jueves,21 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpinión"La educación es la que más sufre porque no le importa a...
Rosa Regàs, escritora

«La educación es la que más sufre porque no le importa a nadie»

Ángela López
Nada es más poderoso que la palabra y nadie, más sincera que Rosa Regàs. La autora catalana, ex directora de la Biblioteca Nacional, ha pasado parte del verano en la UIMP con los jóvenes más brillantes de la Selectividad. Una grata experiencia que contrasta con la cruda realidad de la mayoría: la de un país que sólo se preocupa de su "mala educación", dice, cuando las estadísticas europeas le levantan las vergüenzas. Sobre educación y literatura habla la autora, Premio Planeta 2001, en exclusiva para Ibercampus.
P.- Este verano ha participado en el ´Aula de Verano Ortega y Gasset. Iniciación a la Universidad´, en la (UIMP). ¿Qué sensaciones ha percibido de los jóvenes, futuros universitarios?

R.- Los jóvenes a los que iban dirigidas nuestras charlas eran los que habían sacado la nota más alta en la selectividad, así que no son representativos de la mayoría del país. Me hicieron una impresión muy buena, sus preguntas que fueron numerosas e inteligentes demostraron un verdadero interés por las cuestiones literarias y de creación que les planteamos.

P.- En vísperas del inicio del curso 2008-09, ¿qué se puede esperar del nuevo año educativo?

R.- Bueno, yo no soy una experta ni sé muy bien cuáles han sido los cambios y los planes que se van a poner en marcha, pero creo que nunca se conseguirá mucho si no se comienza por establecer unas bases en las que lo prioritario sea dar a los maestros y profesores la preparación y las herramientas que necesitan no sólo para la enseñanza que han impartido hasta la fecha sino la que los nuevos planes proponen, si es que proponen algunos. Y sobre todo instituir una forma de educación que tenga en cuenta por encima de todo su prestigio y la autoridad ante los alumnos y ante sus padres.

                                  

"Nos hemos convertido en un país de nuevos ricos, más interesados por la economía que por la cultura"

P- Si la Educación es tan fundamental para una sociedad y su mal funcionamiento, tan evidente, ¿cuáles son, en su opinión, los motivos por los que nuestro país no levanta cabeza en este terreno? ¿Cuál sería el camino correcto?

R.- Nuestro país ha tenido la suerte o la desgracia de pasar de la pobreza a la riqueza en un lapso de tiempo insignificante, con lo cual nos hemos convertido en un país de nuevos ricos, más interesados por la economía que por la cultura. Y hemos olvidado, sobre todo nuestros políticos que sólo la cultura entendida como transmisión de conocimientos puede cambiar la sociedad. La economía nos hace más ricos, más codiciosos y tal vez más contentos de nosotros mismos, pero si horteras éramos cuando éramos pobres, horteras seguimos siendo cuando somos ricos a no ser que la cultura haya entrado en nuestra vida, en nuestro intelecto.

El presupuesto de educación en nuestro país es pobre y sólo entendemos por cultura los espectáculos que forman colas y atraen a los medios de comunicación.

P.- Decía hace poco Manuel Rivas que las librerías se están convirtiendo en algo casi “exótico” para muchos niños y jóvenes. ¿Qué efecto cree que tienen las nuevas tecnologías en la literatura? ¿Terminarán los escritores por escribir exclusivamente para un espacio virtual?

R.- No me preocupa especialmente, supongo que también los escritores debieron de pasarlo muy mal cuando se inventó la imprenta o la máquina de escribir y dejaron la pluma de ave o la plumilla en el cajón. Esto poco importa, son cambios a los que nos hacemos. Leer en una pantalla no es cómodo para mí que tengo la costumbre y el amor al libro, pero las nuevas generaciones serían capaces de leer en una pantalla de teléfono. Lo importante es que sepan entrar en el mundo de creación que supone no sólo la literatura, sino el teatro, el cine, la pintura, la arquitectura y tantas otras cosas que aprendemos como técnicas y que son susceptibles de ser vividas como nuevas creaciones.

P.- ¿Es necesaria una nueva política financiera para la Universidad española?

R.- Por supuesto. Es necesario que nuestros políticos, cuando hacen campaña electoral nos hablen de sus políticas culturales y de educación, algo que se ha perdido completamente. En las últimas elecciones no oímos ni al candidato socialista ni al del PP hablar de educación y de cultura ni una sola vez, al menos no de política cultural. Tal vez porque los problemas del país son vividos por unos y otros como armas con que atacar al contrario sin pensar jamás como solucionarlos o dar ideas alternativas para ello. Claro que tampoco han hablado de una política del agua, de la vivienda, de la política exterior, etc.

Se limitan a anunciar acciones espectaculares que significan muy poco si no entran dentro de un plan general, de una política acorde a sus distintas ideologías. Pero la educación es la que más sufre, porque de hecho no le importa a nadie, y si no fuera porque las estadísticas europeas nos han hecho pasar la vergüenza de comprobar que somos los últimos de la fila, ni siquiera hablaríamos de ello.

8.- Por último, preguntarle si tiene algún proyecto. ¿Algún nuevo trabajo en marcha?

R.- Siempre tengo un proyecto en marcha. Un proverbio turco dice que cuando la casa está acabada, entra la muerte.


Web oficial: www.rosaregas.net

De interés

Artículos Relacionados