Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

viernes, 14 de agosto de 2020  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
Cómo las empresas del AVE corrompieron al Rey emérito empaña la información debida en RSC de todas
El TEJ declara ilegal el tráfico de datos de las digitales tras defender su paraíso fiscal irlandés
Competencia sanciona a 5 de los 7 operadores expedientados por usar líneas 902 entre 2016 y 201
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Universidad de Cádiz, acreditada ´Yunus Social Business Centre´ al firmar un convenio con el Nobel
Regresan a casa los 26 estudiantes Erasmus de la Universidad de Cádiz confinados en Costa de Marfil
Las empresas de los parques científicos de la Comunitat Valenciana mejoran inversión en innovación
 Universidades




















ENTREVISTAS Ampliar +  
"Al ver daños y retorno del juego vía impuestos, el perjuicio multiplica con creces al beneficio"
"Es peligroso que no estemos planteando medidas para que la educación continúe"
"La mayor parte de la investigación contra la COVID-19 es pública: la vacuna debería ser universal"
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Recuperado un tercio del empleo afiliado a SS y el 70% de los ERTE, salvo en turismo y educación
El Gobierno plantea la ampliación de los ERTE hasta diciembre, como pidieron los economistas
España tiene 6 millones de ocupados menos que al empezar 2019, mayor pérdida que en otras crisis
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
¿Cómo evaluar y retroalimentar para movilizar aprendizajes ante la COVID-19?", plantea UNESCO
América Latina infragrava riqueza y beneficios cuando su COVID 19 crea otros 52 millones de pobres
Brasil,México,Chile y Argentina, principales perdedores por los paraísos fiscales en Latinoamérica
TENDENCIAS Ampliar +  
Lanzan consulta pública para la Ley de movilidad sostenible y la financiación del transporte urbano
El retorno empresarial se mide cada vez más en cifras sociales y ecológicas, no solo económicas
Madrid,Barcelona y Bilbao apuestan por la movilidad sostenible para despejar su futuro tras COVID19


I+D+I
Creación de órganos artificiales: ¿dónde están los límites?

La impresión 3D podría crear nuevos órganos y mejorar las funciones de los ya existentes

Riñón bioimpreso mediante impresora 3D. / UPF

Los riñones humanos fabricados mediante impresora 3D son un ejemplo actual de la biología sintética y la ingeniería de tejidos, disciplinas que se basan en imitar órganos y funciones ya existentes. Pero, ¿podrían crearse nuevos órganos que mejoren estas funciones? Científicos de la Universidad Pompeu Fabra han evaluado estos límites y definen un morfoespacio que contempla todas las formas y funciones biológicas posibles para organizar el universo de órganos naturales y artificiales.
Sinc 21 de abril de 2016 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
 Primera estructura en 3D de la cara enzimática del ADN
 Mona Lisa para ciegos gracias a la impresión 3D
 Lanzan la mayor impresora 3D para la Industria
 El SIMO Educación 2015 intenta estar a la última
El estudio revela un espacio vacío en su interior que supondría un amplio abanico de posibilidades biológicas inexploradas por la evolución. 

La creación de nuevos organismos vivos es el objetivo final de la biología sintética, que apareció a principios del siglo. Durante estos años, hemos visto a científicos manipular genéticamente bacterias para que degraden polímeros de plástico o incluso fabricar riñones humanos mediante las impresoras 3D.

Pero, ¿son viables todas las estructuras biológicas que podemos imaginar? A medida que avanzan esta rama de la ciencia y la ingeniería de tejidos, resulta necesario conocer los límites de lo posible en lo que a nuevos organismos se refiere. Científicos del Laboratorio de Sistemas Complejos de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) han definido el espacio de las estructuras biológicas conocidas y proponen utilizar la biología sintética como herramienta para indagar en aquellos caminos inexplorados por la evolución.

Los avances de cada una de estas disciplinas, biología sintética e ingeniería de tejidos, han sido notorios. Entre ellos destaca la creación de los llamados organs-on-a-chip, dispositivos que recrean a microescala las funciones de un órgano real y permiten su estudio. También despunta la creación de organoides en cultivos 3D, que llevan a cabo procesos de desarrollo generando una estructura similar a los órganos naturales, teniendo la autoorganización un papel crítico.

