sábado,21 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónBlogsLa encrucijada del salario mínimo

La encrucijada del salario mínimo

Economía sin dirigir Economía sin dirigir
El salario mínimo desde hace unos meses está en el punto de mira del debate político generando un intenso debate sobre el mismo, generando propuestas e ideas en muchas direcciones.

Este pasado miércoles la ministra de trabajo, Yolanda Diaz, anunciaba que se había llegado a un acuerdo para una subida del 5,5% este año , que se sumaría al aumento del 22,3% del año pasado, cuando las formaciones del PSOE y Podemos decidieron subirlo hasta 900€.

Con el acuerdo encima de la mesa caben plantearse varias preguntas ,¿A cuántos trabajadores afecta realmente?, ¿Es esta subida beneficiosa para el conjunto de los trabajadores y de la economía española?

La primera dificultad es la verdadera estimación de a cuantos trabajadores afectará la subida del SMI. Como ya ocurrió en la primera subida del 2019, el gobierno socialista intentará vender unos datos inflados que proclamen que su idea afecta al máximo número de trabajadores.

Por poner un ejemplo rápido, en la subida que se realizó en el año 2019, Comisiones Obreras (CCOO) en su informe “La subida del salario mínimo en 2019” estimó que la subida afectó a un total de 1,2 millones de asalariados, mientras que si utilizamos el informe dado por el banco de España (BDE) se afirma que afecto a un total de 1,6 millones de asalariados, es decir, una diferencia del 25%. Este dato muestra evidencias del desfase entre unas y otras estimaciones, también nos podemos referir a los datos ofrecidos por el secretario de estado de la Seguridad social, que por aquel entonces decía que afectaría a un total de 1,33 millones de asalariados, cifra que tampoco coincide con las anteriormente mencionadas.

Con datos tan dispares y no contando con un dato fidedigno es muy difícil valorar el impacto de esta medida.

Es evidente que cualquier subida en el SMI, independientemente de las diferencias en la estimación de personas afectadas, va a tener un impacto en la economía tanto a corto, como a medio y largo plazo.

La subida anterior está muy reciente todavía como para ver los efectos finales derivados de la misma. A priori el crecimiento del empleo no está siendo para nada favorable. En el último informe elaborado por BBVA Research se indica que se dejaron de crear 45.000 potenciales empleos debido a la subida, que podrían llegar a ser de 125.000, según los datos expresados por el director general de Economía y Estadística del Banco de España.

La subida de un 5,5% extra del SMI incrementará esa potencial reducción del empleo.

En el informe elaborado por Aitor Lacuesta para el BDE (2019) “Un análisis del impacto de la subida del salario mínimo …” , se hace una extrapolación de datos que es bastante útil para ver que grupos, y como son las correlaciones entre la subida del SMI y la destrucción de empleo.

Además, han de tenerse en cuenta factores de actualidad no incluidos en el estudio como son la desaceleración global y los nuevos datos de crecimiento previstos por el FMI en España, que nos sitúan en tasas de crecimiento inferiores al 2%, que afectan de forma consustancial a la creación de empleo, y por ende, dificulta más aún si cabe la creación de empleo estructural.

Si se comprueban los resultados del mencionado trabajo, podremos verificar que los grupos más afectados son los jóvenes, colectivo que se ha visto perjudicado durante la crisis y que con esta nueva subida se verá aún más perjudicado, además de las pequeñas y medianas empresas, ya que estas son las que más sufren los aumentos de los costes fijos de la contratación, afectando negativamente a más del 80% de las empresas españolas. Además, como se puede ver ataca principalmente al trabajo temporal, generando así más desempleo y mayor precariedad laboral.

En conclusión, una subida adicional del SMI es a todos los efectos negativa para la economía y el empleo.

Por ello, cuando el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, dice: “muy pronto los trabajadores tendrían una buena noticia”, no se da cuenta que esta afecta principalmente a las clases más humildes y que pone en claro riesgo de exclusión del mercado laboral a los grupos mas vulnerables. Todo un despropósito.

 

De interés

Artículos Relacionados