viernes,3 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaHallado muerto con un tiro en el pecho Miguel Blesa, expresidente de...
Excompañero de Aznar,estaba en una finca de caza con amigos

Hallado muerto con un tiro en el pecho Miguel Blesa, expresidente de CajaMadrid

Redacción
El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa apareció muerto con un disparo en el pecho en la finca Puerto del Toro, en la localidad de Villanueva del Rey (Córdoba). La Guardia Civil investiga el suceso, y estudia la posibilidad de que se trate de un suicidio. Blesa, amigo y compañero del expresidente Aznar y que iba a cumplir 70 años el próximo 8 de agosto, fue condenado por la Audiencia Nacional a seis años de cárcel por el uso de ´tarjetas black´ de Caja Madrid.

El cadáver ha sido encontrado a las ocho de la mañana en una finca llamada Puerto del Toro, en la localidad de Villanueva del Rey, en la provincia de Córdoba, hasta la que se han desplazado agentes de la Guardia Civil y facultativos médicos que solo han podido confirmar el fallecimiento. Pese a que las primeras hipótesis apuntan a un suicidio, no se descarta que se trate de un accidente, han añadido las mismas fuentes que han señalado que Blesa frecuentaba esa finca cordobesa para cazar.

Blesa en Caja Madrid fue presidente entre 1996 y 2010, y gastó con las tarjetas black 436.688 euros, según la sentencia condenatoria del pasado marzo por la Audiencia Nacional a seis años de cárcel.Según fuentes policiales, Blesa estaba desayunando con un grupo de amigos antes de salir de cacería y se ha levantado asegurando que salía un momento a mover el coche. El cuerpo ha sido localizado en la cochera de la finca con un disparo en el pecho. Las mismas fuentes añadieron que Blesa llegó a la finca en la madrugada de este miércoles, alrededor de las dos de la mañana, con la intención de pasar unos días allí.

Blesa, antecesor de Rodrigo Rato en la presidencia de la entidad de la que nació Bankia en el contexto de la conversión de las antiguas cajas en fundaciones (lo que ha supuesto la dasaparición de casi toda su secular obra social), acudía con frecuencia a cazar con un grupo de amigos a la finca cordobesa en la que ha sido encontrado muerto. Al parecer, este inmueble no era de su propiedad.

Además de la condena por el uso presuntamente fraudulento que hizo de su tarjeta black, el inspector fiscal compañero de Aznar, colocado durante el Gobierno de este en Antena 3, y en sus ultimos años banquero de la pública CajaMadrid, tenía otra causa pendiente por los sobresueldos presuntamente irregulares que se otorgaron en la caja extinta. El rescate de esta entidad pública y la crisis de las cajas encabezada por la de Madrid, ha costado a España más de 50.00 millones de euros.

Miguel Blesa, presidente de Caja Madrid entre 1996 y 2010, recibió la condena más alta de los 65 encausados por el uso de esa tarjetas, caso relativamente menor entre las irregularidades de la entidad. La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal determinó que actuó al margen de la legalidad al atribuirse a sí mismo y los otros beneficiarios una tarjeta corporativa al margen del salario acordado y cuyo uso no precisaba de justificación de gastos.

Su defensa, que durante los cuatro meses que duró la vista oral insistió en que los acusados estaban siendo condenados antes incluso de existir sentencia, recurrió la resolución no firme ante el Tribunal Supremo, que estaba pendiente de pronunciarse sobre la misma.

Paralelamente el banquero tenía pendiente otra causa instruida en los juzgados en Plaza Castilla también relacionada con su gestión al frente de la caja madrileña. La titular del Juzgado de Instrucción número 45 de Madrid, Luisa María Prieto, dictó también en febrero auto de apertura de juicio oral por el que le sentaba en el banquillo a él y al exdirector financiero de la entidad Ildefonso Sánchez Barcoj por un delito de administración desleal derivado de los sobresueldos irregulares que, según el FROB, causaron un perjuicio económico de 14,8 millones de euros.

El expresidente de Caja Madrid estaba a la espera de conocer la fecha de celebración de este nuevo juicio en el que se enfrentaba a una petición de cárcel de 4 años por parte de la Fiscalía Anticorrupción.

Entre 1996 y el 2010, Miguel Blesa hizo y deshizo en Caja Madrid a su antojo. «Aquello era un cortijo y, él, el señorito». Miguel Blesa (Linares, Jaén, 1947) llegó a Cajamadrid en 1996. Lo hizo por un mérito propio: el de haber sido compañero de oposición de Aznar. Y allí se mantuvo hasta enero del 2010. Hasta que su cabeza rodó, víctima de una feroz batalla interna en el  PP por el mando de la entidad, que acabó con Rato sentado en el que durante 13 años había sido su sillón. Mal número, debió pensar el jiennense.

De interés

Artículos Relacionados