viernes,20 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónEspecialesImportancia de las etiquetas de la ropa en el proceso emocional que...

Importancia de las etiquetas de la ropa en el proceso emocional que es comprar

Redacción
Comprar ropa es un proceso emocional que reúne muchos elementos dispersos que se aúnan en un solo acto. Desde elegir la prenda y la marca hasta comprobar las tallas, todo responde a una unidad que se decide en lo más íntimo del interior del comprador.

Elementos tales como el local o la marca, no son prescindibles y son tan importantes como la prenda en sí misma, así como otros elementos intangibles, como la calle donde se ubica la tienda o la ciudad donde compramos. Las prendas deben sugerir un estilo de vida, y esto lo sabe el potencial comprador, que busca algo que encaje en su forma de ver la vida, en sus relaciones, en sus amigos y en su familia. Y la ropa tiene un componte social que ayuda a que nos identifiquemos con la imagen que queremos proyectar de nosotros mismos. 

Por eso los vendedores de ropa deben tener en cuenta muchos detalles sutiles a la hora de convencer a sus potenciales clientes y compradores acerca de las prendas que tienen disponibles y, entre esos elementos, se encuentran el estilo en la decoración del local, el tejido, colores, formas de las prendas y otros elementos a los que no se suele dar mucha importancia, como los etiquetados, que pueden ser en tela, papel o cartulina y otros elementos. 

Uno de los elementos que más importancia tiene para el potencial comprador es precisamente la etiqueta, a la que muchas veces el vendedor no presta mucha atención. La etiqueta es un elemento primordial de la prenda que se va a comprar, en la que aparece no solo la información relativa a tallas, tejidos o elementos de elaboración, sino que responde a la misma imagen del vendedor o fabricante. 

Muchas tiendas de ropa tienen que elaborar sus propias etiquetas porque se trata de ropa exclusiva, diseños propios o ropa de encargo. El vendedor no se percata de la importancia que tiene la etiqueta hasta que comprueba por sí mismo que los clientes le reclaman un etiquetado que informe sobre la prenda. Una solución sencilla es disponer de etiquetadoras para ropa, que resuelven de manera profesional y exclusiva todas las necesidades que puedan surgir en un comercio o tienda de ropa.  

La calidad de una etiqueta, el logo de nuestra marca en la misma, o la calidad de la cartulina, tejido o del material con el que se ha fabricado son partes indisociables de la prenda que se va a comprar. 

Muchas de las tendencias actuales de los consumidores tienden a búsquedas de prendas no solamente en los grandes establecimientos y enseñas comerciales conocidas en todo el mundo, sino también en pequeños comercios y tiendas de ropa que ofrecen soluciones exclusivas o personales. Es por ello que muchos de estos comercios y tiendas de ropa, a la hora de poder competir y diferenciarse del resto, optan por etiquetas de ropa personalizadas con la imagen de su establecimiento y los datos necesarios para que la prenda pueda ofrecerse con total garantía al consumidor, confiriendo una marca propia exclusiva que les diferencia del resto y ayuda a crear imagen de marca. 

Los comercios y tiendas de ropa se van adaptando cada vez más a los nuevos gustos de los consumidores, con estilos heterogéneos que engloban todo tipo de tendencias actuales en ropa y complementos e variados que puedan ser útiles a un gran número de clientes y abarcando los diferentes estilos y tendencias

Hay que estar muy pendiente de las nuevas tendencias y deseos de los consumidores y buscar soluciones al problema que plantea distinguirse del resto: nuestro local, pero sobre todo las prendas que tenemos en él, son nuestra seña de identidad, que debe quedar clarificada con un etiquetado correcto pero a la vez exclusivo. 

De interés

Artículos Relacionados