martes,26 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLa Ley de Ciencia y la estabilidad laboral
Lista antes de que acabe el año

La Ley de Ciencia y la estabilidad laboral

ibercampus.info
La futura normativa de Ciencia, Tecnología e Innovación permitirá que los investigadores públicos obtengan un contrato fijo en torno a los 34 ó 35 años, cuatro años antes de lo que el sistema vigente favorece, de acuerdo con lo expuesto en el Proyecto de ley de esta futura normativa, remitido al Congreso de los Diputados.

 

Según el secretario de Estado de Investigación del Ministerio de Ciencia e Innovación, Felipe Pétriz, con la nueva escala de contratos en la carrera científica, estos pasarán de becarios a contratados a partir de un contrato predoctoral.

El vigente sistema contempla para el personal investigador en formación dos años de beca y dos de contrato, y regula un contrato de incorporación al Sistema Español de Ciencia y Tecnología como un contrato en prácticas con una serie de especialidades, que podrá ser concertado bajo ciertas condiciones por los Organismos Públicos de Investigación (OPIS), las universidades y las instituciones sin ánimo de lucro.

Estas normas son sustituidas en el proyecto de Ley por modalidades contractuales específicas como el contrato predoctoral en primer lugar, un contrato de trabajo que permite al personal investigador, durante cuatro años máximo, realizar su tesis y cobrar la misma cuantía que si se tratase de una beca, sólo que cotizando en la Seguridad Social.

La segunda fase sería el contrato de acceso, un contrato temporal entre uno y cinco años, donde se establece la posibilidad de someter la actividad investigadora a evaluación a partir del segundo año, para poder promocionar y optar a una plaza fija en el sistema, a partir de los méritos que realice cada investigador durante su carrera profesional.

Así, las becas serán sustituidas por contratos temporales. Se trataría de un cambio respecto al primer borrador de la Ley que decía que estos contratos laborales iban a ser fijos desde un primer momento. En este sentido, Pétriz ha estimado que en torno a 2012 las becas ya serán sustituidas por contratos, tras la aprobación de la Ley en el Congreso y su posterior publicación en el BOE.

Personal técnico y de gestión

En cuanto al personal técnico, ha indicado que los textos hablaban de ´personal investigador´, aquel que hacía actividad investigadora, pero había una consideración respecto de lo que se llama ´personal de investigación´, no sólo el investigador sino también los técnicos.

"En el texto elevado a las Cortes está la consideración del personal técnico y a éste le hemos considerado derechos y deberes y también algunas peculiaridades regulatorias de la movilidad. Pero no se ha considerado para el ´personal de gestión´. Se ha avanzado en el reconocimiento de personal técnico pero no en el de gestión", ha añadido el secretario de Estado.

En cuanto a la creación del Consejo Asesor de Ciencia, Tecnología e Innovación, un órgano de participación de la comunidad científica y tecnológica y de los agentes económicos y sociales en la materia, Pétriz ha comentado que, tras las reuniones mantenidas con los diferentes agentes del sistema, se ha modificado el número de miembros y cómo se designa el titular.

En relación a la Agencia Estatal de Investigación, otra iniciativa contemplada en este proyecto de Ley, Pétriz ha detallado que ésta garantizará un marco estable de financiación y permitirá la incorporación de las mejores prácticas internacionales en materia de fomento y evaluación de la investigación científica. "Este ministerio está comprometido y ya cuenta con un borrador cero para su puesta a cabo", ha puntualizado.

Aprobación, en 2010

Por otro lado, Pétriz ha resaltado que el Gobierno con esta futura normativa "quiere continuidad" y ha señalado que espera que cuente con el mayor consenso posible para poder ser aprobada en las Cortes antes de que finalice 2010.

"Yo estoy confiado en que el ámbito de la Ciencia obtenga el mayor consenso. Espero que sea una ocasión donde la participación de los grupos sólo sea para mejorar el texto. Su aprobación dependerá de la dinámica de grupos y espero que se apruebe en 2020. No sé si llevará más largo o más corto", ha agregado, a la vez que ha señalado que esta futura normativa registra por primera vez el nexo entre Ciencia e Innovación, al contemplar una Estrategia Estatal de Innovación.

De interés

Artículos Relacionados