Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

jueves, 21 de noviembre de 2019  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
EY, analista de la RSC empresarial, condenada por quitar bonus a una trabajadora en baja materna
El G20 demora el freno a la elusión fiscal de las multinacionales al apoyar la propuesta de la OCDE
La banca firma criterios de sostenibilidad de la ONU y mantiene sus inversiones muy contaminantes
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
La universidad de los mares, prueba piloto para federar centros europeos y homologar titulaciones
El deporte alivia las fibromialgias femeninas, según una investigación de 7 universidades y 1 centro
Políticas y Sociología de la UCM rinde homenaje a Trías Vejarano,Catedrático de Ideas al 4º intento
 Universidades





















ENTREVISTAS Ampliar +  
"No podemos aceptar que orinar plástico sea normal. Repito: ¿es ese el precio de la vida moderna?"
"Las redes sociales,de las mejores herramientas para que los científicos conecten con las personas"
Los bancos centrales no tendrán más alternativa que expandir competencias al mundo de la innovación
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Perdidos 11.410 millones en salarios y 4.803 en cotizaciones desde 2014 por las prácticas,según UGT
Planee trabajo digno aprobado en julio
La tasa de ´ninis´ (jóvenes de 15 y 24 años que ni estudian ni trabajan) baja a 12,4% tras su 18,6%
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Panamá reafirman a América Latina como la región de más malestar
Panamá, la economía más sana de Latinoamérica
18 muertos y 3000 detenidos en la furia popular de Chile contra sus élites político-empresariales
TENDENCIAS Ampliar +  
Tendencia a la desglobalización de comercio, capitales y personas, según "Economistas"
España adopta este domingo por penúltima vez el horario de invierno: a las 3 serán de nuevo las 2
El Simo Educación 2019 incluirá inteligencia artificial para identificar habilidades en los jóvenes

La madre del general


Nada se aleja más de un auténtico voluntariado social que imponer ideologías, políticas, culturales o religiosas. Es natural que cada uno tenga sus opciones personales, pero nadie tiene derecho a imponerlas en su actividad como voluntario social.
El Envés 15 de octubre de 2019 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
 Auténticos voluntarios sociales
 Celebrar el auténtico voluntariado social
 Compromiso responsable
 Jóvenes universitarios contra la injusticia

Falda larga hasta el suelo. Con bastón de puño de ámbar. El pelo hacia atrás recogido en un moño. Pen­dientes negros. Viuda. Pero no de guerra. Era la madre del general que hacía viudas en la guerra. El nunca ve­nía. Vivía sola. Amargada. Tenía Don, pero la llamaban Doña, a secas.

Para ayudarse había admitido a realquilados. Ca­llaba. ¿Qué dignidad herida? ¿Por qué no pedía ayu­da? "¡El general, Doña, El general!" Cirilo era un bo­rracho perdido que murió en aquella casa alcoholiza­do. "¡No más solteros! ¡Borracho y borracho y borra­cho!" Hasta la muerte.
"¡No quiero escuchar la radio! No puedo explicár­selo, Crista, me moriré sola. No quiero saber nada del mundo ni de nadie. No tengo hijos". " .. ". "¡No! ¡No!" " ... ". "¡No existe!, Crista, no insista".

Admitió, entonces, a una familia con ocho hijos. Feliciano era ciego. Le había explotado una granada mientras jugaba. Reventaron los rojos frutos y se le hundieron en las tibias carnes. "¡Mamá, mamá, ma­má!" Y ella le explica con suavidad. Le recuerda las for­mas, los colores y le devuelve el respeto por el silencio.

Feliciano se cruza con la Doña en el pasillo y tien­de la mano. Pero ella le alarga el bastón para apartarlo.
"No hay corazón. No existe. No quiero tenerlo. Si lo tu­ve, no me acuerdo. Quiero ruido. Que salgan y que en­tren. Pero la radio no. Sobre todo los partes, no".
 
A Feliciano, cuando lo sacan a la calle, lo sientan en una sillita y la madre le habla desde la ventana, muy bajo, y le cuenta, nos cuenta. "Beltrán, Quique, Borja, Alberto, Enma, Lurdes, Paquita, Catia". "Explícame otra vez cómo es Prisca, la que se ríe tanto. Y la de los tirabuzones largos que hace reposo. Y la que lleva tra­jes de muñeca, Mary Gemma". "Buenos, doña Crista. Usted y doña Margarita siempre se paran al pasar por prisa que lleven". "¿Y cómo sabes que llevo prisa?" "Por el rumor de sus faldas".
 
Y  Feliciano ríe sin la expresión de los ojitos cerra­dos, arrugados como el ombligo de un niño travieso. Su madre cada vez le habla más bajo. Los otros siete hermanos alborotan brevemente. Se cortan en sus jue­gos. No se mezclan con los de la calle. Llevan ya dos meses. ¿Por qué el silencio? ¿Por qué ese miedo?

Inmisericordes y despiadados y egoístas y cerra­dos a los que no sea nuestra propia algazara, gritamos mientras jugamos, "¡Que no le vayas a dar al ciego!"

