sábado,16 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpinión"La inversión en I+D+i es como el capital/riesgo: no hay garantía de...
Pedro García Cabrerizo

«La inversión en I+D+i es como el capital/riesgo: no hay garantía de que el asumir el riesgo redunde en buenos resultados»

Celia Baña
Hace unos días conocíamos la feliz noticia de que una investigadora española, de la Universidad Complutense, obtenía el prestigioso galardón que otorga el Salón Internacional de Invenciones de Ginebra, algo así como el ´nobel de los inventos´. Pedro García Cabrerizo, delegado del certamen en España, nos acerca a este importante evento de la innovación y a la figura del inventor, uno de los grandes olvidados.

 

El dispositivo de reconocimiento por córnea patentado por la Sánchez-Ramos de la Universidad Complutense de Madrid ha obtenido el Gran Premio del Salón Internacional de Invenciones de Ginebra. ¿Qué significa para España este reconocimiento?

Para hacernos una idea de la importancia de este galardón basta saber que es la segunda mujer en 40 años que lo consigue. Lo otorga un prestigioso y consagrado jurado formado por expertos en diferentes sectores que este año ha decidido apostar por el invento de la doctora Celia Sánchez-Ramos. Se trata del “Sistema de Identificación de Personas basado en la Biometría Ocular” que posee enormes aplicaciones en seguridad, por ejemplo, en aeropuertos. Hasta ahora se utilizaba el iris como método de identificación, pero hoy en día se puede suplantar fácilmente. Sin embargo, el sistema presentado por Sánchez-Ramos se basa en la topografía corneal y no hay posibilidades de suplantación.

La sola participación en este Salón es muy buena para la imagen de España y el hecho de obtener este galardón es todo un logro.

¿Qué es lo que convierte al Salón Internacional de las Invenciones de Ginebra en el más importante de la invención a nivel mundial?

El Salón de Invenciones de Ginebra, que se celebra anualmente, es el más importante sobre inventos del mundo. Fue el primero de todos en fundarse, el que cuenta con representantes de mayor número de países y el que más volumen de transacciones económicas genera, con unos 30 millones de dólares al año. Es un salón generalista que te permite obtener una visión global de lo que se está haciendo en todo el mundo. Se presentan aproximadamente 1.000 invenciones y cada edición España suele enviar a 20 expositores, aunque este año han sido 15 debido a los recortes que ha supuesto la crisis. Sin embargo, cualitativamente ha sido el año que más éxito hemos tenido. Como señalaba anteriormente, Celia Sánchez-Ramos, ha obtenido el Gran Premio del Jurado, cuyo Jurado ha reconocido el invento “Sistema de Identificación de Personas basado en la Biometría Ocular” como el mejor de los 750 presentados por inventores de todo el mundo en la ciudad suiza. Asimismo, la doctora Sánchez-Ramos ha sido galardonada con el Premio García Cabrerizo a la Invención Española. Además, la delegación española, se ha traído ocho Medallas de oro, cinco de ellas con Felicitación Especial del Jurado y 4 de Plata.

Aunque, tal y como prueban estos premios, las cosas van mejorando, España sigue sin aprobar asignaturas como la innovación. ¿Cómo valora la situación de la I+D en España?

España tiene un déficit histórico en I+D que no se soluciona en dos días solo poniendo dinero sobre la mesa. Pero hay que decir que hemos pasado de dedicar a I+D menos del 1% del PIB al 1,4% y la apuesta de los distintos gobiernos a partir de la Agenda de Lisboa ha sido muy importante en este sentido. España va por el buen camino a pesar de los recortes puntuales y necesarios que se están produciendo en esta época de crisis. Cada vez tenemos, no sólo más publicaciones científicas, sino que la tendencia está también cambiando en cuanto al número de patentes, que también está en aumento.

¿Cree que hay suficiente colaboración en esta área entre las universidades y las empresas?

Hace unos años la universidad miraba para otro lado, pero hoy en día existen muchos convenios entre las universidades y las empresas que permiten una enorme colaboración entre ellas. Pero hay que tener en cuenta que la inversión en I+D+I es como el capital/riesgo, es decir, no hay garantía de que el asumir el riesgo de la inversión te lleve a unos buenos resultados.

¿Cuál es el perfil del inventor español?

Podíamos diferenciar entre tres tipos de inventor. Por un lado, estaría el inventor idealista, con pocos medios pero con mucha ilusión, que da mucho más de lo que tiene. Este sería el inventor en el que pensamos tradicionalmente y que aunque en la actualidad se mantiene, no predomina. Luego está otro porcentaje del que podríamos llamar inventor/empresario. Este es un perfil emergente. Se trata del inventor que decide hacerse empresario para sacar su idea adelante. Suele tener más éxito que el anterior porque tiene más formación sobre cómo rentabilizar su invento. Y finalmente está el inventor universitario: una persona con carrera, doctorado, adscrito a una universidad que cuenta con los recursos de esta.

¿Qué papel desempeña en relación con la invención y las patentes la Fundación García Cabrerizo que usted preside?

Por una parte, somos un despacho profesional con más de 70 años de antigüedad que nos dedicamos al tema de las patentes y las marcas. Por otro lado, desde que se fundó el Salón de Ginebra, somos los delegados que canalizan la presencia española en dicho salón. Además, otorgamos el Premio García Cabrerizo para respaldar la innovación española. Asimismo, la Fundación concede también unas medallas de honor con carácter anual en un acto celebrado en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y que son los premios más consolidados a nivel español en el ámbito de la innovación. Su objetivo es el de apoyar y reconocer socialmente al inventor español.

 

De interés

Artículos Relacionados