sábado,16 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa Caixa investiga la costa vasca
Contaminación acústica

La Caixa investiga la costa vasca

ibercampus.es/EFE
La Obra Social de La Caixa financia un proyecto de investigación científica sobre la contaminación acústica del Cantábrico. La entidad respalda el programa Íbero, que estudiará la inicidencia de esta contaminación en los cetáceos del Golfo de Vizcaya.

El objetivo del programa, que cuenta para su ejecución con el velero científico "Íbero" e incorpora un camión con una muestra educativa, es "contribuir a la conservación de los ecosistemas marinos del litoral español a través de tres líneas de actuación: la educación medioambiental; el rescate y la recuperación de especies marinas en peligro de extinción, y la investigación sobre el estado de los ecosistemas marinos", según ha explicado Pedro Bartra, director del área de Negocio de la entidad bancaria en Guipúzcoa.

Cerca de 2.000 escolares pasarán por este lugar hasta el 5 de febrero -cuando el operativo se trasladará a Getxo (Vizcaya)- para escuchar las explicaciones y consejos de los investigadores y colaboradores de la Sociedad para el Estudio y la Conservación de la Fauna Marina (Ambar), quienes darán a conocer los resultados obtenidos en un estudio similar efectuado en el litoral mediterráneo.

El coordinador científico del programa, José María Alonso, ha destacado la importancia de realizar un estudio de la contaminación acústica, "ya que ésta puede ser muy negativa para las actividades vitales de los cetáceos".

"Intuimos que es una amenaza muy importante, y con este programa obtendremos datos reales de esos riesgos. Además, podremos focalizar en qué especies es más importante, el estado de sus poblaciones, sus hábitats y las amenazas que estas sufren en su entorno", ha agregado.

Uno de los aspectos más destacados de este estudio es la simulación informática que efectúan tras el estudio de los cetáceos y la acústica de sus hábitats.

En esta aplicación generada por ordenador se muestran gráficos comparativos entre las especies y diferentes tipos de embarcaciones, así como una representación a escala del halo de contaminación acústica contrastada directamente con la comunicación de los individuos de cada especie.

Esto demuestra que, por ejemplo, ante el paso de un mercante, la comunicación auditiva entre la fauna marina no se pueda oír.

En el Golfo de Vizcaya están registradas entre 23 y 24 especies diferentes de cetáceos entre las permanentes y las temporales, de las cuales una de las más características, pero menos estudiadas, es la de los zifios o ballenas picudas, de las que se han registrado poblaciones importantes en la zona francesa de Capbreton.

El presidente de Ambar, Pablo Cermeño, ha destacado que "se trata de una especie que puede alcanzar los 9 metros de longitud, de la familia de los delfines, y cuyos machos cambian de coloración y cuentan con dos dientes, que utilizan para definir territorios y pelear por las hembras".

"Hasta ahora ha habido muy pocos avistamientos de esta especie, y casi todo lo que sabemos de ella es a través del estudio de individuos varados, pero sabemos que es una de las más sensibles a la contaminación acústica, ya que su comunicación es de frecuencia baja y casi abisal", ha concluido Cermeño.

De interés

Artículos Relacionados