martes,26 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa 75ª edición de la Feria del Libro de Madrid cierra con...
La mediación para resolver conflictos, una de sus novedades

La 75ª edición de la Feria del Libro de Madrid cierra con más público y menos ventas que otros años

Redacción
La 75ª edición de la Feria del Libro de Madrid cerró este domingo con más público y menos ventas que el año anterior durante sus dos semanas de duración. Entre sus muchas novedades ha figurado la presentación en la caseta de la Editorial Reus de un librito de difusión y unos cuentos también gratuitos sobre la importancia de la mediación como forma extrajudicial de resolver conflictos, alternativa a otras más largas y costosas, como los tribunales de justicia o el arbitraje.
La iniciativa de presentar durante esta Feria la medicación como método de resolución de conflictos de todo tipo (familiares, educativos, mercantiles, sanitarios, en comunidades de venicos, etc) ha sido auspiciada por la Asociación Internacional de Mediación Pactum. En ella han colaborado también varias decenas de voluntarios de otras entidades sin fines de lucro, como AsiMedia, Asociación de Juristas por la Mediación,Mediators, Solucion@, así como el Instituto Conflutense de Mediación y Gestión de Conflictos (Media) y la Universidad Rey Juan Carlos.

Estos voluntarios, algunos de los cuales al final de la Feria sellaron su amistad con una foto de grupo, tras coordinarse a través de un chat de whatsapp, han presentado gratuitamente el librito de difusión y la colección de cuentos de mediación, titulada "Educanto en la gestión positiva de conflictos", en la casta de la editorial Reus. Se trata del sello editorial español que mayor número de libros tiene sobre la mediación en general y sus especialidades.

La mediación ha sido promovida por el Gobierno de Rajoy con una ley en el año 2012, pero sin embargo tiene en España menor presencia formal que en otros países de superior o inferior nivel de desarrollo, como los Estados Unidos o Argentina, donde es obligatorio intentarla antes de acudir a los tribunales. De ahí que diversas entidades profesionales o favorables a la mediación hayan solicitado a Rafael Catalá, último minitro de Justicia y titular de la cartera en funciones, medidas más efectivas para promoverla y así contribuir a resolver algunos problemas de la justicia española.

Balance de la 75ª Feria

La 75ª Feria del Libro de Madrid acabó con unas ventas superiores a los 8,2 millones de euros, con incremento del 3,5% respecto a las cifras del año pasado, cuando aumentaron el 6%, por lo que los resultados han sido inferiores a los esperados por el sector editorial. Al igual que en los últimos años, lo que ha preocupado a los sectores del libro es que el crecimiento de las ventas estacionales, Navidad y Feria o Día del Libro, en el caso de Catalunya, no se acompañe de una recuperación de la actividad en las librerías durante el resto de meses.

La 75ª Feria ha estado activa 17 días, y su incremento de ventas ha sido, sin embargo, la cuarta subida consecutiva desde el comienzo de la crisis en 2008. Pero durante estos siete años de crisis las ventas anuales del sector editorial español ha caído un 40%, desde los 3.200 millones de euros a los 2.100 millones.

Las cifras de esta Feria "representan un optimismo moderado", según Teodoro Sacristán, director del evento madrileño. Ello teniendo en cuenta que la sensación del comportamiento del primer semestre de 2016 no es buena. Algunos libreros y editores se han quejado de las bajas ventas en mayo.

Sacristán pidió más implicación del Gobierno para el fomento y promoción de la lectura. “No basta”, según el director de la feria, “con decir las bondades de leer, si esto no está arropado por el Gobierno y las instituciones con un gran proyecto educacional. La lectura no es un hecho aislado”. El índice de lectura en España es del 60%. Se trata de personas que dicen leer, al menos, un libro año, 10% menos que la media europea, aunque quienes dicen hacerlo una vez por semana no llega al 30%, según el Observatorio de la Lectura y el Libro.

La única área de la industria editorial española que ha subido su facturación son las exportaciones. Uno de cada cinco euros del sector viene de fuera. Según los datos previstos de 2015, que se conocerán a finales de mes, las ventas han aumentado en torno a un 3%, la misma ratio de las exportaciones, que pasarán previsiblemente de los 541 millones de 2014 a unos 557 millones en el pasado curso.

