sábado,23 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa deuda catalana, al nivel de basura para Fitch
Riesgo de extender los impagos de farmacias a educación

La deuda catalana, al nivel de basura para Fitch

Redacción
La agencia de calificación crediticia Fitch ha rebajado en dos escalones el rating de Cataluña , desde BBB a BB con perspectiva negativa, lo que coloca el bono catalán a nivel de bono basura, tras el inicio del proceso soberanista aprobado por el Parlamento catalán y suspendido por el Tribunal Constitucional español. Los impagos de la Generalitat a las farmacias podrían extenderse así a la salud y a la educación, pese al rescate del Estado central con el fondo de pago de deudas.

Rajoy adviertió este jueves de que no mirará "para otro lado" si se desobedece al Constitucional", mientras  Sánchez dice que el acuerdo con Rajoy "no tiene fecha de caducidad",y Mas y la CUP anuncian que no acatarán la decisión del Constitucional.

La agencia calificadora alude a la "mayor confrontación" con el Gobierno central tras la resolución independentista aprobada el lunes en el Parlament. "Sean cuales sean las medidas que el Gobierno central decida adoptar, es probable que se traduzca en unas mayores tensiones entre los dos gobiernos y en una posible perturbación civil en la región", señala la agencia, que recuerda que el Gobierno tiene "amplios poderes" para intervenir en Cataluña, lo que incluye la retención de la financiación ordinaria y el apoyo extraordinario de liquidez, así como una posible suspensión de la autonomía regional.

Ayer el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció que en las próximas semanas se hará un nuevo reparto de fondos sobrantes del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y señaló que Cataluña será la Comunidad Autónoma más beneficiada por este reparto, debido a su tamaño. Estos fondos tendrán que destinarse a pagar proveedores y cubrir los servicios sociales básicos.

El Parlament rechazó ayer investir a Artur Mas presidente de la Generalitat, por segunda vez esta semana. Mas sólo obtuvo los 62 votos de los diputados de Junts pel Sí, frente a 73 votos en contra. Los partidos catalanes tienen hasta el 10 de enero para llegar a un acuerdo o habrá nuevas elecciones. La CUP cumplió lo anunciado y no apoyó la investidura de Mas, aunque dejó la puerta abierta a un acuerdo. La formación publicó un documento de 50 páginas en el que establece las "bases mínimas" para poder alcanzar un acuerdo con Junts pel Sí que permita desbloquear la elección del nuevo presidente catalán. Dichos mínimos son: "ruptura democrática" a través de una hoja de ruta hacia la independencia; "plan de choque de emergencia y urgencia social", con 39 medidas "para la mejora de las condiciones de vida" y la paralización de hasta 14 procesos de privatización de servicios públicos; y un "proceso constituyente popular y no elitista", en el que los ciudadanos participen directamente en la redacción de una Constitución catalana. Asimismo exige "voluntad política" para combatir la corrupción.

Los diarios reflejan que, en una reunión celebrada el miércoles por la noche entre las cúpulas de CDC, ERC y la CUP, Artur Mas se plegó a muchas de las exigencias de la CUP y ofreció diluir su papel en el nuevo ejecutivo, asumiendo un cargo cuasi representativo, delegando la acción de gobierno en tres vicepresidencias: económica con Oriol Junqueras (ERC) al frente; social, liderada por Neus Munté (CDC) y de relaciones exteriores representada por Raül Romeva. También ofreció a la CUP someterse a una moción de confianza en diez meses.

En su réplica, Artur Mas, apremió a la CUP. "Hay tiempo, pero no mucho, hasta el 9 de enero, pero el plazo no debería ir tan lejos", dijo, y pidió resolver la investidura "de manera razonable en los próximos días". Baños fue claro en su respuesta: "Si hubiese propuesto otro nombre ya habría acuerdo".

