iceta, también ofreció a su partido como "mediador" en una negociación.

Generalitat y Gobierno central, enrocados 

​“El Rey ignora deliberadamente a los millones de catalanes que no piensan como el Gobierno”, afeó  el presidente de la Generalitat el discurso del jefe de Estado. Lamentó  que “el Rey no ha tenido el papel moderador que la Constitución le atorga”, justo antes de criticar que con su discurso, el jefe del Estado ha facilitado “las decisiones que el Gobierno se plantea”.El Gobierno de España rechazó inmediata y tajantemente estas y otras críticas , que a su juicio demuestran que el señor Puigdemont, no solo está contra la Ley, sino fuera de la realidad. “Ha perdido esta noche la oportunidad de devolver a Cataluña a la senda de la convivencia y de la Ley.  Lejos de ello, ha seguido avanzando en su proyecto de radicalidad, aislamiento y desafío a las instituciones. Dice textualmente también el comunicado del Gobierno de Rajoy:

“No contento con el daño que ya ha causado a Cataluña, a sus ciudadanos, a su concordia y a su economía, parece empeñado en destrozar cualquier atisbo de racionalidad de cara al futuro. Su deriva le enfrenta a Europa, como se ha visto esta tarde en el Parlamento Europeo, a todas las instituciones democráticas y a la mayoría de catalanes, que anoche encontraron en las palabras del Rey un bálsamo a  tanta incertidumbre y tanto desasosiego.

En vez de atender a la llamada a la moderación, la cordura y la convivencia democrática que tanto apreciaron los españoles en el mensaje del jefe del Estado, el presidente de la Generalitat ha insistido en un empecinamiento irresponsable que le aleja cada vez más de la rectificación que todo el mundo le está pidiendo.

A cada llamada a la sensatez, responde con un desplante. A cada nuevo dato sobre el daño que está causando a los catalanes, responde con otra ruptura. A cada petición de serenidad, responde con otra bravata contra la convivencia.

Todo el mundo le está pidiendo una rectificación que es inevitable. Cuanto más tarde en producirse, más daños y más fractura supondrán para todos. Los partidos representados en el Parlamento catalán, las instituciones españolas,  la mayoría de la sociedad catalana, los dirigentes europeos y también el jefe del Estado, es decir, todos los demócratas, están pidiendo al señor Puigdemont que ponga fin a este desafío, que vuelva a la legalidad y asuma que cada vez menos personas están dispuestos a acompañarle en esta deriva insostenible.

La negociación en democracia solo tiene un camino, el camino de la Ley.

Si el señor Puigdemont quiere hablar o negociar, o quiere enviar mediadores, sabe perfectamente lo que debe hacer antes: volver a la senda de la Ley, que nunca debió abandonar. El Gobierno no va a negociar ninguna ilegalidad, no va a aceptar ningún chantaje. Ya  ha hecho mucho daño con sus ilegalidades, retire la amenaza de la ruptura y empiece por hablar con todos los partidos políticos catalanes cuyos derechos ha pisoteado”.

El Banco Sabadell y CaixaBank han perdido en conjunto casi 3.000 millones en bolsa en sólo tres días, afectados por la tensión política entre la Generalitat y el Gobierno y la incertidumbre sobre la posible declaración unilateral de independencia de Cataluña. En la sesión de este miércoles, Sabadell ha caído el 5,96 % en su jornada más bajista desde el 22 de julio de 2016 cuando presentó unos resultados peores de lo esperado, mientras que CaixaBank ha cedido el 4,96 %, su peor día desde agosto de 2016 tras la presentación de los test de estrés del Banco Central Europeo (BCE).

Los demás bancos que cotizan en el selectivo también han registrado importantes pérdidas pues el Santander ha caído el 3,83 %; Bankia el 3,65 %; BBVA el 3,61 % y Bankinter el 3,50 %. Sabadell y CaixaBank trataron este martes de tranquilizar a sus clientes, asegurándoles que protegerán sus "intereses", después de la incertidumbre generada por la tensión política en Cataluña tras el referéndum del pasado 1 de octubre.

Pérdidas millonarias en las bolsas 

El discurso del Rey tras el cierre de este martes no ha conseguido calmar el nerviosismo de los inversores que se ha visto acrecentado tras la reunión, esta mañana, de la Mesa y la Junta de Portavoces del Parlament en la que han acordado que el próximo lunes se celebre el pleno en el que, previsiblemente, se proclamará la independencia de Cataluña.

