miércoles,1 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa compra del chalet de Iglesias y Montero polariza a Podemos y...
Críticas externas e internas pese a la consulta a las bases

La compra del chalet de Iglesias y Montero polariza a Podemos y compite en actualidad con Cataluña

Redacción
La compra del chalet de 615.000 euros por Pablo Iglesias e Irene Montero polarizó este fin de semana el debate en Podemos y atrajo tanto o más la atención de la prensa que la formación de gobierno indepedentista en Cataluña.Tras convertirse el tema en polémica o escándalo y anunciar ambos dirigentes una consulta a las bases, han seguido las críticas, pese a que suman ingresos mensuales de 10.000 euros, los dos son hijos únicos y les sale una hipoteca de 800 euros, alquiler que paga mucho jóven.

El asunto se ha convertido en debate nacional, resumía este domingo LA VANGUARDIA. No hay quien no se haya pronunciado al respecto desde el mismo momento en que la pareja que lleva las riendas de Podemos en el Congreso anunció que había comprado una nueva casa. La oposición, un sector del propio partido e, incluso, el propio Gobierno central, han comentado la compra del chalet, valorado en más de 600.000 euros y por el que el secretario general y la portavoz en el Congreso de la formación morada han firmado una hipoteca de 540.000 euros a 30 años. Los mayores chascarrillos han llegado en las redes sociales. Tanto es así que en Facebook un usuario ha abierto una página para organizar una barbacoa en el chalet de Iglesias y Montero. La broma se ha ido extendiendo hasta el punto que este domingo al mediodía más de 25.000 personas habían confirmado su asistencia y cerca de 40.000 se habían interesado por el jocoso evento.

La última en ser preguntada al respecto ha sido la alcaldesa de Barcelona, Ada Cola, Quien dijo a La Sexta Noche, que la consulta a la militancia sobre su continuidad en el partido le parece "desmesurada". Sin embargo, al mismo tiempo, ha destacado que es un "gesto generoso y valiente".

Más contundente se ha mostrado Isidro López, diputado de la formación en la Asamblea de Madrid, a través de su cuenta de Twitter que ha acusado a Iglesias y Montero de "dinamitar Podemos como organización" con la consulta sobre su vivienda, puesto que considera que se está reduciendo a "un aparato de legitimación de los caprichos de sus líderes". "Holocausto plebiscitario" ha sido la definición con la que ha culminado. Este diputado de la vertiente Anticapitalistas, en línea con lo dicho el viernes por el alcalde consorte de Cadiz, puntualizó  horas después que la compra del chalé "no es moralmente reprobable sino políticamente torpe", aunque se ha mantenido firme en su postura con respecto al plebiscito: "Utilizar los mecanismos internos de Podemos para legitimarla políticamente es un desvarío muy destructivo".

También su compañero en la Asamblea de Madrid, Pablo Padilla se mostró crítico con el secretario general y la portavoz en el Congreso. "Reconocer los errores, asumir los defectos, encajar las críticas, estar dispuesto a cambiar de opinión, escuchar, rodearte de gente que no sólo te dice lo que quieres oír y no huir hacia adelante", ha asegurado a través de su cuenta de Twitter.

A las críticas se han sumado incluso ex integrantes de la formación morada como Marcos Martínez Roma, ex miembro del Consejo Ciudadano Estatal, que ha insistido en que es "una indecencia ética" cargar sobre la militancia "las consecuencias de sus actos".

En similares términos se ha expresado Germán Cano, también antiguo miembro del Consejo Ciudadano Estatal, que considera que "esta huida hacia adelante revela que no hay nadie al volante". Además, ha continuado, "hay que juzgar bien, no cerrar filas por cerrar filas".

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz de la formación en el Congreso, Irene Montero, comparecieron en la tarde del sábado ante los medios de comunicación para anunciar que la semana entrante someterán a consulta de las bases del partido si deben permanecer o no en sus cargos, después de la polémica suscitada por la compra de un chalet en la sierra de Madrid valorado en más de 600.000 euros. Según aseguró Iglesias, si la respuesta es negativa, abandonarán inmediatamente sus cargos y también el acta que les acredita como diputados. Ambos defendieron que están actuando de forma "coherente y responsable" con su labor política y el código ético de Podemos, pero si alguien cree que no es así, "es la gente de Podemos, los inscritos y las inscritas, quienes nos colocaron en estas responsabilidades, los que deben valorarlo". "Cuando se cuestiona la credibilidad de uno, hay que dar la cara", afirmó el líder de Podemos.