Críticas de la oposición catalana

La líder de Ciudadanos y jefa de la oposición, Inés Arrimadas, se encaró con Mas, al que acusó de estar "dispuesto a hacer cualquier cosa" para seguir siendo presidente. "Usted a lo mejor engaña a los de la CUP, pero a los catalanes no nos engaña", dijo, y tildó el proyecto de CDC de "república bananera", por lo que emplazó a Mas a "rectificar" y conseguir una mayoría alternativa para que no acabe entregando "Cataluña a la CUP". "No arrastre a 7,5 millones de catalanes a su locura", pidió.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, también rechazó la propuesta de las tres vicepresidencias de Mas. "No queremos ver cómo pone la presidencia a subasta. No es objeto de una rifa. No se la puede degradar o disminuir. Ha llegado la hora de decir basta. A ver si por construir un Estado acaban destruyendo la nación", sentenció.

El líder del PP catalán, Xavier García Albiol, reprochó a Mas que busque el apoyo de "la extrema izquierda radical" ofreciendo la presidencia como algo "simbólico".

Lluis Rabell, de Catalunya Si que es Pot, condenó los recortes y la corrupción y reclamó un referéndum, convencido de que no será el Tribunal Constitucional el que solucione el conflicto. "Hay una realidad nacional que clama por una salida democrática", dijo, y recordó que "sin justicia no hay derecho".

Según apunta LA RAZÓN, la CUP reunirá a sus bases el día 29 para cerrar la investidura con Junts pel Sí. "Cataluña ingobernable", titula EL MUNDO en portada. "Al borde del precipicio", dice el titular de portada de EL PERIÓDICO.

Mas y la CUP no acatan lo del Constitucional

Pese a que la suspensión de la resolución de independencia por parte del Tribunal Constitucional no correspondía al pleno del Parlament celebrado ayer, según recordó la presidenta de la Mesa, Carme Forcadell, tanto Artur Mas como algunos diputados de la oposición aludieron a este asunto.

En su discurso, Mas acusó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de "hacer política" con el Constitucional y aseguró que no está burlando la ley sino "cambiando la legalidad española por la catalana". El presidente del PP catalán, Xavier García Albiol, le preguntó repetidamente si desobedecerá la decisión del Constitucional. Mas respondió: "El Constitucional ha resuelto esto a petición del Gobierno español; también lo hizo hace un año. ¿Qué hicimos cuando nos prohibieron la consulta? Pues encontramos la manera de poner las urnas y 2,3 millones fueron a votar, que no es poco". Más claro fue el portavoz de la CUP, Antonio Baños, quien dijo: "Nosotros no acatamos. Y seguiremos por este camino".

Tanto Mas como los miembros del Govern y la presidenta y los miembros de la Mesa del Parlament recibieron ayer la notificación del apercibimiento de Constitucional sobre las consecuencias penales de no acatar la suspensión de la resolución secesionista.

En otro orden de cosas, el comisario jefe de los Mossos d´Esquadra, Josep Lluis Trapero, asumió ayer la responsabilidad de las investigaciones contra cargos de la Generalitat que no apliquen la legalidad española.

En una instrucción que será enviada en los próximos días, Trapero insta a los agentes autonómicos a enviar a los mandos "en todos los supuestos y sin excepción" cualquier atestado vinculado a delitos de sedición que cometan funcionarios o cargos públicos, que acabará "necesariamente y en todos los casos" en el comisario jefe.

Por su parte, LA RAZÓN destaca que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha abierto un procedimiento penal contra Mas y Forcadell, así como contra los dirigentes de Junts pel Sí Jordi Turull y Marta Rovira y contra el líder de la CUP Antonio Baños por rebelión y sedición, a raíz de una querella presentada por Manos Limpias por el discurso de Forcadell en su investidura como presidenta del Parlament.