En lo que va de semana el Sabadell ha perdido un 9,91 % de su valor en bolsa, que se traduce en 982,82 millones, con lo que su capitalización se reduce a 8.935 millones, en tanto que CaixaBank se ha dejado un 7,71 % o 1.955 millones, hasta 23.405 millones. No obstante, ambos bancos acumulan las mayores revalorizaciones anuales de la banca en el IBEX 35, puesto que la entidad presidida por Jordi Gual ha ganado desde enero el 26,55 %, y el Banco Sabadell el 22,49 %.

CaixaBank remitió este martes una nota interna a sus empleados en la que les recordaba que "es importante comunicar proactivamente" a los clientes el compromiso en la defensa de sus intereses, que "guiará las decisiones futuras que, en caso de ser necesario, hayan de tomarse". El comunicado interno viene a refrendar una postura oficial del consejo de administración de CaixaBank ante la delicada situación política y los crecientes interrogantes que plantean ya los clientes en sus oficinas. El segundo mayor banco de España tras el BBVA empieza a clarificar su posición ante las decisiones políticas impulsadas por el Govern y sus socios PDeCAT, ERC y la CUP.

Las catalanas no fueron las únicas entidades que sufrieron hoy en Bolsa. Santander (-3,83%), Bankia (-3,65%), BBVA (-3,61%) y Bankinter (-3,5%) también acusaron los efectos del desafío independentista catalán. El parqué teme una retirada de depósitos de los bancos en Cataluña en general y de las entidades catalanas en especial. La independencia catalana podría originar un 'corralito', es decir, el bloqueo de los ahorros de los catalanes. Esta posibilidad reaviva el temor a una fuga de depósitos de las entidades, situación que acabaría derivando en una nueva crisis del sector financiero español. Y la abrupta caída de Popular está aún muy reciente en la memoria de los inversores, que no olvidan la fuga masiva y acelerada de depósitos que sufrió la entidad en pocos días. Aunque la salud financiera de este banco era peor, los miedos anidan en la Bolsa española. Hoy, solo tres valores lograron escapar de los números rojos; Abertis (+0,9%), Siemens Gamesa (+0,86%) y ArcelorMittal (+0,18%).

El freno que mantiene el precio del petróleo, al filo de los 50 dólares en EEUU, aceleró la corrección en Repsol (-2,48%). Técnicas Reunidas (-2,03%), por su parte, recibió una ligera mejora de valoración por parte de Credit Suisse, hasta los 36 euros por acción. El peor valor del Ibex en 2017 cerró hoy más de 10 euros por debajo de este precio objetivo, en 25,78 euros. El Mercado Continuo vivió una jornada de contrastes. Las caídas generalizadas las encabezaron Ercros (-14,66%) y Ezentis (-13,6%), castigado en Bolsa después de anunciar una ampliación de capital de 65,8 millones. En el extremo opuesto sobresalió Oryzon Genomics (+12,85%), que lideró las subidas después de anunciar el traslado de su sede, de Barcelona a Madrid.

La sede y la fuga de depósitos

En caso de una declaración unilateral de independencia, la entidad podría trasladar su sede a Madrid al día siguiente, aseguran. Es una manera de atajar posibles fugas de depósitos. Además, los clientes de cualquier entidad bancaria en España también pueden pedir el traslado de sus depósitos a una oficina genérica radicada en Madrid, lo que habitualmente se conoce como cuenta 001. 

El Sabadell indicó por su parte que las decisiones operativas de la entidad se tomarán siempre siguiendo criterios comerciales para potenciar el crecimiento del banco en su mercado principal, el español. "Nuestro proyecto es contribuir a ser el mejor banco español de proximidad al cliente", indicó el presidente del Banc Sabadell, Josep Oliu. Banc Sabadell, con 11 millones de clientes, es una entidad global, cuyos clientes catalanes suponen apenas el 15% del total del balance de la entidad. En este sentido, la entidad ya ha anunciado que tomará las medidas necesaria para seguir operando normalmente dentro del Eurosistema garantizando los intereses de sus accionistas, clientes y empleados dentro de cualquier escenario.

Incertidumbre del mercado de deuda

La incertidumbre ante la actual coyuntura también se refleja en el mercado de deuda, ya que la prima de riesgo española o el sobrecoste que exigen los inversores por adquirir el bono español a diez años en lugar del alemán, considerado el más seguro de la zona del euro, se ha disparado hasta 134 puntos básicos. Esto supone máximos desde el pasado 26 de abril y ocho puntos más que al cierre de ayer, después de que el interés del bono español a diez años haya alcanzado el 1,755 %, niveles de marzo.

Mientras la bolsa española se ve sacudida por la confrontación institucional, Wall Street sigue con presión alcista y marcando nuevos récords. El Dow Jones ha encadenado ocho trimestres alcistas en lo que supone la mejor racha en 20 años.

 

De interés

Artículos Relacionados