miércoles,26 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa CUP alega recortes y corrupción para negar mayoría absoluta a Mas...
Imputados Mas, Ortega y Rigau por el 9-N y citados el 15-O

La CUP alega recortes y corrupción para negar mayoría absoluta a Mas y al independentismo

Redacción
El TSJC imputó este martes a Mas, Ortega y Rigau por el 9-N y les citó a declarar el 15-O, horas después de que la CUP asegurara el lunes que sus votos no servirán para investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat, alegando los recortes, corrupción y privatizaciones, en línea con Podemos (CSP). Otras autonomías y prensa abogan por recuperar el diálogo y el consenso constitucional. Los diarios en sus informaciones apuntan tanto a un fracaso de Mas como del presidente Mariano Rajoy.

El TSJC ha decidido este martes citar a declarar el 15 de octubre como imputado al ´president´ Artur Mas a raíz de la querella presentada por la fiscalía por presunta desobediencia por la celebración del proceso participativo del 9-N del 2014. El alto tribunal catalán ha acordado también citar a declarar como imputadas a la exvicepresidenta del Govern Joana Ortega y a la ´consellera´ Irene Rigau el día 13 de octubre. Unos días antes de las elecciones del 27-S, Mas, Ortega y Rigau solicitaron al tribunal declarar antes de que lo hicieran los otros tres testigos del caso y así lo ha acordado ahora.

Horas antes, en rueda de prensa para valorar los resultados de las elecciones autonómicas celebradas el pasado domingo, el cabeza de lista de la CUP, Antonio Baños, reiteró que no apoyarán a Mas (y éste necesita sus 10 escaños para la mayoría absoluta y su investidura). "No somos fetichistas de Artur Mas", insistió la número dos de esta formación, Anna Gabriel, quien subrayó que quien lidere un eventual proceso secesionista debe ser alguien que "no tenga nada que ver con etapas anteriores, con los recortes, la corrupción y las privatizaciones" (los datos oficiales indica que Cataluña seguida por Madrid encabeza con un 20,1% las alzas de precios para las familias en educación desde el 2011, y similares subidas se han registrado en medicamentos y transporte público). El propio Baños reiteró, en una entrevista en Onda Cero, que Mas no sería la persona "adecuada" para presidir el nuevo Govern y apostó por una "figura de consenso", que podría proceder de la sociedad civil.

Baños también reconoció que los independentistas "no han ganado el plebiscito" que planteaban para estas elecciones, por lo que descartó por ahora una declaración unilateral de independencia. No obstante, indicó que, aunque no han ganado el plebiscito, sí hay "un voto independentista mayoritario". En estas circunstancias, añadió, se pueden hacer cosas "igual de rompedoras", como "poner en marcha un proceso de transformación constituyente", algo para lo que dijo que se podía contar con Catalunya Sí que es Pot.

La decisión de la CUP de no apoyar la investidura de Artur Mas es el aspecto más destacado por los diarios de los análisis de la jornada electoral realizados ayer por las distintas formaciones políticas. "Jaque a Mas", titula EL PERIÓDICO. Para EL MUNDO, "la CUP desmonta la hoja de ruta de Mas: ni presidencia ni ´procés´". De igual modo, ABC ve en su primera "la estrategia secesionista de Mas, por los suelos". LA VANGUARDIA dice que "la investidura de Mas topa con las exigencias de la CUP". Por su parte, EL PAÍS señala que "la CUP admite la derrota en el plebiscito y rechaza a Mas". Mientras, LA RAZÓN habla de "veto a Mas" y apunta que "la CUP apoyará a Romeva".