Sin embargo, estos ejemplos se basan en imitar órganos o funciones que ya existen en la naturaleza. "No hay ninguna razón para limitarnos a fabricar órganos y tejidos tal y como existen en la naturaleza. Podríamos pensar en la creación de nuevos órganos que mejoren las funciones de los órgano

La creación de nuevos organismos vivos es el objetivo final de la biología sintética, que apareció a principios del siglo. Durante estos años, hemos visto a científicos manipular genéticamente bacterias para que degraden polímeros de plástico o incluso fabricar riñones humanos mediante las impresoras 3D.

Pero, ¿son viables todas las estructuras biológicas que podemos imaginar? A medida que avanzan esta rama de la ciencia y la ingeniería de tejidos, resulta necesario conocer los límites de lo posible en lo que a nuevos organismos se refiere. Científicos del Laboratorio de Sistemas Complejos de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) han definido el espacio de las estructuras biológicas conocidas y proponen utilizar la biología sintética como herramienta para indagar en aquellos caminos inexplorados por la evolución.

Los avances de cada una de estas disciplinas, biología sintética e ingeniería de tejidos, han sido notorios. Entre ellos destaca la creación de los llamados organs-on-a-chip, dispositivos que recrean a microescala las funciones de un órgano real y permiten su estudio. También despunta la creación de organoides en cultivos 3D, que llevan a cabo procesos de desarrollo generando una estructura similar a los órganos naturales, teniendo la autoorganización un papel crítico.

Sin embargo, estos ejemplos se basan en imitar órganos o funciones que ya existen en la naturaleza. "No hay ninguna razón para limitarnos a fabricar órganos y tejidos tal y como existen en la naturaleza. Podríamos pensar en la creación de nuevos órganos que mejoren las funciones de los órganos ya existentes”, proponen los autores de un estudio publicado en la revista Integrative Biology.

Esta fisiología mejorada podría incluir funciones completamente nuevas o incluso la capacidad de diagnosticar y curar enfermedades. Un ejemplo ya existente es la generación de oídos biónicos con una antena de bobina integrada (“órganos cyborg”). Pero existen ciertas restricciones que dificultan el progreso. Para los científicos, esto no significa que haya que limitar el diseño de estructuras celulares complejas, sino que es necesario establecer cuáles son los límites asociados a la organización de las estructuras biológicas.

El morfoespacio para organizar el universo de órganos

Muchas de las nuevas estructuras y funciones biológicas se encuentran lejos del camino marcado por la evolución. “Si nos liberásemos de los límites vinculados a los procesos embrionarios, entrarían en juego nuevas reglas quizás asequibles para la ingeniería biológica”, apuntan los investigadores, que han categorizado las estructuras conocidas en función de un conjunto de variables. Estas variables definen el morfoespacio en el que las estructuras se ordenan, mostrando aquellas regiones olvidadas por la evolución.

morphospace Complex Systems Lab UPF

Morfoespacio diseñado por el Laboratorio de Sistemas Complejos de la UPF. / UPF

El equipo liderado por Ricard Solé ha definido este morfoespacio de órganos y organoides con el que contemplar el universo de todas las estructuras biológicas posibles. Los tres ejes que lo conforman son: la complejidad de desarrollo, la complejidad cognitiva y el estado físico.

Los grados de complejidad de desarrollo abarcan desde las mezclas de células que no se relacionan entre sí, hasta los órganos totalmente desarrollados, con células que interactúan entre ellas y llevan a cabo una misma función, como sería, por ejemplo, el hígado. Sistemas poco desarrollados serían los llamados quimiostatos, cultivos bacterianos utilizados comúnmente en la industria para la elaboración de sustancias determinadas, como algunos antibióticos.

En cuanto al grado de complejidad cognitiva, se define como la capacidad de los órganos para recibir información y procesarla. Así, el cerebro, con sus innumerables conexiones neuronales y su plasticidad, o el sistema inmune, con la capacidad de detectar tanto amenazas nuevas como las ya conocidas y responder ante todas ellas, suponen dos ejemplos del más alto grado de complejidad cognitiva.

El tercer eje del morfoespacio, el estado físico, toma como referencia las fases de la materia inorgánica y pretende describir la movilidad de los componentes de los órganos y organoides. Así se encuentra la gran mayoría de las estructuras biológicas en estado “sólido”, con algunos notables contraejemplos como la sangre o el microbioma, caracterizados por una mayor movilidad de sus elementos.

