sábado,13 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
Entre huracanes y la crisis

Halloween de susto

ibercampus.info
La palabra de "Halloween" como tal, comenzó a usarse por primera vez en el siglo XVI, y provenía de la variación escocesa de "All Hallows´ Even" que significa "víspera de todos los Santos" . Este año viene acompañado de desastres naturales como el huracán Sandy o los desfases económicos de la crisis española.
Sus orígenes


Sus orígenes se remontan a los celtas, hace más de 2.500 años, cuando el año celta terminaba al final del verano, el día 31 de octubre de nuestro calendario (Samhain). El ganado era llevado de los prados a los establos para el invierno. Ese último día, se suponía que los espíritus podían salir de los cementerios y apoderarse de los cuerpos de los vivos para resucitar, pedirles alimentos y maldecirles. Les hacían víctimas de conjuros si no accedían a sus peticiones: me das algo o te hago una travesura, que es la traducción de "Trick or Treat" (Truco o Trato).


Para evitarlo, los poblados celtas ensuciaban las casas y las "decoraban" con huesos, calaveras y demás cosas desagradables, de forma que los muertos pasaran de largo asustados. De ahí viene la tradición de decorar con motivos siniestros las casas en la actual víspera de todos los santos y también los disfraces. Es así pues una fiesta asociada a la venida de los dioses paganos a la vida. 


La iglesia de Roma decidió convertir la festividad al catolicismo. Se instituyó el 1 de noviembre como el Día de Todos los Santos, que en Inglaterra se denominó "All Hallows´ Day", y la noche anterior "All Hallows´ Eve" que posteriormente derivó en  "Halloween"


Halloween en España


En España, la tradición celta ha seguido viva en algunas costumbres que aun se conservan como la castañada en Cataluña, la mauraca en Las Alpujarras o el mangosto en Galicia. En estas celebraciones la gente se reune para asar castañas, comer huesos de santo y rezar por los antepasados.


Para algunos Halloween es un colonialismo cultural norteamericano. Sin embargo no es como la coca-cola, que se convirtió en un hito norteamericano totalmente nuevo, sino que también es algo europeo, que le cambiaron el nombre y lo exportaron al conocido modo americano marketiniano.


Muchos de los que se oponen a esta fiesta alegan su origen estadounidense, como tantas de las cosas que nos inundan en la actualidad. Pero, nada más lejos de la realidad, como vemos en sus orígenes, antes de que se descubriera América, los celtas ya celebraban Halloween. La noche del 31 de octubre era como una especie de Nochevieja para ellos, ya que consideraban que el día 1 de noviembre comenzaba el nuevo año, llegaba el invierno, se acababan las cosechas. Con el paso de los siglos y la expansión del cristianismo en Europa, la víspera del 1 de noviembre adquirió cierto significado religioso. Es el Papa Gregorio III (731-741) el que cambia la fecha del 13 de mayo a la del 1 de noviembre.

con el objetivo de que los nuevos cristianos abandonasen las fiestas paganas. Los dirigentes católicos pensaron que al instaurar fiestas nuevas en la misma fecha y de similar apariencia doctrinal que las antiguas o propias de estos pueblos, les sería más fácil a estos nuevos creyentes ir abandonando sus antiguas creencias, sin que esto supusiera desechar su cultura e identidad. La celebración llegó a Estados Unidos a través de la inmigración irlandesa. El paso de los años hizo que el trasfondo espiritual se perdiera y la fiesta se fuera secularizando. Así pues Halloween, apoyándose en la magia de los dólares y la necesidad de vender, se fue transformando en una noche de fiesta cuasi pagana, en la que imperan los sustos, el terror y los disfraces y adornos por encima del sentido primigenio de la festividad de la víspera de Todos los Santos.


Novedades de este año


Nueva York celebra Halloween bajo el huracán “Sandy.” La ciudad de Nueva York ha tenido que aplazar su tradicional desfile de Halloween por primera vez en su historia debido a los efectos devastadores que ha dejado la tormenta "Sandy" a su paso por la Gran Manzana, mientras que la celebración de la Maratón del próximo domingo todavía es duda.



El Ecce Homo se convierte en disfraz de Halloween. La famosa restauración fallida del Ecce Homo de Borja sigue trayendo cola en EE UU, donde se ha convertido en todo un «icono pop» y, rebautizado jocosamente como «eccemono», está llamado a ser uno de los disfraces que causen sensación en las fiestas de Halloween. En Los Ángeles, algunos supermercados venden velas con estampas religiosas -algo muy común en EE UU- en las que aparece la imagen del «eccemono» e incluso circulan por internet fotografías de personas que se han tatuado la faz en el hombro.Tal ha sido el fenómeno que, además de «eccemono», a la restauración «fallida» de la pintura de Borja le han salido múltiples nombres, tales como «Potato Jesus» (Jesús Patata), «Beast Jesus» (La bestia Jesús), «Afrojesus» o «Monkey Jesus» (El mono Jesús).




Baja la venta de buñuelos sube la de calabazas
. Buñuelos y huesos de santo son los postres que toda la vida se consumieron en la festividad de Todos los Santos. Pero en los últimos años les ha salido un duro competidor: los dulces de Halloween, una moda importada de Estados Unidos, cada vez más asentada y que está fragmentando el consumo. El público joven reclama básicamente calabazas y fantasmas, que pueden ser de galleta, de chocolate y hasta en forma de tarta o cupcake, una especie de magdalena. Buñuelos y huesos de santo quedan para generaciones anteriores, educadas en su consumo y que los siguen demandando. La tendencia indica que la moda americana se va imponiendo.



 

De interés

Artículos Relacionados