lunes,6 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaLa Fiscalía investiga el fraude de Volkswagen, amenaza de la marca Alemania
Audi recone otros 2,1 millones de coches, incluidos los Seat

La Fiscalía investiga el fraude de Volkswagen, amenaza de la marca Alemania

Redacción
Audi reconoció que tiene 2,1 millones de coches manipulados, incluidos los Seat en Martorell, centro de producción del Audi Q3. Industria ha dicho que deberán devolver ayudas del plan PIVE. Entre tanto, la Fiscalía alemana y el Gobierno de Berlín empezaron a investigar el fraude de todo el grupo Volkswagen, que es señalado por la prensa mundial como amenaza global de toda la marca Alemania. El lunes y martes el grupo perdió en bolsa otro 9%. Ya vale un 37% menos que al estallar el caso.

La Fiscalía alemana anunció ayer que ha iniciado una investigación al presidente de Volkswagen hasta el pasado miércoles, Martin Winterkorn, centrada en "las acusaciones de fraude en la venta de vehículos con emisiones manipuladas". A ella se suman una investigación del Gobierno de Berlín y un ultimátum de la Oficina Federal de vehículo a motor para que la compañía ejecute un plan de medidas en diez días. El grupo cerró ayer con una caída en Bolsa del 7,3% y acumula ya unas pérdidas de más del 35%.

El pasado viernes la compañía responsabilizó a "un pequeño grupo de empleados" de la manipulación de los vehículos, casi once millones en el mundo. Afirmó que serían "suspendidos de forma inmediata". De momento han sido despedidos varios ejecutivos: Ulrich Hackenberg, de Audi; Heinz-Jacob Neusser de Volkswagen y Wolfgang Hatz de Porsche, según publicó Der Spiegel.

Este lunes, Audi reconoció que tiene 2,1 millones de coches manipulados, lo que afecta a las instalaciones de Seat en Martorell, centro de producción del Audi Q3. Por su parte, Skoda cuantificó en 1,2 millones los vehículos con el software fraudulento. Según apunta EL MUNDO, la compañía ha retirado de los concesionarios españoles varios modelos diésel que fueron anipulados. 

Volkswagen informó este viernes que cinco millones de vehículos de su propia marca están afectados en todo el mundo por la manipulación de cifras de emisiones contaminantes, tras admitir antes que podría haber hasta 11 milllones de vehículos en esa situación.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, anunció el sábado que el Gobierno pedirá a Seat la devolución de las ayudas por incentivos a la eficiencia energética de los vehículos que se hayan vendido en España con el software de Volkswagen que trucaba las emisiones contaminantes, medida similar a la estudiada por las administraciones públicas alemanas. "Lógicamente vamos a plantear la devolución -de esta bonificación-, sin perjuicio de otras medidas que puedan tener lugar en relación a los incrementos de las emisiones", explicó el ministro.

Soria señaló que el Ministerio que dirige está a la espera de que Seat les informe del número de vehículos fabricados y vendidos, tanto dentro como fuera de España, a los que se les hayan manipulado los datos de emisiones de sus motores. Asimismo, indicó que el grupo Volkswagen le ha asegurado que mantendrá las inversiones previstas en España de 3.000 millones de euros anunciadas recientemente, y que el fraude en las emisiones contaminantes no afectará ni a la actividad ni al empleo.

El escándalo amenaza según la prensa mundial al prestigio global de la marca Alemania, ya que lo ocurrido no afecta solo a la mayor empresa alemana, sino que también supone un riesgo para la credibilidad de todo el país, muy dependiente de una industria del automóvil que supone el 14% de su PIB.

Facua-Consumidores en Acción anunció este lunes que prepara denuncias contra las diferentes marcas del grupo y ya ha reunido a más de 5.000 propietarios de vehículos afectados para que puedan reclamar. Asimismo presentará una batería de denuncias contra las administraciones competentes para que impongan "multas proporcionales a la gravedad del fraude".

Por su parte, Manos Limpias se ha querellado contra los presidentes de Volkswagen Audi España, Francisco Pérez Botello; de Volkswagen Navarra, Emilio Sáenz, y de Seat, Jürgen Stackmann, por presuntos delitos de estafa, contra el medio ambiente, falsificación documental, fraude y delito contra la Hacienda Pública.

De interés

Artículos Relacionados