sábado,16 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa Expo cierra sus puertas por todo lo alto
Un éxito rotundo

La Expo cierra sus puertas por todo lo alto

ibercampus.es/AFP
La Exposición Internacional sobre el Agua de Zaragoza 2008 se clausuró ayer por la noche con una ceremonia presidida por el rey Juan Carlos y la reina Sofía, durante la que se presentó la llamada Carta de Zaragoza, un documento con una serie de recomendaciones sobre el agua. Es fruto de tres meses de reuniones, conferencias y debates con el agua como eje central, en los que participaron 2.800 expertos de todo el mundo. "Hacemos nuestras esas recomendaciones y las llevaremos a la práctica en el desarrollo de iniciativas medioambientales y en nuestra actividad de cooperación internacional", declaró el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que también participó en la clausura de un acontecimiento que calificó de "éxito rotundo".

"Zaragoza se ha convertido durante estos meses en verdadera capital mundial del agua", destacó el rey Juan Carlos. La Carta fue leída por el ex presidente de la UNESCO Federico Mayor Zaragoza, que anunció la creación de una agencia mundial que ayude en la gestión del agua y promueva alianzas "para garantizar el acceso al agua potable y uso apropiado del agua".

Luego, un espectáculo pirotécnico llamado ´Agua y Desarrollo Sostenible´ puso fin a la ceremonia, después de que el monarca declarase oficialmente clausurada una Expo que vendió 5,586 millones de entradas desde el pasado 14 de junio, según cifras provisionales. El acontecimiento del verano en España terminó con un "balance satisfactorio, superior a las previsiones", destacó la vicepresidenta delGgobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Pese a ello, los organizadores la Expo -instalada en las orillas del río Ebro- habían hecho una previsión más optimista de 6,5 millones de visitantes. La realidad, en cambio, fijó una media de más de 50.000 personas diarias (en su gran mayoría turistas españoles) que visitaron los 140 pabellones de países e instituciones de la Expo.

Los pabellones más concurridos, como el acuario fluvial, el pabellón de Japón, el de España o el circuito por barco propuesto por Alemania, obligaron a los visitantes a largas colas y esperas de varias horas bajo temperaturas que a veces superaron los 35 grados.

Animada diariamente por varios espectáculos al aire libre, la Exposición sobre el Agua y el Desarrollo Sostenible -que conllevó una inversión de 800 millones de euros, financiada en un 70% por el Estado español- trató de despertar en los visitantes una reflexión sobre el agua, uno de los mayores desafíos del siglo XXI.

La Tribuna del Agua fue la plataforma de reflexión que trató de desatar un debate sobre los factores económicos, sociales y medioambientales del agua en el mundo. Varios altos representantes pasaron por esa Tribuna del Agua a lo largo del verano, entre ellos el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon.

Zaragoza, una ciudad de 700.000 habitantes renovada para la Expo, espera ahora aprovechar la publicidad y las infraestructuras heredadas del gran acontecimiento para aumentar el millón de turistas anuales que recibe actualmente. Por otra parte, Zaragoza pretende erigirse como la capital del agua y del desarrollo sostenible en España.

El Gobierno anunció el viernes la creación en la capital aragonesa de un Instituto de Investigación sobre el Cambio Climático en España. Ese instituto propondrá "un abanico de medidas estratégicas adaptadas" al país, que padece en una gran parte de su superficie la amenaza de la desertización, anunció la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa.

Los pabellones de la Expo serán "reciclados" para ser utilizados como oficinas y se creará una nueva zona de negocios. La próxima cita internacional del tipo de la de Zaragoza tendrá lugar en China. Será la Exposición Universal de Shanghai, que abrirá sus puertas del 1 de mayo al 31 de octubre de 2010.

De interés

Artículos Relacionados