Resultados de las dos últimas elecciones autonómicas en Cataluña

Fuente: La Moncloa

Los presidentes autonómicos piden recobrar el diálogo

Los presidentes autonómicos coincidieron ayer, aunque con matices, en apostar por el diálogo para buscar una salida dialogada tras constatar el fracaso del secesionismo. La presidenta andaluza, Susana Díaz, advirtió ayer a Rajoy de que el tiempo que queda hasta las generales no es "de descuento" y le emplazó a que "abra el diálogo" con los presidentes autonómicos y con todos los partidos del arco parlamentario. Desde Extremadura, su presidente, Guillermo Fernández Vara, afirmó que los resultados del 27-S obligan a "dialogar", pues, a su juicio, "cuando una sociedad se divide en dos, toca hablar". El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, consideró que los resultados demuestran que "no está en riesgo la unidad de España". El presidente asturiano, Javier Fernández, apeló al "diálogo y el coraje", mientras que el valenciano, Ximo Puig, dijo que su comunidad puede "servir de puente" entre Cataluña y el resto de España.

La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, consideró "una buena noticia" que el desafío independentista "haya fracasado", y el presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, destacó que "una mayoría de los catalanes ha dicho que quieren seguir siendo españoles". El presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez, abogó por el "diálogo y el consenso" y destacó la "pluralidad" del nuevo Parlamento catalán.

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, reclamó "respuestas nuevas", así como "diálogo" y "talla política". Por su parte, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, entiende que Rajoy y Mas son los dos grandes "perjudicados" por el resultado electoral. Para el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, el pueblo catalán ha votado a favor del diálogo.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, reclamó ayer al Gobierno "un giro de 180 grados" en su manera de abordar "el problema territorial".

Por su parte, la patronal catalana Fomento del Trabajo, pidió "responsabilidad" a los grupos que constituirán el próximo Parlament, a los que instó a "establecer un diálogo" en el marco de "la legalidad vigente". La patronal que preside Joaquim Gay de Montellà reclamó "un Gobierno fuerte y estable" que dé prioridad a "la recuperación económica".

En el exterior, el Gobierno alemán, a través de su portavoz, Steffen Seibert, reclamó respeto a la legalidad. Por su parte, la Comisión Europea eludió comentar los resultados, que consideró es "un tema interno de España". El primer ministro francés, Manuel Valls, dijo que su país "necesita una España fuerte y unida". De igual modo, el Gobierno de EEUU reiteró su compromiso en mantener una relación con "una España fuerte y unificada".

Mas tiende la mano a la CUP 

Artur Mas resaltó ayer que entre los acuerdos que tiene Junts pel Sí, uno de ellos es que se le propondrá a él como candidato a la Presidencia de la Generalitat. "No hay nada más que añadir", afirmó en rueda de prensa desde el Born Centre Cultural junto con los miembros más destacados de la candidatura. Mas dijo que han sido unas elecciones plebiscitarias y que, por lo tanto, quien será el presidente ahora "no es lo trascendental", sino que lo importante es saber si hay una mayoría absoluta de diputados que quieren declarar la independencia. En este sentido, apeló a la responsabilidad de la CUP en el proceso soberanista.

El cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva, también avaló la candidatura de Mas, y añadió que a partir de este punto se negociará el resto. Por su parte, el líder de ERC, Oriol Junqueras, dijo que se quieren entender con todos aquellos que compartan el proceso independentista. "Cariño y simpatía para todos", concluyó.

Desde Convergència, su portavoz, Marta Pascal, reclamó "un plus de generosidad" para llegar a un acuerdo con la CUP y recalcó que "no ha cambiado" el compromiso de Junts pel Sí de presentar a Artur Mas como candidato a presidente de la Generalitat.

En cuanto al análisis electoral, Romeva prometió seguir adelante con el proceso independentista "con todas las consecuencias y sin ningún temor", porque, a su juicio, "el resultado es más legítimo que nunca" para ir en la dirección que se han planteado.

Artur Mas afirmó que tiene "todas las ganas" de dialogar con el Estado, pero señaló que nadie les ha llamado desde que finalizó el escrutinio de los comicios catalanes. Añadió que siempre que han ofrecido diálogo se han encontrado con "puertas y ventanas cerradas" y con un "muro granítico" que no quiere hablar de nada. La portavoz de CDC, Marta Pascal, lamentó que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "mire hacia otro lado" tras la victoria de Junts pel Sí y actúe como si no hubiera pasado nada.

