miércoles,18 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLa Ciencia, egoísta y discriminatoria
Llena de prejuicios

La Ciencia, egoísta y discriminatoria

EP
La ciencia suele ser egoísta y además, existe discriminación en las citas de los artículos científicos que publican los investigadores para dar a conocer sus resultados, según se demuestra en un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) hecho público esta semana.

El trabajo, que ha sido publicado en el ´Journal of the American Society for Informacion Science and Technology´, todavía no resuelve la cuestión de por qué algunos científicos eligen unas determinadas citas y no otras, para incluir como referencias en sus escritos científicos.

Según explica, las citas en la ciencia son importantes como mecanismo para seguir su evolución y porque son empleadas como indicador de la relevancia de los científicos e instituciones: cuanto mayor es el número de citas a un artículo, mayor es el reconocimiento.

En este sentido, esta medida de éxito implica mayores fuentes de financiación, reconocimiento, salarios, entre otros muchos aspectos. Según Camacho Miñano y Núñez Nickel, autores del trabajo, el problema surge cuando los autores, en lugar de elegir sus citas altruistamente ateniéndose a las fuentes originarias que les facilitaron las ideas sobre las que construyeron su razonamiento, citan en función de intereses espurios tratando de aumentar la probabilidad de publicar con éxito en las revistas.

«De esta manera, surgen los prejuicios y lo que es peor las discriminaciones de los científicos a los que no se cita», explica el catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la UC3M, Manuel Núñez Nickel.

Estas discriminaciones se pueden resumir en tres aspectos fundamentales: características personales del autor, como el género, la raza, la procedencia del doctorado o la afiliación actual; las características del artículo, cuál es la metodología empleada, el número de hojas o si se trata de una recopilación bibliográfica;y , por último, el tipo o las características de la revista, ya que se tiende a citar artículos publicados en las revistas con mayor índice de impacto.

Una posible solución

No obstante, los investigadores apuntan una solución parcial al problema: que el editor de las revistas dé unas pautas de comportamiento claras a los revisores, para que en el momento que sean conscientes de que existe cualquier tipo de discriminación, lo erradiquen de raíz.

«A nivel particular, esto es sumamente difícil, puesto que un editor suele estar especializado solamente en una de las corrientes de su rama científica, no en todas. Pero hoy día, con el nivel de conocimiento del que se dispone, si los editores facilitasen las señales correctas, penalizando a revisores que ´aconsejan´ ciertas citas, o auto imponiéndose cierta disciplina de revista, se avanzaría bastante en el camino correcto», explica.

De interés

Artículos Relacionados