jueves,7 julio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónLibrosLa casta. Quiénes son y cómo actúan
Rafa Burgos / Ed El Viejo Topo / 140 páginas

La casta. Quiénes son y cómo actúan

Redacción
Esta nueva incursión en las corruptelas políticas, económicas y financieras del periodista y guía turístico Rafa Burgos es otra aproximación al estudio del poder económico y político en España. Sale tras su "Crema catalana" y la supera, porque pone el foco en toda España. También supera a otros enfoques previos a nivel autonómico en 2012 y político en 2010. Aunque el término perdió fuerza cuando Podemos accedió a parte de lo que criticaba, empieza a hacerse necesaria una completa guía multimedia

Este nuevo libro de Rafa Burgos tras su Cervantes en Barcelona. Guía de la ciudad vista por don Quijote (Marge Books) y sobre todo Crema Catalana. Amiguismo, corrupción y otras miserias (Icaria Editorial), con prólogo del juez Santiago Vidal, traza con maestría y amenidad y sencillez algunas de esas conexiones.

De ellas no se escapa aunque sea en notas a pié de página el actual ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñígo Méndez de Vigo, casado con Begoña Urquijo y Álvarez de Eulate, prima del Pedro Morenés que pasó del negocio de las armas y de las relaciones con los Botín al Ministerio de Defensa, y prima también de Borja Prado, hijo del Manuel de Prado y Colón de Carvajal cuyo nombre prolifera en este libro, entre otras razones porque segñun Mariano Guindal colocó en Iberia cuando era presidente al luego famoso Bin Laden. Y aunque sea también porque su hija  Beatriz Méndez de Vigo (número dos del Centro Nacional de Inteligencia o CNI) estuvo casada con el letrado de las Cortes José Luis Ruíz Navarro, casado con una hermana de Javier López Madrid, el "compi yogui" de la reina Leticia a su vez matrimoniado con una hija del exministro de Hacienda y hoy multimillonario de la construcción (OHL) y la energía Villar Mir, al que los manifestantes antifranquistas quitaban ante el Ministerio "Villar Mir, te tiés que ir"; se fué del Gobierno, que no de la política, pero se quedó en lo importante.

Esa importancia de los lazos de poder es presentada por Rafa Burgos sin entrar en análisis o aproximaciones teóricas en su apenas centenar de páginas, a través de una decena de ámbitos muy que muy entrelazados: terratenientes, Monarquia, Justicia, Banca, expresidentes (del Gobierno y de la Genelatat catalana), coleccionistas, puertas giratorias (una pena que no se extiendan por el Ibex y aparezcan resumidas a toda esa interesante prole de Abertis, quizá por imperativos de la amenidad), escuelas de negocios, franquismo, medios de comunicación y títulos nobiliarios. 

El repaso a las perlas de esa decena de ámbitos empieza por terratenientes como los Botín de los bancos Santander y Bankinter, los Albertos, Conde, y fincas como las de Samuel Flores o el duque de Westminster, por la que dice el autor han pasado entre otros políticos de actualidad Federico Trillo, Francisco Álvarez Cascos y Esperanza Aguirre.

Los ejemplos que aparecen en cada uno de esos ámbitos cumplen con las promesas de interés aparecidas en la contraportada: ¿En qué piensan cuando escuchan la palabra casta? ¿En connivencias políticas ¿Intereses económicos? ¿Élites financieras? Para dar respuesta a estas y otras preguntas les invitamos a hacer un viaje en el que visitaremos las instituciones y los centros de poder donde eso que llamamos casta se ha ido instalando hasta encontrar acomodo. Con la ayuda de un lenguaje ágil y un estilo próximo a la crónica periodística nos adentramos en unas zonas sombrías donde la luz aún no ha hecho acto de presencia. Le ponemos nombre y apellidos a quienes mueven los hilos en los sectores estratégicos del país: la banca (tomando como referencia al Banco de Santander), la Monarquía (y los negocios no siempre ejemplares de alguno de sus miembros), las escuelas de negocios (con especial atención a Esade), los medios de comunicación (donde El País hace las veces de metáfora de un modelo periodístico en crisis), el franquismo (cuya herencia sigue viva en los descendientes de las familias que salieron beneficiadas), ex presidentes de gobierno (con Felipe González y Jordi Pujol a la cabeza), la justicia (no son pocos los abogados que se han pasado al lado oscuro), las puertas giratorias (un buen ejemplo de ello, la concesionaria Abertis), el mundo del arte (siempre presente en los grandes casos de corrupción) o la aristocracia (cuyos títulos y propiedades ayudan a abrir, aún hoy, muchas puertas). 