Tomando estos tres ejes, el equipo de investigación ha realizado una instantánea del panorama actual de las estructuras biológicas posibles. Una de las características más interesantes del morfoespacio es la presencia de un espacio vacío que puede tener dos significados. El primero es que no sea posible la combinación propuesta en esa región. El segundo, mucho más alentador, es que se trata de diseños inaccesibles para la evolución en condiciones naturales pero que sí podrían ser alcanzables mediante estrategias de ingeniería biológica. En cualquier caso, el morfoespacio supone una herramienta muy útil para plantear las posibilidades de éxito que tendrían nuevos diseños biológicos.

Referencia bibliográfica:

Aina Ollé-Vila, Salva Duran-Nebreda, Núria Conde-Pueyo, Raúl Montañez, Ricard Solé. "A morphospace for synthetic organs and organoids: the possible and the actual". Integrative Biology 8:485-503 abril de 2016. DOI: 10.1039/C5IB00324E

s ya existentes”, proponen los autores de un estudio publicado en la revista Integrative Biology.

Esta fisiología mejorada podría incluir funciones completamente nuevas o incluso la capacidad de diagnosticar y curar enfermedades. Un ejemplo ya existente es la generación de oídos biónicos con una antena de bobina integrada (“órganos cyborg”). Pero existen ciertas restricciones que dificultan el progreso. Para los científicos, esto no significa que haya que limitar el diseño de estructuras celulares complejas, sino que es necesario establecer cuáles son los límites asociados a la organización de las estructuras biológicas.

El morfoespacio para organizar el universo de órganos

Muchas de las nuevas estructuras y funciones biológicas se encuentran lejos del camino marcado por la evolución. “Si nos liberásemos de los límites vinculados a los procesos embrionarios, entrarían en juego nuevas reglas quizás asequibles para la ingeniería biológica”, apuntan los investigadores, que han categorizado las estructuras conocidas en función de un conjunto de variables. Estas variables definen el morfoespacio en el que las estructuras se ordenan, mostrando aquellas regiones olvidadas por la evolución.

morphospace Complex Systems Lab UPF

Morfoespacio diseñado por el Laboratorio de Sistemas Complejos de la UPF. / UPF

El equipo liderado por Ricard Solé ha definido este morfoespacio de órganos y organoides con el que contemplar el universo de todas las estructuras biológicas posibles. Los tres ejes que lo conforman son: la complejidad de desarrollo, la complejidad cognitiva y el estado físico.

Los grados de complejidad de desarrollo abarcan desde las mezclas de células que no se relacionan entre sí, hasta los órganos totalmente desarrollados, con células que interactúan entre ellas y llevan a cabo una misma función, como sería, por ejemplo, el hígado. Sistemas poco desarrollados serían los llamados quimiostatos, cultivos bacterianos utilizados comúnmente en la industria para la elaboración de sustancias determinadas, como algunos antibióticos.

En cuanto al grado de complejidad cognitiva, se define como la capacidad de los órganos para recibir información y procesarla. Así, el cerebro, con sus innumerables conexiones neuronales y su plasticidad, o el sistema inmune, con la capacidad de detectar tanto amenazas nuevas como las ya conocidas y responder ante todas ellas, suponen dos ejemplos del más alto grado de complejidad cognitiva.

El tercer eje del morfoespacio, el estado físico, toma como referencia las fases de la materia inorgánica y pretende describir la movilidad de los componentes de los órganos y organoides. Así se encuentra la gran mayoría de las estructuras biológicas en estado “sólido”, con algunos notables contraejemplos como la sangre o el microbioma, caracterizados por una mayor movilidad de sus elementos.

Tomando estos tres ejes, el equipo de investigación ha realizado una instantánea del panorama actual de las estructuras biológicas posibles. Una de las características más interesantes del morfoespacio es la presencia de un espacio vacío que puede tener dos significados. El primero es que no sea posible la combinación propuesta en esa región. El segundo, mucho más alentador, es que se trata de diseños inaccesibles para la evolución en condiciones naturales pero que sí podrían ser alcanzables mediante estrategias de ingeniería biológica. En cualquier caso, el morfoespacio supone una herramienta muy útil para plantear las posibilidades de éxito que tendrían nuevos diseños biológicos.