Irene Montero, por su parte, explicó que publicaron todos los detalles de la compra y la hipoteca de su chalet "por su compromiso con la transparencia". Y que por ello, denunció, se han visto sometidos a la pérdida de su derecho a la intimidad. "No deseamos a nadie que viva una situación como esta. Pero cuando decidimos meternos en política, sabíamos a lo que nos enfrentábamos y que con nosotros no funcionan las cosas que funcionan con otros cargos. Con nosotros no hay límites", señaló.

La dirección de Podemos envió el sábado  una carta a sus bases denunciando la persecución mediática a la que, a su juicio, se ha sometido a Iglesias y Montero. La misiva sostiene que el hecho de que dos diputados tengan una hipoteca de "270.000 euros cada uno solo es noticia porque son de Podemos. Entonces todo vale. A ningún cargo público se le hace esto, porque es acoso a sus vidas privadas".

Críticas externas e internas de incoherencia 

La compra, anunciada por ellos mismos en las redes sociales,  provoco malestar en la formación política, según reflejaron inmediatamente hasta los diarios considerados más serios, que dedicaron artículos de información o análisis hasta de la entrevista dad que concede la hipoteca, la Caja de Ingenieros..

El alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, indicó en un comunicado que "el código ético de Podemos no es una formalidad, es el compromiso de vivir como la gente corriente para poder representarla en las instituciones y supone renunciar a privilegios como el exceso de sueldo". "No quiero dejar de vivir y criar a mis hijos en un piso de currante en El Barrio de La Viña", añade, y recuerda que "el objetivo de Podemos es no parecernos a la casta, no ser como ellos", en lo que los diarios interpretan como una crítica a la actitud de Iglesias y Montero.

También hubo críticas desde otros partidos. El líder del PSOE, Pedro Sánchez, instó a los votantes de Podemos a "tomar nota" y valorar si Iglesias es "coherente". Desde el PP, Fernando Martínez-Maillo criticó la "farsa" de Podemos y su "incoherencia". Para el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, este caso define al populismo: "decir una cosa para los demás y hacer otra".

"Estupor en Podemos por el chalé: "No vinimos a ser como la casta", titula en portada EL MUNDO, que señala que "crece la alarma" y las "críticas internas" en el partido por el daño que supone la nueva vivienda de sus líderes. ABC subraya: "Las bases critican la incoherencia de Iglesias y cuestionan su liderazgo". Según EL PERIÓDICO, "Podemos tiembla por la crisis del chalet" y calcula una "sangría electoral" de entre 600.000 y 800.000 votos. LA VANGUARDIA titula: "El gran Gatsbyen Galapagar". LA RAZÓN destaca: "Kichi abre la veda" y "verbaliza el malestar en la formación morada".

Por su parte, EL PAÍS indica que Pablo Iglesias e Irene Montero están entre los 20 diputados más hipotecados. Según EL ECONOMISTA, "el chalé de lujo aúpa a Iglesias como el líder político con la mayor hipoteca".

  • El chantaje de Iglesias y Montero(Ruben Amón, EL PAÍS): La consulta a las bases encubre la "operación chaletazo" con una llamada a la idolatría
  • La casta de los descastados (Francisco Rosell EL MUNDO): La indignación fue cuna y puede ser tumba de quienes, como Pablo Iglesias e Irene  Montero, se valieron de ella para hacer un gran negocio político y una palanca para obtener rentas políticas.
  • El estuche de la vida (Màrius Carol LA VANGUARDIA): Iglesias y Moreno pueden vivir donde quieran. El problema es de coherencia, después de haber criticado a Montoro por haber adquirido un ático por una cantidad similar a la que ellos van a gastar ahora.
  • Irene y Pablo se mudan (Enric Hernández EL PERIÓDICO ): Los políticos solo deberían ser juzgados por sus medidas, promesas e incumplimientos. Pero cuando se ha manoseado el concepto de ejemplaridad por intereses electorales, la demagogia acaba pasando factura.
  • Una buena noticia, finalmente (J. María Carrascal ABC): Con la compra de su chalet, Iglesias y Montero han reconocido la propiedad privada, el mercado, la banca, las hipotecas, es decir, la médula del capitalismo con todas sus consecuencias
  • Blindar su hipoteca (Hughes ABC ): Con el referéndum sobre su chalet, Iglesias y Montero quieren hacer partícipes de su hipocresía a las bases de Podemos.
  • "Si queréis, nos vamos" (Antonio Martín Beaumont LA RAZÓN): El chalet de Iglesias y Montero ha roto los esquemas a los indignados que quedaron en la cuneta por la crisis.

 

 

De interés

Artículos Relacionados