miércoles,17 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónDebatesLa corrupción, centro de la campaña, ¿influirá en los resultados?
De momento, lo notan más los postelectorales en Andalucía

La corrupción, centro de la campaña, ¿influirá en los resultados?

Redacción
La campaña electoral está por ahora más centrada en la corrupción que en la recuperación que venden como propia Gobierno y PP. Pero a la vista de lo sucedido en Andalucía y de que las últimas encuestas mantienen mayoría de voto al PP en Madrid y Valencia la duda objeto de debate es si ello influirá en los resultados de las urnas. De momento hay daños postelectorales: ha bloqueado el gobierno andaluz, para cuya formación Susana Diaz tampoco este jueves tuvo los votos de Podemos y Ciudadanos.

A la vista de esta evolución, todos los partidos, incluido el PP, denuncian la corrupción en las filas de los otros.  En el caso de Andalucía, las denuncias contra los expresidentes Manuel Cháves y José Antonio Griñán erosionaron menos de lo que esperaban muchos el voto socialista. Si ello es una pauta extensible a los veredictos de las urnas el 24 de mayo, puede asegurarse ya que al menos las denuncias de corrupción estan afectando no solo a la formación del gobierno, sino a las decisiones del gobierno en funciones, que estan siendo judicializadas, por lo que el control sobre las decisiones ejecutivas pasa a otro ámbito menos libre de presunciones de corrupción: la judicatura, donde de momento los primeros afectados con expulsión de la carrera judicial han sido los jueces que investigaban los casos Gürtel y Blesa-Caixabank, dejados para después de las elecciones. 

En efecto, la presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ordenó ayer la paralización de la adjudicación de la mina de Aznalcóllar al consorcio formado por Minorbis y Grupo México, tras conocerse un auto judicial que investiga supuestas irregularidades en la concesión. La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Sevilla, Patricia Fernández, ha emitido un auto en el que reprocha a la Junta de Andalucía que concediera "sin el más mínimo rigor" la explotación de esta mina, diciendo que no se aprecia que la empresa ganadora "cumpliese las exigencias mínimas, ni siquiera, para superar la primera fase del concurso de adjudicación". La Junta de Andalucía defendió la "legalidad y transparencia" del concurso y aseguró que el procedimiento "se ha adecuado a la legislación estatal y autonómica".

Este asunto ha irrumpido en plena negociación de los partidos para la investidura de Díaz, quien en la tercera votación de hoy tampoco alcanzó por ello los votos necesarios. Incluso el líder del PP andaluz, Juanma Moreno, anunció la suspensión de las conversaciones previas con los socialistas, que así avanzaron menos con Podemos y Ciudadaos. Este último reclamó "explicaciones políticas para ver qué ha pasado y si tiene razón la juez en las afirmaciones que realiza". El secretario de Organización de IULV-CA, Toni Valero, recordó que su formación ya advirtió de que la adjudicación de la mina había sido "fraudulenta" y subrayó que fue "la primera decisión" del Gobierno andaluz después de "expulsar" a IU.

A nivel estatal, mientras las encuestas dan un freno en los deterioros de las intenciones para PP y PSOE, aparecen nuevas relevaciones sobre casos de corrupción y declaraciones contra esta, que han llevado a Ciudadanos a poner como condición para futuros pactos con el PP las elecciones primarias en este partido para evitar los nombramientos a dedo desde arriba. "Que no chantajeen el funcionamiento interno de otro partido", dijo Pablo Casado, portavoz de campaña del PP. "Que no vengan a dar lecciones quienes no han gestionado un euro en su vida", añadió. Pero Albert Rivera dejó claro ayer que el pacto anticorrupción que ha elaborado su partido, y que incluye en uno de sus puntos la convocatoria de primarias para elegir a los candidatos, va a ser condición "sine qua non" para cualquier acuerdo postelectoral.

Aznar ha entrado en la campaña y la Fundación que preside (FAES) alerta del "rumbo de colisión" de Ciudadanos con el PP. Según el análisis de Javier Zarzalejos, secretario general de FAES, votantes del PP pueden estar tentados a pasarse a Ciudadanos al entender que el acuerdo entre ambas fuerzas está hecho, pero que en realidad el objetivo de la formación de Albert Rivera "no puede ser otro que el de acabar con ese PP que desde 1990 reúne a todo lo que está a la derecha de la izquierda". Para Zarzalejos, Ciudadanos "proyecta un mensaje poco sincero de amable antipolítica que hace pasar desapercibidas (…) sus aspiraciones de poder, que no están llamadas a coincidir con el PP".

Desde el PSOE, su secretario general, Pedro Sánchez, exigió ayer al líder del PP, Mariano Rajoy, y al expresidente del Gobierno José María Aznar que "limpien su casa" de casos de corrupción, antes de pedir que vuelvan los votantes de su partido. En un mitin en Jaén, Sánchez reivindicó la "ejemplaridad" del PSOE frente a la corrupción que afecta al PP y subrayó que votar a su partido "significa votar a los gobiernos de izquierda y poner fin a los gobiernos de la derecha". Asimismo, arremetió contra el líder de Podemos, Pablo Iglesias, por su disposición a pactar con el PP y con Bildu mientras opta por el "bloqueo" para impedir que Susana Díaz sea investida presidenta de Andalucía. "Curiosa forma de ser de izquierdas", reprochó Sánchez. El líder socialista pidió el voto con el objetivo de reeditar el "pacto entre las generaciones" para hacer posible "la España de las oportunidades".

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, realizó ayer duras críticas contra dirigentes del PP como Esperanza Aguirre, José María Aznar y el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. "No podemos permitir que vuelvan", enfatizó durante un mitin en Madrid en apoyo a Manuela Carmena, candidata de Ahora Madrid al Ayuntamiento de la capital. Iglesias tildó de "insensato" al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, por plantear que la regeneración tienen que conseguirla quienes nacieron después de la Constitución. "Que estupidez", dijo. El responsable de la Secretaría Política de Podemos, Íñigo Errejón, dijo en un acto de campaña en Santa Cruz de Tenerife que en España se ha roto un "pacto de confianza" entre los que mandan y la ciudadanía porque "han perdido el respeto" a los votantes. Y el exdirigente de Podemos Juan Carlos Monedero afirma, en una entrevista en EL PAÍS, que "la moderación puede desarmar" a esta formación, al tiempo que criticó a los "generales ambiciosos y mediocres" del partido que se han dejado tentar por los "cantos de sirena" para alcanzar el poder".

Desde IU y UPyD, Alberto Garzón dice que "el PP recupera sus tres males: corrupción, xenofobia y Aznar", y  Rosa Díez defiende que UPyD es necesario como "una especie de Robin Hood moderno". 

La prensa, además de editorializar sobre el asunto, introduce nuevos elementos. ABC destaca que "Ciudadanos rechaza las donaciones pero admite que cobró de empresas", según confirmó el propio Albert Rivera en una entrevista a la revista Dirigentes. EL PAÍS, que el Tribunal de Cuentas remodela el área con más casos de enchufismo. Y en días previos EL PAIS presentaba nuevas relevaciones sobre las irregularidades en empresa creada por los últimos gobiernos del PP MadridNetwork , mientras LA RAZON  denunciaba 

De interés

Artículos Relacionados