miércoles,17 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPolíticas y ODSLa devolución de la paga extra a los funcionarios se demoraría hasta...
El Gobierno estudia aplazar las elecciones en el mismo marco

La devolución de la paga extra a los funcionarios se demoraría hasta el 2016

Redacción
El Gobierno estudia demorar hasta el 2016 la devolución de la paga extra de 2012 a los funcionarios, tras las recomendaciones del último informe de la Comisión Europea que muestra preocupación por el déficit público esperado para los dos años próximos y aconseja prorrogar los ajustes, recortes y subida de impuestos. La noticia se ha conocido al admitir que plantea retrasar la convocatoria de las próximas elecciones generales hasta el límite legal y constitucional: 20 de enero del 2016.

Ibercampus fue el primer medio español en advertir que, según ese informe de la Comisión, España deberá seguir durante los años 2015 y 2016 con alzas de impuestos y congelación salarial de los funcionarios, porque el déficit público será mayor que el esperado. El mismo informe europeo decía que ya durante el año 2014 se superará por primera vez el 100% de deuda pública respecto al PIB, hito que el Gobierno de Rajoy deja para el 2015. Y además sugería como solución prorrogar las medidas adoptadas "provisionalmente" a finales del 2011, nada más tomar posesion Rajoy.

Estas medidas consistieron en subidas del IRPF e IBI (impuesto de bienes inmuebles) anunciadas provisionalmente para dos años el 30 de diciembre del 2011, junto a la congelación salarial de los funcionarios, que afecta especialmente a lo más numerosos: los de edudación y sanidad,  luego reforzadas en varias ocasiones con medidas adicionales de ajuste como las subidas del IVA y los recortes en otros gastos públicos. Su aplazamiento es recomendado por la Comisión europea tras haber advertido en varios párrafos que la consolidación fiscal española del 2013 ha marchado a menor ritmo que en el 2012 y que el déficit público se elevará de nuevo al 6,1% del PIB en 2015 si las medidas fiscales anunciadas como provisionales y que deben expirar a finales de 2014 no se prorrogan. 

Hoy, ABC informa por su parte que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, estudia la posibilidad de demorar las elecciones hasta enero del 2016 y también a ese año la devolución de la paga extra quitada el 2012 a los funcionarios. Asegura que en Moncloa piensan en ese aplazamiento de los comicios, de noviembre de 2015 a enero de 2016, con el fin de apurar en lo posible el impacto de la mejora económica en la sociedad española. Dice que, si finalmente los españoles son llamados a votar en enero de 2016, Rajoy conseguiría mayor plazo para que la sociedad visualice la reactivación política del Ejecutivo, que pasaría, según las fuentes consultadas por ABC, por una crisis de Gobierno "importante y profunda" antes de las municipales y autonómicas previstas para mayo del próximo año. En el Gobierno piensan que en enero de 2016, además de la mejora económica, los españoles podrán comprobar que se comienza a crear empleo.

En esa hipótesis planteada por el Gobierno, ABC dice que se demoraría al 2016 la devolución de la paga extra que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha situado en 2015, pero que las exigencias de cumplimiento del déficit podrían obligar a retrasar. Para evitar un desfase en los compromisos con la UE, esa partida podría ser consignada en los Presupuestos de 2016 que, de celebrarse las elecciones ese año, Rajoy tendría ya aprobado. 

Otros síntomas de ajuste 

Otros medios han empezado a revelar igualmente datos sobre la intención gubernamental de prorrogar reformas y ajustes económicos, en línea con las citadas recomendaciones de la Comisión europea. Hoy, LA VANGUARDIA señala que el Gobierno pretende aplazar la nueva financiación autonómica anunciada para el presente año 2014, que se destina principalmente a cubrir gastos públicos en educación y sanidad, cuyos precios han sido los más alcistas en el índice de precios al consumo durante los dos últimos años, con subidas acumuladas que se superan el 30% en la enseñanza universitaria y rondan el 20% en los medicamentos. La falta de recursos para contentar a las comunidades y las peleas de los barones autonómicos motivarían ese retraso de la financiación autonómica, según las primeras noticias. 

Por otra parte, EL PAÍS informa hoy que el Gobierno habilitará un nuevo plan para rescatar a 361 Ayuntamientos. Hacienda les da 10 años más para pagar sus créditos a cambio de duros recortes .

De interés

Artículos Relacionados