Dicen algunos que falta profundizar en otros sectores económicos más allá de la banca, como por ejemplo las telecos y en general todas las multinacionales españolas o las extranjeras que operan en España. La  obra sí incluye esbozos de eso a través de los medios de comunicación, los bufetes o el papel de empresas como Telefónica e Indra. Pero ya La Casta de Rafa Burgos, una de las tres obras regaladas a sus amigos por los promotores de la revista Alternativas Económicas, es realmente "una sucesión de capítulos (o argumentarios) con los que hacerse una idea de quién manda en España y por qué es tan difícil cambiar unas estructuras donde la endogamia campa a sus anchas. Una casta que sigue parapetada tras las señales de "Prohibido el paso" y "reservado el derecho de admisión". Al menos, de momento".

Un resumen que, a la espera de esa necesaria guía práctica y completa que pase por todo el Ibex y más allá, supera ampliamente en interés a las dos oras previas publicadas en España sobre la casta autonómicas y la política tambien de España:  

La Casta Autonómica, 2012. ¿Qué es más barato? ¿Una ambulancia que recorra sesenta kilómetros o una que se traslade a trescientos? ¿Sabe en qué pueblo salió elegido un concejal de Medio Ambiente condenado por pirómano? ¿Puede liarse un policía autonómico a mamporros contra un policía nacional por inspeccionar una pollería? ¿Es verdad que las abejas son diferentes en cada autonomía? ¿Se puede hablar de un trasvase sin mencionar la palabra trasvase? ¿Puede un pueblo parar un gran plan energético? ¿Cuál es el cargo en la administración con la carrera más fulgurante y el peor expediente académico? ¿Cómo se suspende en Valencia un examen de sobresaliente? ¿Quién ha pagado un aeropuerto que sólo sirve para que los vecinos del pueblo entren a pillar el wi-fi? ¿Qué comunidad compró un tren sin tener hechas las vías? ¿Cuál adquirió tantas mascarillas y guantes como para soportar la tercera guerra mundial? Consuma este libro con moderación porque le garantizamos que es el paseo más surrealista a través de nuestra administración autonómica y local. Pese a que su ironía le haga sonreír, es un dibujo riguroso de este país pintado con hechos reales. Bienvenido a la realidad de nuestra casta autonómica, el lugar donde se tienen más o menos derechos dependiendo de donde se haya nacido. Al finalizar su lectura, lo único que le quedará por preguntarse será: ¿y yo estoy dentro de este invento?

El increible chollo de ser político en España, 2010 Qué futuro tiene un país como España donde las casi 80.000 personas que forman la clase política están envueltas en un velo informativo sobre el despilfarro de sus privilegios? 

¿Un país donde la casta política lava los trapos sucios en casa para ocultar abusos, privilegios y corruptelas? 

¿Un país cuya legislación carece de una normativa específica para regular los regalos de empresarios a políticos? 

¿Un país que permite que los políticos de todos los niveles disfruten de cierta libertad para disponer de dinero público? 

¿Un país que ha convertido el Parlamento Europeo en el cajón de sastre para exiliados de la política, enchufados y parientes que utilizan el padrinazgo de los partidos para dar el salto a la política de mejor nivel y a un mejor sueldo? 

Si quiere saber cómo se mantiene la Casta española y disfruta de los privilegios del poder, sumérjase en las páginas de este libro. Tras su lectura, su visión sobre la política de nuestro país será distinta.

 

De interés

Artículos Relacionados