miércoles,29 junio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaConsumidoresLa industria de la chatarra crece más que la minería
Convención Mundial de Reciclaje

La industria de la chatarra crece más que la minería

ibercampus.info
Frente a una minería que está agotando sus recursos naturales y que requiere de grandes inversiones, la industria de la chatarra se presenta como la opción más ventajosa y económica y con grandes aportaciones de los bienes de consumo ya agotados como electrodomésticos, automóviles y latas de refresco o procedentes de derribos en la construcción. Así se ha puesto de manifiesto en la sesión de la división de metales no ferrosos del Bureau of International Recycling (BIR) en el marco de la Convenci

El consumo mundial de aluminio ha crecido, por su parte, en los últimos diez años en un 60 por ciento, mucho más que el resto de metales no ferrosos como el cobre, el níquel, el zinc o el plomo. El factor determinante ha sido el empuje de China que necesita de materias primas y de chatarra para atender sus necesidades de crecimiento económico. Concretamente, de los 18 millones de toneladas de incremento en el consumo anual a escala mundial, China aporta diez, procedentes en su mayoría de Estados Unidos y de la Unión Europea. India y Corea del Sur les siguen en la tendencia de demanda de este metal.

Estas cifras sobre el mercado mundial de la chatarra de metales ferrosos han sido expuestas por Christopher Stobart, consultor de CRU Strategies, que por encargo del BIR ha conseguido reunir por vez  por primera vez datos estadísticos sobre los flujos mundiales de la chatarra no ferrosa.

No obstante, los expertos que han elaborado este informe consideran que llegará un día en que China se podrá autoabastecer de chatarra, porque generará en gran cantidad, lo que reducirá sus importaciones, escenario que llevará a tener que buscar otros mercados como India, Sudeste asiático y Brasil.

Los sectores que acaparan la necesidad de metales son, en el caso del cobre, el cableado eléctrico (60%), techumbres y cañerías (20%), industria y transporte (15%). Casi el 60 por ciento del acero va destinado a la construcción, mientras que el aluminio es el metal de más corta duración al emplearse básicamente en latas, embalaje y empaquetado, automóviles y electrodomésticos.

Haciendo una prospectiva de las necesidades futuras de chatarra, en este caso ferrosa, en China CRU evalúa en 60 millones de toneladas el año 2010, alcanzará las 100 en 2014, las 200 en 2013, las 700 en 2040 y el estudio concluye que en 2050 consumirá 800 millones.

Análisis de los mercados

Andy Wall, vicepresidente de la división de metales no ferrosos del BIR, ha hecho el informe regional con datos actualizados del mes de octubre.

En relación a la evolución de los mercados, Europa es el continente más perjudicado. El precio del aluminio baja semana a semana en Francia e Italia ha sufrido un gran descenso de la producción y menos disponibilidad de chatarra, lo que ha supuesto un aumento del precio. Los paises nórdicos experimentan una mejora en su industria y sólo Finlandia acusa la crisis económica y la debilidad del mercado europeo. Por otro lado la industria doméstica de aluminio en Alemania se mantiene estable  y se augura una buena demanda en 2013. Ciertas comunidades alemanas han descubierto la chatarra como como una gran fuente de ingresos y quieren influir en el mercado a su favor. Por su parte, Rusia disfruta actualmente de un mercado de materiales no ferrosos  muy activo y con precios atractivos.

En cuanto al mercado chino, a pesar de su notable crecimiento, sufre cierta desaceleración y los compradores  son mas moderados que años atrás. Aunque Beijing ha bajado los tipos de interés dos veces en 2012 y los bienes se han devaluado, el poder de endeudamiento de las empresas privadas es más bajo que anteriormente.

Norteamérica se encuentra en su mejor momento desde 2006 a nivel de venta doméstica y auguran un buen final de año en el mercado del acero. Aunque la demanda de metales se ha suavizado y los consumidores aparentan no necesitar más metal, las ventas se consiguen de forma mas fácil.

Mientras, estados como Brasil o Mexico viven un buen momento. El pais azteca, pese a vivir una erosión del volumen de chatarra no ferrosa, tiene una industria de manufactura fuerte y la disponibilidad de chatarra industrial tiene un futuro prometedor.

El negocio en Medio Oriente ha crecido después de un período de estancamiento y las ventas de cobre son altas debido a la alta demanda del mercado de Extremo Oriente. La industria automovilística de la India por su parte crece entre un 5 y un 7% pero no alcanza las espectativas que se habian marcado para este año y la indiustria de chatarra no ferrosa lucha por mantenerse.

Robos y fraudes en aumento

Robert Voss ha informado sobre el incremento en los robos de contenedores y en el fraude, que están alcanzando unas cotas importantes. Se han identificado hasta siete maneras de violentar los contenedores sin que aparentemente se rompan las aperturas y lógicamente al sector le preocupa la incidencia que estos robos puedan tener en las pólizas de las compañías aseguradoras.

El otro invitado de la mesa redonda de metales no ferrosos ha sido Norberto Vidaña, presidente de la empresa mejicana Nemak, principal fabricante mundial de aluminio. La compañía, que fue fundada en 1979 y tiene su sede en García, Nuevo León (México), tiene una capacidad anual de producción mundial de casi 40 millones de unidades, equivalentes a pistones de motor, bloques de motor, piezas de transmisión y otros componentes de aluminio de alta tecnología. Cuenta con instalaciones en México, Canadá, Alemania, República Checa, Eslovaquia, Alemania, Brasil, Argentina, Austria, Hungría, Polonia y China. Su ponencia sobre "la estrategia de compras de aluminio para el negocio de fundición automotriz" ha puesto un énfasis especial en el mercado mexicano y del Sur.

De interés

Artículos Relacionados