sábado,21 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOrganizacionesInclusión socialInmediato Plan de Acción 2022-2024 en Salud Mental y COVID-19 tras agravarse...
Sólo tendrá de presupuesto 100 millones, como la Estrategia de Salud Mental para el periodo 2021-2026

Inmediato Plan de Acción 2022-2024 en Salud Mental y COVID-19 tras agravarse su falta en infancia, juventud y los más vulnerables

El Gobierno de España va a poner en marcha un" Plan de Acción 2022-2024 Salud Mental y COVID-19" para abordar los problemas de salud mental, silenciados durante mucho tiempo, y acentuados durante la crisis sanitaria de la COVID-19, tras actualizare en diciembre pasado la Estrategia de Salud Mental para el periodo 2021-2026, incluyendo una línea de acción específica dirigida a mejorar la Salud Mental de los niños, las niñas y los adolescentes. Lo anunció este martes la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la Conferencia Ministerial sobre Salud Mental en Jóvenes Vulnerables, celebrada en el marco de la Presidencia francesa del Consejo de la Unión Europea.

Sin embargo, el nuevo Plan de Acción para el periodo 2022-2024 sólo contará con una financiación de 100 millones de euros, justo la misma que la anunciada el pasado 3 de diciembre al aprobarse la Estrategia de Salud Mental para el periodo 2021-2026, cuyo texto integro no aparece aun en ninguna página oficial.  Ese presupuesto apenas equivale a poco más de 5, 2 millones de euros de media por cada comunidad y ciudad autónoma.

De ahí que su escasa ambición de esa Estrategia fuera criticada entonces por sociedades científicas como la Sociedad Española de Psiquiatría, la Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes, y la Sociedad Española de Patología Dual, mientras que la Confederación Salud Mental Española la defendió como un marco sobre el que avanzar pues al menos se ha actualizado tras 12 años. Escasa ambición a pesar de que la Organización Mundial de la Salud ha advertido que en 2030 los problemas de salud mental serán la primera causa de discapacidad en el mundo, afectado a una de cada 4 personas.

Según la ministra Darias, el Plan de Acción para el periodo 2022-2024 contará con medidas específicas dirigidas a cumplir los objetivos de esta la Estrategia y con una atención especial al suicidio.

Por ello, entre las medidas del Plan de Acción, ha destacado la puesta en marcha del servicio telefónico 024; una línea de atención «confidencial y gratuita» disponible las 24 horas del día, para personas con conducta suicida y sus familiares. «Contar con la posibilidad de ser escuchado o escuchada puede marcar la diferencia», explicó la ministra de Sanidad.

Hasta el 9 de octubre de 2021, casi dos meses antes de aprobarse la Estrategia el Gobierno no presentó el anterior Plan de Acción 2021-2024 Salud Mental y COVID-19 para atender al impacto provocado por la pandemia. Entonces el presidente Pedro Sánchez desgranó algunos datos sobre la salud mental en nuestro país:

Que el 10,8% de la población española haya consumido tranquilizantes, relajantes o pastillas para dormir y el 4,5% haya tomado antidepresivos o estimulantes en las últimos días dice mucho del estado de salud de nuestra sociedad y de sus problemas estructurales.

Tenemos que analizarlos y hacerles frente con toda la responsabilidad y el poder que tiene el Estado, y también con el apoyo de las sociedades científicas. Nuestra responsabilidad es actuar.