Rajoy, dispuesto a dialogar solo desde la ley

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mostró ayer su disposición a hablar con el futuro Ejecutivo catalán pero insistió en que no lo hará sobre la unidad de España, la igualdad de sus ciudadanos o la soberanía nacional, porque, subrayó, no está dispuesto "a liquidar la ley". En una declaración en el Palacio de la Moncloa, resaltó que "los partidarios de la ruptura nunca tuvieron el respaldo de la ley" y que tras las elecciones del pasado domingo "tampoco tienen el apoyo de la mayoría de la sociedad catalana".

Rajoy instó al próximo Gobierno de la Generalitat a trabajar para "resolver los problemas reales" de los catalanes, a "cerrar la fractura" y a devolver a Cataluña a la "senda de la convivencia normalizada" y el respeto a la ley. El presidente del Gobierno añadió que en esta tarea encontrarán "toda la colaboración" del Ejecutivo central, con "lealtad y disposición al diálogo", pero "siempre dentro de la ley".

Posteriormente, Rajoy acudió al Comité Ejecutivo del PP para analizar los resultados de las elecciones catalanas, que consideró no son extrapolables a los próximos comicios generales. Al respecto, señaló que el rival de su partido en dichas elecciones será el PSOE y que Ciudadanos no tendrá tanto apoyo como ayer en Cataluña porque no se le ve como un partido de gobierno, sino para hacer oposición. En este sentido, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, afirmó en rueda de prensa que "de ninguna manera" los resultados de las elecciones catalanas son extrapolables a las generales, en las que el PP recibirá "el voto útil, eficaz y que garantiza la unidad de España". Cospedal insistió en que si no hay un Gobierno "fuerte" en España toda la recuperación "se puede echar por la borda".

EL PAÍS destaca en su titular de apertura que "Rajoy y Mas se enrocan en sus posturas tras el duelo electoral". Según este diario ambos dirigentes "optaron ayer por desoír las voces que les piden diálogo y flexibilidad". Por su parte, EL MUNDO resalta que "Rajoy vuelve a decirle al PP que no pasa nada".

Aznar, crítico: 5º aviso de los electores

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, consideró ayer, en un comunicado difundido por la Fundación FAES, que las elecciones catalanas han dejado al PP ante "el peor escenario posible" y que los resultados del pasado domingo suponen un toque de atención del electorado. "Ya va el quinto aviso y no se puede desoír", resaltó el expresidente. Aznar instó a emprender "un proceso muy profundo de reflexión para extraer todas las consecuencias", ya que, en su opinión, la posición del partido "está comprometida".

Ante estas manifestaciones, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, dijo que en el Comité Ejecutivo no se habían tratado e indició en que el presidente de honor del partido, como cualquier otro militante, tiene derecho a expresar su opinión. Reconoció que el PP no ha obtenido un buen resultado, aunque sí cree que ha conseguido movilizar al electorado y demostrar que Cataluña es una sociedad plural que mayoritariamente no desea la independencia.

Por su parte, el candidato del PPC, Xavier García Albiol, respondió a las críticas y señaló que el trabajo del partido "merece respeto" porque lo han llevado adelante "en unas condiciones muy complicadas, difíciles y con una incomprensión inmerecida". Admitió que deben revisar errores y buscar soluciones, pero consideró una perversión decir que el 27-S es la primera vuelta de las generales.

Sánchez, por un "gobierno transversal" encabezado por Iceta

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, abogó ayer por la formación en Cataluña de un "gobierno transversal", y "no de frentes", y aseguró que el líder del PSC, Miquel Iceta, es "el mejor candidato" para presidirlo a la vista del escenario que ha dejado las elecciones catalanas. Sánchez lanzó esta propuesta en la rueda de prensa ofrecida en la sede de Ferraz al término de la reunión de la Comisión Permanente de la Ejecutiva en la que se analizaron los resultados de los comicios del domingo.

