martes,7 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaLa banca, mejor preparada que en 2007 para una crisis de origen...
La promoción se regenera pero al 50%,sin un millón de plazas

La banca, mejor preparada que en 2007 para una crisis de origen inmobiliario tras la reconversión

Redacción
Los bancos están mejor preparados que en 2007 frente a una crisis con origen inmobiliario. La respuesta que darían tras sus reformas y las del sector promotor serán analizadas este martes 28 de noviembre a las 10 en el Colegio de Economistas de Madrid por 4 expertos. Días trás, el Foro de Economistas Inmobiliarios abogó por "una refundación o reformulación del sector para hacer frente a los nuevos desafíos", pues con la recuperación de los 3 últimos años, aún aporta la mitad al PIB que antes.

En esta convocatoria abierta a todos los interesados la actuación de los bancos frente a una crisis con origen inmobiliario, el nuevo entorno económico y su impacto sobre el mercado inmobiliario será expuesto este martes por Pascual Fernández, Decano Presidente del Colegio de Economistas. Los bancos tras la crisis inmobiliaria serán el objeto de análisis de Joaquín Maudos, Catedrático de la Universidad de Valencia y Director Adjunto del IVIE. Después, expondrá el rol del crédito y la nueva Ley de Reforma Hipotecaria José García Montalvo, Catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra. Por último, el impacto económico de las viviendas ocupadas lo describirá Carlos Cabrer, Director General del Instituto Cerdá.

 

Recordemos que en la jornada donde el Foro de Economistas Inmobiliarios abogó por “una refundación o reformulación del sector”, las principales conclusiones fueron que, pese tener ahora la mitad de capacidad instalada y aportar al PIB apenas un 6% frente al 12% de los mejores años anteriores a la crisis, el mercado inmobiliario español cuenta ahora con algunas mejoras. Así, fue descrito por los ponentes de este Foro, coordinado por Julián Salcedo, como más especializado y disciplinado, debido a las  mayores exigencias tecnológicas y de calidad actuales. Además, la  demanda de profesionalidad se mantiene y el sector busca una mayor sofisticación financiera. Por todo ello, el Foro creado en el Colegio de Economistas de Madrid vio razones suficientes para posicionar al sector inmobiliario hasta, al menos, el año 2030. Otras opiniones escuchadas en dicha jornada fueron:

 

Juan Velayos, consejero delegado de la cotizada Neinor Homes: Este sector va a vincularse muchísimo más a la tecnología en la toma de decisiones de cualquier etapa de la cadena de valores; desde la compra de suelo hasta la definición de los plazos y el producto". También veremos  una mayor optimización, primero de plazos y después de costes, capaz de explotar el conocimiento y la experiencia del cliente desde el punto de la virtualización del producto y la compra online. Su gran reto actual hay que “combinarlo con la necesidad inmediata de sacar promociones y meterlas en costes para conseguir venderlas".

 

 

Joaquín López-Chicheri, presidente y consejero delegado de la Socimi Vitruvio:"El cliente empieza a demandar nuevos servicios; hay un cambio demográfico y social y la economía colaborativa incide en la compra de vivienda".

 

Mikel Echavarren, presidente y CEO de la firma IREA pronosticó un mercado con dos tipos de empresas. "Las primeras se van a poder financiar contra su balance sin financiación hipotecaria necesariamente, sino de forma más parecida a las Socimi; van a poder aguantar más carteras de suelo porque tendrán un coste de capital menor, mientras que las pequeñas tendrán que jugar en el corto plazo y se dejarán margen en un mercado en el que el suelo va a tener una hiperinflación relevante".

 

Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de Asprima y la APCE describió un sector acompasado por las compañías cotizadas y una más que probable concentración de empresas. Pero dijo que “estamos abocados a tener situaciones de inestabilidad jurídica", por el sesgo ideológico que tienen las tramitaciones de las leyes del Suelo. No obstante, la  crisis también ha traído oportunidades de cambio: la digitalización y la industrialización de los procesos deben de ir de la mano, para desarrollar correctamente la cantidad de productos que es necesario producir.

 

Luis Martín de Ciria, editor del suplemento Su Vivienda de El Mundo: “La falta de transparencia característica de este sector dificulta una mayor proyección del mercado. "No puede ser que en un sector tan importante para la economía del país, los datos que maneja no sean totalmente fiables, sobre todo en lo que al precio medio de la vivienda cuando se termina una promoción se refiere", alertó este periodista. Desde que hemos salido de la crisis los precios del suelo han subido entre un 17 y un 20% de media en Madrid. A este problema del suelo, hay que sumar otro no menos importante: el difícil acceso de los jóvenes a la vivienda. Ocho millones de personas de entre 25 y 30 años todavía no se han emancipado y es prioritario dar soluciones habitacionales.

¿Hay demanda para 130.000 viviendas de obra nueva al año?, pregunta planteada también en el debate final.  El presidente de la APCE se mostró escéptico. Prevé que lleguemos a 85.000 visados a fines de 2017. Y aun así, "echando mano de los datos del INE, hay volumen suficiente para la creación de hogares hasta 2040", apostilló. Lo que no existe, apuntaron sus compañeros de mesa, es una capacidad productiva instalada para llegar a cubrir la demanda: hemos destruido un millón de trabajadores que se han reciclado en otros sectores.

Hacía otra ley de Crédito Inmobiliario

En relación con estos temas, el penúltimo Consejo de Ministros aprobó  el proyecto de ley de Crédito Inmobiliario, cuyo objetivo es reducir los gastos asociados a modificaciones en los contratos hipotecarios y reforzar su transparencia. La norma abarata, entre otras cosas, las comisiones de cancelación anticipada de los préstamos a tipo variable, hasta eliminarlas a partir de los cinco años de vigencia del contrato.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, explicó que la norma eleva la transparencia de las hipotecas, con el objetivo de evitar situaciones como las que se han producido en los últimos años, como las relacionadas con las cláusulas suelo.

La nueva norma establece, asimismo, que durante los siete días previos a la firma del contrato, el hipotecado deberá ser informado de su contenido y de la existencia de cláusulas potencialmente abusivas u opacas. También amplía el plazo para que se pueda iniciar la ejecución de un préstamo hipotecario, ya que deben haberse producido nueve impagos mensuales frente a los tres actuales, o equivalentes al 2% del capital concedido, durante la primera mitad de la vida del préstamo. Durante la segunda mitad, el porcentaje es del 4% o de 12 cuotas mensuales impagadas.

Esta aprobación ha coincidido con noticias como que el  precio de la vivienda aumentará un 8,6% en España en los próximos tres años, según Moody's, y Canalejas, el proyecto inmobiliario estrella de OHL en Madrid, estará listo en 2019.

De interés

Artículos Relacionados