Pasar del debate a la acción

El presidente explicó que «hemos pasado del silencio al debate, y del debate tenemos que pasar a la acción». «Debemos dar respuesta inmediata a quienes tienen problemas de salud mental. Pero también debemos abrir un debate social sobre las causas profundas y prolongadas que están en el origen de los trastornos de salud mental».
Por todo ello, el jefe del Ejecutivo ha señalado la salud mental como «una prioridad para este Gobierno» y ha afirmado que «solo mediante la concienciación social y el compromiso sanitario y político podemos afrontar este gran reto que tenemos por delante».
Por su parte, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha puesto el foco en el impacto de la pandemia en la salud mental. «Son múltiples los estudios que apuntan a que dichas consecuencias han sido importantes y que nos acompañarán en los próximos años».
Darias ha señalado que los pacientes COVID y sus familiares, las mujeres, los niños, la población con menos recursos o el personal sanitario han sido los grupos cuya salud mental ha sufrido los golpes más duros. «Detrás de estos datos hay personas que sufren la enfermedad y el estigma, porque hablamos con normalidad de cualquier enfermedad de nuestro cuerpo, pero no lo hacemos así, con esa normalidad».
«Tenemos que actualizar todas nuestras herramientas para poder responder desde un enfoque transversal y de salud pública a los desafíos presentes y futuros», ha explicado. «Nuestro objetivo es intensificar el esfuerzo para que se cumpla el lema elegido por la Organización Mundial de la Salud para este 10 de octubre: Atención de salud mental para todos. Hagámosla realidad. Este es nuestro compromiso y nuestra determinación para alcanzar una vida plena y saludable».
El presidente del Gobierno ha destacado también la importancia de los determinantes socioeconómicos en la salud mental. «Las condiciones de vida, la precariedad laboral y la incertidumbre hacia el futuro aumentan el riesgo de padecer ansiedad, angustia, depresión o trastornos más graves». Tal y como ha explicado, los jóvenes, las personas mayores, las mujeres y las personas con discapacidad son los grupos de población que han visto más afectada su salud en este último año. «El impacto de las crisis en los colectivos más vulnerables siempre es más fuerte. Las brechas se agravan».

100 millones de euros para abordar el impacto del COVID-19

El Plan de Acción 2021-2024 Salud Mental y COVID-19, viene a complementar la Estrategia de Salud Mental aprobada en el año 2006. Desde 2019, el Gobierno impulsa su renovación, con la participación de expertos y de personas con enfermedad mental. Se trata de «un documento estratégico pensado por y para profesionales y pacientes de Salud Mental. Una hoja de ruta que permite avanzar con pasos afianzados hacia la mejor salud mental, en su más amplio sentido», ha destacado el presidente.
Esta estrategia se verá ahora reforzada por el Plan de Acción 2021-2024 Salud Mental y COVID-19, que contará con una dotación económica de 100 millones de euros por parte del Gobierno de España y que se pone en marcha «atendiendo a la emergencia provocada por el impacto de la pandemia de COVID en Salud Mental y respondiendo al Dictamen de la Comisión de Reconstrucción». Sus acciones concretas «serán, como siempre, fruto del consenso del Comité Institucional y refrendadas por el Consejo Interterritorial», según ha explicado el presidente del Gobierno.
La mejora de la Atención a la Salud Mental en todos los niveles del Sistema Nacional de Salud -tanto en atención hospitalaria como primaria- es una de las principales medidas incluidas en el nuevo plan, junto al impulso a la Formación Sanitaria Especializada en salud mental, la sensibilización y la lucha contra la estigmatización, la prevención de las conductas adictivas, la promoción del bienestar emocional -poniendo el foco en la infancia, la adolescencia y otros grupos vulnerables como las mujeres o los mayores- y la mejora de la prevención, la detección y la atención de la conducta suicida.

Especialidad en psiquiatría infantil y adolescente. Prevención del suicidio

Durante el acto, Pedro Sánchez ha anunciado la incorporación de la especialidad de psiquiatría infantil y adolescente a la Formación Sanitaria Especializada. «Lo vamos a hacer sumando estas plazas a las ya ofertadas anteriormente», ha apuntado.
El jefe del Ejecutivo ha informado además de la puesta en marcha de un teléfono de información 24 horas, gratuito y confidencial, de atención profesional y apoyo ante la conducta suicida, con capacidad de derivación rápida a los servicios de emergencia correspondientes ante una situación de crisis.
Pedro Sánchez ha subrayado la importancia de «no estigmatizar los trastornos mentales como signo de debilidad de quienes los padecen. Visibilizarlos es un ejemplo de valentía y de coraje. Porque nadie está a salvo de ellos. Y porque una sociedad fuerte es la que está más cohesionada, la que no excluye, la que integra».

De interés

Artículos Relacionados