Sánchez advirtió de la "enorme irresponsabilidad" que supondría dejar a Cataluña en manos de "una fuerza antisistema" como la CUP, que aboga por incumplir la ley y salir del euro y de la UE. Lo importante, sostuvo, es que "todos los partidos contribuyan a la gobernabilidad y la estabilidad".

Por su parte, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, rechazó que su partido facilite de alguna manera la investidura de Artur Mas, porque considera que tendría que abandonar su plan independentista. Consideró legítimo que Junts pel Sí busque el apoyo de la CUP, aunque lo ve un error. También descartó la propuesta del líder de Podemos, Pablo Iglesias, de formar un gobierno alternativo de izquierdas, porque entiende que es poco realista, ya que considera muy imporbable que ERC y la CUP renuncien a sus planteamientos independentistas.

Rivera: el bipartidismo "ha muerto"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, señaló ayer que los resultados del 27-S en Cataluña demuestran que el bipartidismo "ha muerto en las urnas" y que eso "vaticina" un cambio en la política española de cara a las próximas elecciones generales. Además, apuntó que las urnas en Cataluña han dado una "lección" a formaciones como Podemos por su "ambigüedad" con el tema de la independencia.

Por su parte, la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, pidió nuevas elecciones autonómicas, porque cree que los resultados del domingo han dejado un panorama de "bloqueo institucional" y, en caso de que no se convoquen, abogó por liderar la oposición al ser la fuerza del no más votada. En una entrevista en ABC, Arrimadas dice que el proceso separatista "ha fracasado" y que Mas debió dimitir "hace mucho tiempo".

Iglesias propone un pacto de izquierdas

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, vería con buenos ojos que Catalunya Sí que es Pot participara en la creación de una "mayoría progresita" junto a ERC, la CUP y PSC para formar un Gobierno sin Convergència. Además, Iglesias se comprometió a convocar un referéndum en Cataluña si gana las elecciones generales con una consulta clara e inequívoca que defina la relación jurídica que los catalanes quieren tener con España, y en el que defenderá el no a la independencia.

Reconoció que el resultado del 27-S ha sido decepcionante para su partido, y subrayó que la "cuestión catalana" requiere una responsabilidad democrática y altura de Estado, que no tiene, a su juicio, el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Espadaler defiende que Duran siga liderando Unió

El secretario general de Unió, Ramon Espadaler, confirmó ayer la intención de su partido de concurrir a las próximas elecciones generales y defendió que Josep Antoni Duran Lleida siga al frente de la formación y sea su candidato. Según Espadaler, Duran es "el más capacitado y en mejores condiciones" para pilotar el partido de cara a las generales, aunque añadió que la decisión se tomará el próximo 17 de octubre en el Consell Nacional de Unió.

Editoriales

La hora de clarificar. Hay que deslindar el mapa político y recuperar el consenso constitucional (EL PAÍS): "Cataluña se encuentra abocada desde el 27-S a la fragmentación, la inestabilidad y la ingobernabilidad. La tarea de demolición a la que se ha entregado Artur Mas alcanza ahora a su propia figura como timonel del proceso independentista". "Su doble deriva hacia el secesionismo y el izquierdismo (…) le incapacitan para ofrecerse como interlocutor de cualquier tipo de diálogo. Esta es una posición que tiene su contrafigura simétrica en Mariano Rajoy: el inmovilismo hecho presidente, frente al frenesí secesionista de Mas". "El problema de Cataluña es el problema de España, y su encauzamiento y resolución se sitúa en el centro de la agenda para las elecciones generales. Nada hubiera sido mejor que un adelanto electoral que cerrara el paso a la crisis a plazo organizada por Mas con su convocatoria seudoplebiscitaria". "Esta oportunidad se perdió por la terquedad del presidente en cumplir sus plazos electorales, como si eso fuese un éxito en sí mismo. Ahora hay que prepararse para estas elecciones, imprescindibles para aclarar el mapa político, y pedir que los partidos adelanten posiciones para revertir el actual proceso de ruptura catalana con España, en un proceso de diálogo y negociación, teniendo muy en cuenta que no es una independencia indeseable lo que hay que discutir, sino la recuperación -mediante un fuerte impulso reformista- del consenso constitucional".