La industria editorial española, la cuarta mayor del mundo, después de las de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, es la tercera en exportaciones, tras Reino Unido y EE UU. Los libros que más se exportan son los de ciencias sociales (16,5%), religión (15%), literatura (13,9%) e infantil y juvenil (13,6%).

Francia fue el país invitado en esta edición. 

Otros datos de la 75º Feria 

La 75ª edición de la Feria, que se inauguró el pasado día 27 de mayo, ha contado con 367 casetas y 479 expositores (26 organismos oficiales, 10 distribuidores, 63 libreros especializados, 56 libreros generales, 177 editores de Madrid y 147 editores de fuera de Madrid). Organizada por la Asociación de Empresarios del Comercio del Libro de Madrid (Gremio de Libreros), Asociación de Editores de Madrid y Federación de Asociaciones Nacionales de Distribuidores de Ediciones (FANDE), la Feria ha contado con el patrocinio del Ayuntamiento de Madrid, Comunidad de Madrid y Bankia.

 

“No importa cuánto inviertan algunos –tomamos prestadas las palabras que el joven editor Miguel Ángel Serna­ pronunció ante el Micro de la Feria– en tratar de convencernos de que los libros y la literatura han de ser cosas útiles: no son bienes de uso; no son herramientas cuyos fines se hallan fuera de sí mismas. Pertenecen a esa otra esquiva categoría de cosas extrañas que ni se comen ni se usan: on mirabilia, maravillas, y en la naturaleza de la maravilla está el escapar al agotamiento, porque pertenece al juego del sentido, a ese juego en el que nada se cierra nunca por completo, ese juego que consiste en una perenne apertura, una grieta por la que se cuelan y se escapan al mismo tiempo todos los sentidos posibles. Una grieta a la que podemos llamar lectura”.

 

Convivencia con la lengua y la cultura francesas

 

Este último domingo de Feria, Régis Debray presenta, en un diálogo con Alfonso Guerra, su libro Elogio de las fronteras. La conversación entre ambos destacados políticos clausura el programa de actividades desarrollado por Francia, país invitado de la Feria, durante la presente edición.

 

Amin Maalouf fue el encargado de inaugurar esta 75ª edición el pasado 27 de mayo. El escritor libanés de lengua francesa dedicó su intervención a describir la desorientación del hombre contemporáneo, instalado en un “mundo globalizado que llega sin libro de instrucciones”: “No vamos a ninguna parte, porque no sabemos a dónde ir. Es preciso repensar, reimaginar el mundo. Y la literatura es un vehículo extraordinario para adivinar el camino”. El acto estuvo organizado por la Embajada de Francia, Alianza Editorial, que este año celebra su 50 aniversario, y Feria del Libro de Madrid.

 

La sesión inaugural a cargo del autor de Un sillón que mira al Sena fue también el primero de los actos del programa desarrollado por el Institut Français y la Embajada de Francia. El amplio y ambicioso programa ha incluido una cincuentena de actividades alrededor de la literatura, el pensamiento, la ciencia y la trágica actualidad del conflicto sirio. Conferencias literarias como la Jean Canavaggio sobre Cervantes y la de Jean Noël Jeanneney alrededor de Víctor Hugo o las presentaciones de las novedades de los novelistas Marc Lévy, Maylis de Kerangal o Virginie Despentes han redondeado un programa armado sobre figuras de la talla del filósofo e historiador de la ciencia, Michel Serres (“Nuestras instituciones como nuestras políticas han sido creadas en un mundo que ya no existe. Por mi parte, quisiera convertirme en comadrona, ayudar a dar a luz un nuevo mundo”); el astrofísico Jean-Pierre Luminet (“Hoy los físicos teóricos tratamos de cambiar el paradigma: hacer compatible la física cuántica y la teoría de la relatividad para integrarlas en una teoría del todo”), o el arabista Jean-Pierre Filiu(“Los árabes han emprendido una lucha de liberación contra unos regímenes dictatoriales que se comportan como verdaderos ejércitos de ocupación”).

 

También relacionada con la actualidad, la exposición Caminos de exilio, situada en el Paseo de Venezuela y que podrá visitarse hasta el 31 de agosto. Reflejo de los acontecimientos en el Mediterráneo, esta muestra fotográfica, inédita, colectiva e itinerante, dedicada a aquellos que se han visto en la necesidad y la obligación de abandonar sus hogares, reúne obras de cinco fotógrafos de reconocimiento internacional: Manu Brabo, Sima Diab, Olivier Jobard, Pierre Marsaut y Giorgos Moutafis, quienes mantuvieron durante su presentación un diálogo con el periodista Juan Cruz.