Referencia bibliográfica:

Aina Ollé-Vila, Salva Duran-Nebreda, Núria Conde-Pueyo, Raúl Montañez, Ricard Solé. "A morphospace for synthetic organs and organoids: the possible and the actual". Integrative Biology 8:485-503 abril de 2016. DOI: 10.1039/C5IB00324E


Otros asuntos de I+D+i
Más asuntos de I+D+i
Crean los materiales fluorescentes más brillantes y útiles
La tercera de las 23 vacunas antiCOVID que funciona pasa a la fase 3 en espera de aplicarse el 2021
Más llamadas de atención a las publicaciones científicas: el #LancetGate y la hidroxicloroquina
Resueltos 2.882 proyectos de I+D+i por 360,7 millones de euros
Inteligencia artificial
Sevillanos encuentran un mecanismo molecular para reparar ADN humano y matar células tumorales
CSN, CIEMAT y Universidad de Granada prueban materiales para futuros reactores nucleares
La inversión española en I+D, menor a la de hace 10 años, acentúa la desconvergencia con Europa
España participa en el repositorio europeo de metadatos de investigación clínica sobre COVID-19
Españoles "filman" la primera medición cuántica y demuestran que es un proceso real, no idealidad
Europa logra recaudar 7.400 millones para que haya pronto vacunas accesibles contra el coronavirus
Los editores de ciencia intentan recuperar el oligopolio del negocio en investigaciones por COVID
El telescopio Hubble celebra sus 30 años dando imágenes del universo con una de las más hermosas
Prueban con éxito un método para alertar de Covid en aguas residuales de las grandes ciudades
La ciencia española se desmarca de la reiterada apelación del Gobierno a ella durante esta crisis
Google, IBM y chinos podrán dividir por 15 el frío necesario para lanzar su computación cuántica
Bacterias y virus emiten vibraciones que les detectarán, según investigadores españoles del CSIC
Un modelo, un teorema y teoría de juegos contra el coronavirus
La ciencia española se centra en investigar al COVID-19, según Marca España
Fundación BBVA premia a los pioneros de la computación y la criptografía cuánticas del siglo XXI

Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
Pensamiento mágico-religioso, astros y dioses,cuando la prioridad no era sobrevivir a las epidemias
Complejidades del saber, una revisión ante las ciencias de los sistemas adaptativos
Comunicación para juristas
La Renta Básica
Mi heroína eres tú. ¿Cómo pueden los niños luchar contra la COVID-19?
"Contagio" y "La Peste", pandemias de ficción, se convierten en virales y en causas de aprendizaje
TESIS Y TESINAS
Equilibrio y control postural en la niñez autista, claves para mejorar su integración sensorial
China tiende a elevar su influencia al sur de Panamá y EEUU al norte, geográfica y funcionalmente
Banco de España urge reforzar educación y formación de habilidades con el Fondo de Reconstrucción
Gana fuerza la idea de que los anticuerpos del COVID no garantizan inmunidad ante la reinfección
En confinamiento, la desigualdad se magnifica
España, segundo país de la UE donde más creció la desigualdad de rentas durante la crisis
1 Mujer y tecnología. Por Olga Rodríguez Albuger
2 Epidemia de borreguismo
3 ¡Qué maravilla!
4 Científicos urgen una auditoría externa de la gestión COVID en España, tras descartarla el Congreso
5 Ven una galaxia que cuestiona la teoría dominante sobre la creación del universo
6 Cataluña, Andalucía y Pais Vasco piden la mitad de las ayudas sanitarias por COVID,antes que Madrid
7 Recelos al anuncio de que Rusia aprueba la 1ª vacuna contra la COVID por no informa antes a la OMS
8 El Gobierno plantea la ampliación de los ERTE hasta diciembre, como pidieron los economistas
9 China tiende a elevar su influencia al sur de Panamá y EEUU al norte, geográfica y funcionalmente
10 Universidad de Cádiz, acreditada ´Yunus Social Business Centre´ al firmar un convenio con el Nobel
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Por otra investigación educativa y social:mirar como autores y no espectadores de la transformación
Diez razones para cuestionar los actuales indices de impacto científico de las revistas académicas
Así consiguen los fabricantes vender coches más contaminantes
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS