viernes,3 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa declaración conjunta España-China "relanza la relación estratégica integral"
La prensa española coincide en pedir reciprocidad a China

La declaración conjunta España-China «relanza la relación estratégica integral»

Redacción
China y España prometieron reforzar su asociación estratégica integral en la nueva época, salvaguardar conjuntamente el multilateralismo basado en reglas y promover la cooperación en diversos ámbitos. En sus editoriales, los diarios impreoss españoles coinciden en que las relaciones comerciales entre ambos países son asimétricas y en pedir que China muestre reciprocidad.

Las relaciones bilaterales han recibido nuevas oportunidades de desarrollo en 2018, en que se conmemora el 45º aniversario de sus lazos diplomáticos, lo que ayudará a mantener la paz, estabilidad, desarrollo y prosperidad mundiales, según una declaración conjunta emitida hoy durante la visita de Estado del presidente chino, Xi Jinping, al país europeo.

Las dos partes coincidieron en que la iniciativa de la Franja y la Ruta es una importante solución para impulsar la cooperación mundial y en que aprovecharán plenamente el potencial de esta plataforma de conectividad y reforzarán los intercambios y la cooperación en mercados de terceras partes, según el documento.

También dieron la bienvenida a la cooperación entre China y la Unión Europea (UE) sobre conectividad y construcción de infraestructura y afirmaron su disposición a crear sinergias entre la iniciativa de la Franja y la Ruta y las estrategias de la UE relacionadas, lo que ofrece más oportunidades de negocios e inversión mutuamente beneficiosas a las empresas chinas y españolas.

La parte española reiteró que se apegará al principio de una sola China, según la declaración conjunta.

Las dos partes están dispuestas a fortalecer la cooperación mediante el diálogo bilateral en organizaciones internacionales, incluyendo la ONU, el G20, la Reunión Asia-Europa y la Organización Mundial del Comercio (OMC), en medio de los esfuerzos para promover el multilateralismo basado en el derecho internacional y las normas reconocidas universalmente que rigen las relaciones internacionales.

Las dos partes seguirán comprometidas a construir una economía mundial abierta, equilibrada e inclusiva conforme a las reglas de la OMC, según el texto.

Las dos partes reiteraron que se opondrán al proteccionismo y al unilateralismo, promoverán la apertura del mercado y eliminarán las barreras comerciales. También renovaron su apoyo al sistema comercial multilateral basado en reglas.

Los dos países prometieron seguir promoviendo el desarrollo de la asociación China-UE por la paz, el crecimiento, la reforma y la civilización.

En la declaración conjunta, China y España expresaron su disposición a profundizar y expandir las relaciones económicas y comerciales bilaterales.

Consideran necesario seguir adelante con las negociaciones del acuerdo de inversiones China-UE, en un intento por facilitar los intercambios de negocios y beneficiar a los dos pueblos.

También creen que disfrutan de un enorme potencial de cooperación económica, comercial y de inversiones tanto entre los dos países como en mercados de terceras partes.

Se comprometieron a impulsar la cooperación entre sus negocios en los países de América Latina, Africa y Asia.

Los dos países quieren incrementar el volumen de carga que transporte el tren de contenedores China Railway Express que conecta a Madrid, la capital de España, con la ciudad oriental china de Yiwu.

Las dos partes también prometieron reforzar la cooperación en innovación científica y tecnológica, educación, cultura, deportes y turismo.

China y España firmaron un total de 18 documentos de cooperación durante la visita de tres días de Xi, según la declaración conjunta.

Xi llegó el martes a Madrid para realizar la primera visita de Estado de un presidente chino a este país europeo en 13 años.

España es la primera escala del actual viaje de Xi por Europa y América Latina que también lo llevará a Argentina, Panamá y Portugal.

En Buenos Aires, Argentina, Xi también asistirá a la XIII cumbre del Grupo de los Veinte (G20).

Editoriales de los diarios impresos españoles

EL PAÍS titula: "España y China acuerdan 'luchar contra el proteccionismo y el unilateralismo'". EL MUNDO dice que "China halla en España un socio contra Trump". ABC subraya en páginas interiores: "El Rey defiende ante China un 'sistema de comercio abierto que beneficie a todos'". LA VANGUARDIA destaca: "Sánchez se alía con el gigante chino frente al proteccionismo de Trump". En una línea semejante, EL PERIÓDICO subraya: "España se alía con China contra la guerra comercial de Trump". LA RAZÓN incide en que "el Rey ensalza el 'compromiso con la unidad nacional' de China y España". EL ECONOMISTA apunta que "Xi se gana el apoyo de Sánchez contra el proteccionismo de Trump". Algunos editoriales de la oprensa dicen en resumen:

Hablar con China (EL PAÍS): La visita de Estado a España del presidente chino Xi Jinping resulta relevante porque sin Pekín es difícil avanzar en cuestiones como el cambio climático o la defensa del libre comercio frente a embestidas arancelarias. "Y por eso es importante que el Gobierno español explore las numerosas posibilidades de establecer acuerdos, que no solo se reducen al ámbito comercial". Las relaciones entre China y España tienen grandes posibilidades de crecer en distintos sectores. China "no es solo un mercado inmenso en el que colocar productos, sino que ofrece amplias posibilidades de inversión". La llegada de turistas chinos a España es también "manifiestamente mejorable". El Ejecutivo español es consciente de que su relevancia ante China "va más allá de las relaciones bilaterales en la medida en que Pekín considera que Madrid es un factor muy importante como puerta de entrada en América Latina y, sobre todo, en la Unión Europea". Con la salida de Reino Unido y la deriva de Italia, España ha cobrado un interés renovado para China. El principal problema que plantean las relaciones necesariamente asimétricas con China es el de los derechos humanos. En este terreno, la UE no ha logrado presentarse unida. "España no firmó la semana pasada una carta suscrita por 15 embajadas que reclamaba información sobre estos abusos. Con una política coordinada, España y la UE saldrán ganando y, sobre todo, podrían decir lo que en solitario se callan".

España y China, una relación asimétrica (LA VANGUARDIA): La asimetría entre China y España es quizás la principal característica de su relación bilateral. El déficit de la balanza comercial supera el 75%; España no está en igualdad de condiciones con el gigante asiático. "A la hora de jugar sus cartas el deseo de no incomodar a China es un factor destacado". España "se ha resistido a apoyar oficialmente la Nueva Ruta de la Seda, en la que España, dada su posición geoestratégica, "es un enclave codiciado". Nuestro país "no descarta algún apoyo puntual a la Nueva Ruta, pero su posición no puede ser distinta a la de Bruselas". En cambio. España ha adoptado siempre "una actitud cautelosa en asuntos relacionados con la represión de las minorías nacionales bajo la influencia de China", gesto apreciado por los mandatarios chinos.

Xi Jinping, recibido en Madrid con los máximos honores (EL PERIÓDICO): El presidente chino "ha sido recibido en Madrid con los máximos honores", obviando la situación de los derechos humanos y las libertades en el país, como simboliza el "esperpéntico episodio del Winnie the Pooh de la Puerta del Sol de Madrid". La otra cara del viaje presidencial es "la negativa del Gobierno de España a sumarse a la nueva Ruta de la Seda", el colosal plan de infraestructuras ferroviarias y marítimas con el que Pekín aspira a conectarse con las demás economías del mundo y al que se han sumado 90 países, en línea de naciones como Francia y Alemania por considerar que esta nueva ruta es parte de una política exterior agresiva con la que China pretende ampliar su influencia geoestratégica.

China debe mostrar reciprocidad (EL ECONOMISTA): Pekín gana en España "un nuevo aliado en la guerra comercial que le enfrenta a EEUU en un momento muy significativo", a punto de empezar una cumbre del G-20 en la que el enfrentamiento entre ambos países tendrá un "rol crucial". España "adopta una estrategia adecuada al mostrarse como un aliado comercial fiable de China". En su encuentro con Sánchez, Xi "se comprometió a eliminar" las barreras arancelarias y a la exportación extranjera, "pero falta por concretarse en qué medida lo llevará a cabo". China debe mostrarse ambiciosa y "mostrar reciprocidad en sus exigencias a EEUU de acabar con los aranceles".

De interés

Artículos Relacionados