 

Otro de los ejes ha estado centrado en la difusión del francés con actividades orientadas tanto a niños como a adultos. Actividades infantiles de introducción al idioma a través del juego y talleres de diferentes niveles y para distintas edades de lengua francesa. El Pabellón Infantil de la Feria se ha convertido, asimismo, en una gran biblioteca de autores e ilustradores franceses, tanto clásicos como contemporáneos.

 

Dirigidos a profesionales del libro se han celebrado los encuentros El libro en España y Francia. Una lectura del sector del libro en ambos países en el que se han analizado, entre otras cuestiones, las políticas del libro, las ayudas a la edición y la traducción y la situación del libro infantil y juvenil.

 

“Les saludo afectuosamente”

 

“El hecho de que haya una Feria del Libro, de que haya escritores, de que haya gente que persiste en sacar desde zonas muy frágiles, desde profundidades muy rotas, muy quebradas, muy arrasadas y que insiste, no obstante, en poner su dimensión del sueño y la pasión, del amor humano, de las emociones humanas, de los sentimientos humanos  está, en cierto sentido, sosteniendo lo que somos, nos está convirtiendo a los seres humanos en seres humanos”. Son las palabras del poeta chileno Raúl Zurita, quien habló ante el Micro de la Feria en una edición extraordinaria vespertina. “Me alegro de estar acá, me alegro de la gente que circula, me alegro de este parque, me alegro de la ciudad de Madrid. Les saludo afectuosamente”.

 

Estas han sido las voces que cada mediodía, a modo de ángelus laico del libro y la lectura, se han dirigido a través de la megafonía de la Feria a los visitantes de la 75ª edición: José Manuel Sánchez Ron, Javier Gomá, Manuel Longares, Javier Sierra, Miguel Ángel Serna, Ignacio Romero de Solís, Rosa Montero, María Santoyo, Carla Montero, Esther Madroñero, Jesús Marchamalo, Luis Ayhllón, Joan Tarrida, Marta Sanz y Andrés Trapiello, que clausura hoy domingo los micros de este año. 

 

Cervantes siempre

 

La coincidencia de esta 75ª edición de la Feria con la conmemoración del IV Centenario de la muerte del autor de El Quijote, ha hecho de la efeméride uno de los ejes centrales dentro y fuera del recinto de la Feria: una conferencia del hispanista Jean Canavaggio, la presentación de la obra poética de Cervantes a cargo de, entre otros, Luis Alberto de Cuenca, la proyección del documental sobre la búsqueda de los huesos realizado por Javier Balaguer, la obra teatral Cervantes en el Parnaso o la lectura continuada de textos cervantinos. 

 

Veteranos, noveles y novatos

 

En esta Feria, que aspira a aunar a novedad y tradición, y a la que cada año se incorporan nuevas librerías y editoriales, lectores y escritores se han dado cita de nuevo. Más de 4.500 firmas anunciadas a lo largo de los diecisiete días y una de excepción: la de Rafael Sánchez Ferlosio. El veterano escritor, Premio Cervantes 2004, acudía ayer sábado, por primera vez, a firmar ejemplares de su obra. Hoy mismo el también Premio Cervantes Jorge Edwards acudirá al encuentro con sus lectores. La 75ª edición ha recibido otras visitas tan ilustres como la del recentísimo Premio Velázquez Isidoro Valcárcel Medina.

 

Los poemas y la personalidad de Blas de Otero fueron recordados en una velada organizada por Feria del Libro de Madrid con motivo del centenario de su nacimiento: Si me muero, que no me mueran antes / de abriros el balcón de par en par.

 

De lector a lector y de la red al papel, los más jóvenes también encuentran su lugar en la Feria y en el panorama editorial. Como reconocimiento a su labor de difusión de la lectura que hacen los booktubers, Samsung, socio tecnológico de la Feria por cuarto año, entregó el Premio Lectores de Hoy a Esmeralda Verdú, Javier Ruescas y Sebastián G. Mouret, en representación del colectivo.

De interés

Artículos Relacionados