Rivera sale catapultado y Mas queda muy tocado (EL MUNDO): El gran vencedor del 27-S fue Albert Rivera, que "se convierte no sólo en la segunda fuerza política sino además en la alternativa de poder al nacionalismo", y además "puede ser el partido que decida quien gobierna España". "La otra cara de la moneda era ayer el PP". Mariano Rajoy ofreció diálogo al nacionalismo catalán sobre la base del cumplimiento de la ley. "Aunque su intervención fue fría y breve, su posición es correcta". El interlocutor del Ejecutivo "ya no será probablemente Artur Mas, cuyo futuro político es más que dudoso", ya que aparte del descontento interno en su partido la CUP ya ha advertido de que no hay mayoría social para proclamar la independencia y no le van a apoyar en una eventual investidura. Otro de los dirigentes "golpeado" por los resultados fue Pablo Iglesias, que propuso una coalición de izquierdas para gobernar entre Podemos, la CUP, ERC y el PSC. "La iniciativa es ingeniosa pero inviable". "Nada será igual en Cataluña y en el resto de España tras estas importantes elecciones, de las cuales emerge Albert Rivera como un líder con gran futuro mientras Artur Mas queda tan tocado que todo indica que sus días están contados en política".

Hartazgo de una Cataluña en almoneda (ABC): El ´día después´ en Cataluña "quedó convertido ayer en un confuso mercado persa de ofertas y demandas cuya única conclusión realista es que el plebiscito virtual diseñado para justificar una declaración unilateral de independencia ha resultado fallido". "El problema sigue latente con Cataluña rota en dos tratando de buscar una fórmula para racionalizar una convivencia que el secesionismo ha viciado hasta el límite". "El ´día después´ exige normalidad porque cualquier sobreactuación del triunfo separatista, que no lo ha sido salvo en la conciencia de quienes han fracaso en el empeño, sólo puede dañar más a los catalanes". "Es la hora de la responsabilidad para una Convergència obligada a refundarse, para un Ciudadanos exultante y para el PSC y el PP en sus respectivas crisis, con el fin de que los causantes de este deterioro en la calidad democrática de Cataluña rectifiquen". "La prioridad es formar un Gobierno capaz de pasar la página de una obsesión identitaria que las urnas no han legitimado".

Tras el 27-S, realismo (LA VANGUARDIA): "El horizonte no está claro, tampoco para la hoja de ruta independentista. Y menos en vísperas de unas generales ante las que la geometría de la política catalana puede sufrir otros cambios. Se aprecian nuevos factores de incertidumbre". "Catalunya ha ido a estas elecciones tensionando su sistema político de un modo inédito. Los partidos y federaciones se han roto y remodelado para la ocasión, superponiendo al tradicional eje de pugna izquierda derecha el eje independentismo no independentismo, lo que nos ha abocado a una fase de difícil articulación". Se impone un ejercicio de realismo. Su primer paso consiste en reconocer la realidad, guste más o menos, ya sea más o menos propicia a la consecución de los objetivos políticos prefijados por las partes. No parece que todo fluya en esa dirección". "No hay tantas verdades como partidos. Hay una realidad que a todos atañe. He aquí un principio cuya aceptación es básica. Sin ella, es difícil progresar. Como lo es fuera del marco legal, sin diálogo ni voluntad de pacto".

Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera: La solución depende de ustedes(EL PERIÓDICO): "Los grandes partidos españoles se equivocarán si se aferran al fallido plebiscito o a las conjeturas sobre el futuro de Artur Mas para menospreciar el dato más relevante del 27-S: que dos listas con programas nítidamente independentistas cosecharon el favor de casi la mitad del electorado". "Es cierto que las hojas de ruta de Junts pel Sí y la CUP no ayudan al diálogo, pero el Estado debe pensar ante todo en los catalanes que anhelan mayoritariamente un cambio de estatus jurídico dentro de España". " Urge que, con altura de miras, se forje un pacto de Estado no ideado para complacer al independentismo, sino para garantizar la estabilidad de España y acomodar mejor a Catalunya". "Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera, convénzanse: la solución depende básicamente de ustedes".

Antisistemas cultivados por Convergència (LA RAZÓN ):  "Se abre un escenario todavía más inestable, pero -no nos engañemos- estaba anunciado desde que el líder de la extinta CiU decidió presentarse a las elecciones escondido en una coalición de poca fiabilidad política y sin ninguna afinidad en las políticas sociales y económicas. Que la elección del próximo gobierno de la Generalitat dependa de un partido asambleario es el resultado de la radicalización de un ´conflcito´ incubado con esmero por Mas".

La recuperación precisa puentes de acuerdo (CINCO DÍAS) : "Ni Madrid ni Barcelona, ni el Gobierno de Rajoy ni el que salga de las elecciones de ayer para Cataluña pueden entregarse a la negligente actitud de no hacer nada, puesto que en tal caso el problema engordará más y hará más difícil su inevitable solución". "En el aire está la continuidad de Artur Mas al frente de la Generalitat, consecuencia de lo ajustado de sus resultados. Sus socios y alrededores sabrán si le mantienen o le dejan caer; pero no es el mejor momento para que Convergència, protagonista de 30 años de estabilidad política en España, pierda el control del guion político en Cataluña a favor de los más radicales".

Otras valoraciones

Rotundo fracaso plebiscitario de Mas (EL ECONOMISTA. Suelto) "Su única opción coherente es dimitir".

Por un nuevo catalanismo (EL PAÍS. Francesc de Carreras) "Yo me apunto a un catalanismo que aproveche el bilingüismo natural que se respira en la sociedad, que intervenga en la política española para aumentar la prosperidad general y que defienda una Cataluña como comunidad autónoma solidaria con todos".

Artur Mas, imposible (EL PAÍS. Miguel Ángel Aguilar) "Que dimita cuanto antes y pueda formarse el nuevo Gobierno de la Generalitat".

El redentor (EL MUNDO. Arcadi Espada) Cataluña es "un lugar apreciablemente lleno de fanáticos cuya relación con la realidad es tan dudosa como la existencia del abstencionista que iba a redimir a los catalanes, en especial del mal que comienza por sí mismos".

Perdedores (EL MUNDO. Casimiro García-Abadillo) "Los grandes perjudicados de las elecciones del 27-S han sido Artur Mas y Mariano Rajoy".

El peor de los escenarios (EL MUNDO. Victoria Prego) "Cataluña está por decisión de los catalanes en manos de los independentistas y los antisistema".

En manos de Albert Rivera (ABC. Edurne Uriarte) "Me gustaría creer, como algunos, que el gran resultado de Ciudadanos es una excelente noticia para la unidad de España".

Zumo de naranja (ABC. Ignacio Camacho) "Al PP no le inquieta tanto su propio batacazo como la crecida de C´s, que perfila a Rivera como cerrajero de la Moncloa".

Los tiempos complicados (LA VANGUARDIA. Màrius Carol) "Los tiempos complicados están aquí y han venido para quedarse una buena temporada".

Avisos y señales en Madrid (LA VANGUARDIA. Enric Juliana) "El éxito catalán de Ciudadanos y el revolcón electoral del PP reverberan en toda España". "Aznar envía un duro y glacial mensaje de advertencia a Rajoy; Aguirre juega a la provocación visual".

Tres reacciones que causan inquietud (EL PERIÓDICO . Joan Tapia) "Las comparecencias de los tres tenores de Junts pel Sí solo transmiten terquedad y desconcierto".

De interés

Artículos Relacionados