Editoriales de la prensa 

Cataluña humillada: Mas hunde el prestigio de la Generalitat al subastarlo al postor antisistema(EL PAÍS) Artur Mas registró ayer su segundo "sonoro fracaso" en su intento de investirse presidente de la Generalitat. "En vez de honores, Mas obtuvo una sangrante humillación para sí mismo y para la institución que encarna (…) cada día que pasa con entereza decreciente". En su empeño de congraciarse con la formación antisistema, ofreció "una Generalitat capitidisminuida y de carácter provisional, auténtica herejía para todo catalanista, algo impensable en dignatarios como Josep Tarradellas". "Así se comporta Mas, arrastrando la ley, la dignidad del puesto y la institución de autogobierno con tal de repetir en el cargo". "Mas es políticamente un muerto viviente, aunque aún pueda resucitar para reinar en el cementerio político del Estado de derecho de la mano de la CUP, partidaria siempre de maximizar las contradicciones. Su derrota de ayer prefiguró su posible salvación en última instancia en una nueva, indeterminada sesión de investidura. A condición de que siga humillándose en el lodazal, destruyendo lo que aún quede del catalanismo moderado, del respeto a la mayoría no independentista y cediendo vergonzosamente su dignidad residual al mejor postor".

De la farsa de Mas a la extralimitación de un jefe policial (EL MUNDO) "El espectáculo que protagonizó Artur Mas en el Parlament fue indigno. Pocas veces como ayer se había visto a un dirigente abdicar de sus principios para mantenerse en el poder. Lo que sucedió en la Cámara sería merecedor de una película de Groucho Marx con el todavía presidente de la Generalitat sacándose conejos de la chistera para fascinar a su interlocutor". "A pesar de lo que sucedió ayer en el Parlament, es posible que la CUP acabe apoyando a Artur Mas para presidir la Generalitat a cambio de concesiones en la hoja de ruta soberanista y en sus políticas económicas y sociales"."Al mismo tiempo que Mas subrayaba que se va a saltar la ley, el comisario jefe de los Mossos enviaba una insólita nota a sus subordinados en la que les ordena que le notifiquen a él de ahora en adelante cualquier indicio de desobediencia o conspiración para la sedición de los altos cargos de la Generalitat. Según esa circular, él será quien decida si tiene que comunicar o no a la Justicia esas conductas. Se trata de una orden dudosamente legal, cuya intencionalidad es condicionar a los Mossos". "Además de ingobernable, hay altos cargos y funcionarios en Cataluña que siguen sin entender que están sometidos a la legalidad".  

CDC debe sacrificar ya a Artur Mas (ABC) "Artur Mas no gana para fracasos. Ni siquiera ha sido suficiente arrastrarse ante la CUP para lograr un acuerdo de investidura a la desesperada". "Resulta grotesco: Mas asumiría quedar reducido a una figura decorativa con tal de no rectificar la deriva separatista, como si los catalanes no tuviesen más necesidades ni otras prioridades". "Cataluña afronta tres graves problemas sin que sus máximos dirigentes tomen conciencia real de que la única solución factible es avenirse a razones, renunciar a su ataque a la unidad de España y rectificar. Primero, una fractura emocional en la sociedad que tardará lustros en resolverse; segundo, la incertidumbre económica derivada de la inestabilidad emocional; y después, la falta de un liderazgo político que corrija este intento de aniquilar los derechos de millones de catalanes que se oponen a la independencia". "La autonomía catalana está prácticamente suspendida sin la activación del artículo 155 de la Constitución. Es el despropósito que está protagonizando la mayoría separatista, y no la ´represión de Madrid´, lo que mantiene bloqueadas cualquier acción de gobierno y la actividad legislativa". "La desobediencia, la insumisión o la rebeldía son opciones que pierden adeptos por minutos, mientras Mas ve cómo le discute hasta su núcleo duro de consejeros". "Convergència debe sacrificarle ya, asumir el fracaso de su ofensiva al Estado y refundarse sin la hipoteca embarrada de los Pujol y sin ambiciones irracionales contra el resto de España".

De interés

Artículos Relacionados