miércoles,20 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLa esperanza de vencer al cáncer, en un ratón
Crean un roedor inmune

La esperanza de vencer al cáncer, en un ratón

ibercampus.es/EFE
Un pequeño ratón podría tener la solución al dolor y muerte de millones de personas: el cáncer. Investigadores de la Universidad de Kentucky (EEUU) han logrado crear un roedor inmune al cáncer. Lo han hecho a raíz de un gen capaz de suprimir tumores sin dañar las células sanas.

Vivek Rangnekar y sus colaboradores en el Colegio de Medicina de la UK descubrieron que el gen llamado Par-4 mata a las células cancerosas, pero no a las células normales.

La UK, en el estudio que aparece hoy en su página web, señaló que dado que hay pocas moléculas que puedan combatir específicamente las células cancerosas, este hallazgo es importante para posibles tratamientos de cáncer.

El estudio de Rangnekar, financiado por los Institutos Nacionales de Salud, es único en el sentido de que los ratones nacidos con este gen no desarrollan tumores, se desarrollan normalmente y no tienen defectos.

"De hecho, los ratones que expresan el gen Par-4 viven unos pocos meses más que los animales de control, lo cual indica que no tienen efectos secundarios tóxicos", añadió el artículo.

"Originalmente descubrimos el gen Par-4 en la próstata, pero no está limitado a la glándula (…) El gen se expresa en cada tipo de célula que hemos estudiado e induce la muerte de una amplia gama de células cancerosas, incluidas, por supuesto, las células de cáncer en la próstata", señaló Rangnekar.

Añadió que lo interesante de este estudio "es que este gen es un ´matador´ selectivo que mata células cancerosas".

"No mata las células normales y hay muy, muy pocas moléculas que sean selectivas de esta manera", sostuvo.

A fin de avanzar en los posibles beneficios terapéuticos del gen, el equipo de Rangnekar introdujo el gen en el óvulo de una ratona que fue luego implantado en una madre suplente.

"La ratona misma no expresa un gran número de copias de este gen, pero sus crías sí y empiezan a expresarlo. De esta manera hemos podido transferir la actividad a generaciones descendientes de la ratona", explicó Rangnekar.

Según la UK, esto podría conducir, mediante el trasplante de médula ósea, al uso de la molécula Par-4 en la lucha contra el cáncer en pacientes sin los efectos tóxicos y dañinos de la quimioterapia y la radioterapia.

"Nos interesó la búsqueda de una molécula que matara las células del cáncer pero no las células normales y que, al mismo tiempo, no fuese tóxica con efectos secundarios sobre todo el organismo", explicó el investigador.

De interés

Artículos Relacionados