sábado,28 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónLibrosGuía sobre la información alimentaria facilitada al consumidor

Guía sobre la información alimentaria facilitada al consumidor

Redacción
Los representantes de las principales organizaciones de la industria y la distribución alimentarias, FIAB, ACES, Asedas, y Anged, han presentado esta mañana la "Guía sobre la información alimentaria facilitada al consumidor", que pretende ser una herramienta útil para comprender el Reglamento (UE) nº 1169/2011, que será de aplicación a partir del 13 de diciembre de 2014.

 Ángela López de Sá, directora ejecutiva de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) ha abierto el acto con una valoración positiva de esta Guía, “que ayudará a la aplicación de las novedades que introduce este Reglamento, abordando tanto los temas generales como aspectos puntuales que puedan llevar una mayor dificultad de interpretación”. En su intervención ha agradecido la puesta en marcha de esta iniciativa a las entidades que han hecho posible la Guía: la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB); Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged); Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES), y Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas).

El objetivo de esta Guía es ofrecer a las empresas un instrumento eficaz que les permita proporcionar a los consumidores información objetiva, veraz, clara y comprensible sobre los alimentos que se comercializan en la Unión Europea, mediante la actualización de las disposiciones sobre etiquetado del Reglamento 1169/2011 sobre Información alimentaria facilitada al consumidor. Con anterioridad, la Comisión Europea elaboró el documento de Preguntas y Respuestas sobre el Reglamento, del que la Guía ha extractado las respuestas dadas por la Comisión a cuestiones planteadas en torno a los diferentes temas que se destacan en este manual de orientación. Sobre el mismo, el director general de FIAB, Horacio González Alemán ha señalado que “la iniciativa nace de la colaboración de los diferentes eslabones de la cadena, primero en Bruselas y luego aquí. Creo que con ello estamos reflejando una gran madurez y responsabilidad y estamos escenificando la colaboración entre esos eslabones”. Por su parte, Cristina Clemente subdirectora general de Control y de Laboratorios Alimentarios del Magrama, se ha sumado a esta percepción, recordando que “en torno al Reglamento 1169/2011, la sintonía del Magrama ha sido perfecta, tanto con la Aecosan como con los representantes de las empresas de la industria y la distribución alimentarios”.

El Reglamento 1169/2011 será aplicable a partir del 13 de diciembre de 2014, con la salvedad de la información nutricional, aplicable desde el 1 de enero de 2016 para las empresas que no hayan incluido etiquetado nutricional hasta la fecha

Según ha valorado Javier Millán-Astray, director general de Anged, “la Guía es un documento abierto , que irá modificándose para ayudar en la compleja aplicación del Reglamento en su objetivo de dar respuesta eficiente a las demandas que nos plantean los ciudadanos”. A ello, María Martínez-Herrera, responsable de Comunicación de Asedas ha añadido que la “Guía es una herramienta muy útil para aplicar un Reglamento que ha sido fruto de un ingente trabajo de 8 años”. Por su parte, Aurelio del Pino, director general de ACES ha subrayado el valor de este Reglamento en el “proceso de construcción europeo uniforme”, con el que se completan “los tres pilares básicos de la seguridad alimentaria: información, evaluación y seguridad”.

La encargada de explicar con más detalle el contenido de la “Guía sobre la información alimentaria facilitada al consumidor” ha sido Sagrario Pérez Castellanos, presidenta del Grupo de Trabajo Información al Consumidor de FIAB, quien ha calificado el Reglamento 1169/2011 como uno de los “que más dificultad arquitectónica ha tenido”, no solo porque viene a armonizar una gran cantidad de normativa europea muy compleja, sino porque además, ha buscado escuchar las peticiones de los diferentes eslabones de la cadena alimentaria. Todo ello ha confluido en la publicación de un Reglamento cuya aplicación ha suscitado múltiples dudas, que la Guía pretende solventar. Para ello, el documento se divide en cinco capítulos, dedicados a: Etiquetado nutricional; Etiquetado de origen; legibilidad; etiquetado de alérgenos, y otros aspectos horizontales, más dos anexos, sobre Periodos transitorios y Responsabilidades.

Tanto el tema de la declaración en el etiquetado del origen del alimento y del ingrediente primario, como lo relativo a la información de alérgenos han sido dos de los aspectos en los que más se ha incidido durante el coloquio final, en el que han intervenido Carlos Arnaiz, subdirector general de Coordinación, Calidad y Cooperación en Consumo de Aecosan; Teresa Calvo, jefa de Área de la Subdirección General de Control y Laboratorios Alimenarios del Magrama; Almudena Rollán, jefa de Servicio de la Subdirección General de Gestión de Riesgos Alimentarios de Aecosan, y Montserrat Prieto, directora del Departamento e Derecho Alimentario de FIAB.

De interés

Artículos Relacionados