Y  una noche nos llega la realidad amarga. "Toma, lleva estos bistecs a casa de Feliciano". " ... ". "Están en el portal". " ... ". "Calla y haz lo que te digo. Y sé discreto. Hay mucho dolor en el mundo y es preciso compartir las penas. ¿Por qué a ellos? ¿Por qué? Yo es­toy esperando a tu padrino para que haga algo. Anda y vete".

Beltrán, que sólo tenía que bajar las escaleras de un piso, estaba allí con una tortilla de patatas que ha­bía preparado Crista. Lurdes llevaba leche. Catia, una botellita de vino. Prisca, pan. Quique, el nieto de la Ra­ra, traía fruta. Los Trullos, un plato con pescado frito. Y doña Claudia, de su dolor, de su pobreza y de su pena, mandaba decir que si necesitaban una manta...

Paquita pasaría algo caliente. La Morocha trajo un poco de caldo del que hacía su madre la anciana y bue­na señora Benigna. Todos aportaron algo. Y hasta el Capullo trajo una luz del garaje de Don Guzmán que conectó al enchufe, ya que la del portal molestaría a los niños para dormir sobre el suelo, apoyados en las ma­letas.

¿Haría frío? Frío en el pecho vacío de la Doña que había llamado a la policía para deshauciarlos. "No pa­gaban. ¡Eso!"
Pero eso lo dijo después, cuando se atrevió a subir desde la ciudad a ese piso que ya todos mirábamos con rencor, con vergüenza y con remordimiento. Recogió sus cosas y se fue al infierno.
 
Ya para siempre fue "la casa de Feliciano", el niño ciego que nos hacía estremecer cuando pasaba el Ren­co. Sí. El mendigo de pies torcidos, con los ojos pitaño­sos y casi sin vista. Nos imaginábamos que así hubiera podido acabar Feliciano porque su padre no encontra­ba trabajo y los echaban de las casas.
 
Pero aquella vez se rompió el maleficio porque llegó a tiempo Don Guzmán. Este no era muy de Misa pero escuchaba a la esposa. Doña Margarita le explicó por menor y él escuchó en silencio. Comió poco. Ape­nas algo de queso. Bebió un vaso de vino y se fue ca­minando hasta el portal del número uno. Llamó al pa­dre de Feliciano y se lo llevó con él paseando hasta la tienda. Bebieron un vaso. Hablaron. Llamó Don Guz- mán por teléfono a Alan y a los demás amigos de la partida de cartas. Mandó recado al señor Aureliano, al que se tragaba cosas porque estaba con la boca abierta, la dentadura caída y siempre riendo, y le dijo que para el amanecer había trabajo. "Avise a Narciso". "Ese es un vaina que habla de­masiado. Sólo tiene lengua". "Haga lo que le digo". "Bueno, de acuerdo, usted manda""Entendido, don Guzmán".. El señor Aurelia- no se durmió imaginando un golpe.
 
A las siete ya estaba la camioneta aparcada frente a la cancela. El Capullo cargaba las pobres maletas y los paquetes con los líos de mantas y de cacharros. Do­ña Margarita daba la mano a Feliciano mientras don Guzmán le iba explicando a su padre que, en el puerto, había unos grandes almacenes que necesitaban un guarda. Tenían vivienda, agua, luz y el sueldo no era malo. Además, por guardar algunos camiones de los pescaderos que perdían la fecha y se tenían que quedar para el día siguiente, podía ganar un sobresueldo. Y tendrían cartilla de racionamiento. Les brillaron los ojos. El hombre lloraba. Nunca había cruzado una pa­labra con nadie de aquel barrio y se veía cargado con comida para tres días. La señora Constancia salía a la puerta, ella que era sonámbula, y con discreción, como pidiendo un favor, le metió a Narciso Capullo una bo- tellita de vino en uno de los bolsillos del mono de ma- hón. "Anda, pónsela entre sus cosas". "Pero si van al puerto". "Hijo, de viaje siempre es bueno".
 
"Y no deje de venir de vez en cuando a verme. Siempre hay ropa que viene bien. Qué pena no haber sabido antes lo que estaban ustedes pasando", le decía la mujer de Don Guzmán. "Ay, doña Margarita, de vergüenza no me atreví antes a ir a verla". " ... ". "Sí. Un pobre, el Manco, me habló de usted cuando, con to­da delicadeza, sin ofenderme, me devolvió mi moneda y, agarrándome las manos con la única suya, me hizo comprender que se había dado cuenta de nuestra infi­nita pobreza". "Pero, mujer, ¿cuándo fue eso?" "Hace tres días". "Claro. El Manco no viene hasta el viernes". "Así no tuvo tiempo de decírselo. No sé cómo pudo darse cuenta. Quizá me tembló la mano al darle la últi­ma peseta".

Otros asuntos de Blogs
Más asuntos de Blogs
Para no olvidar el comercio de esclavos
Paren esto que me bajo
Solidaridad y compromiso
Otra forma de celebrar nuestra deuda con la naturaleza
Incremento de depresiones, suicidios, cardiopatías en países colonizados
Bajada al infierno de la casi desesperación... para resurgir nuevo.
La muerte no es el final, al menos, en nuestros corazones
Remembranzas. ¿Miedo a la muerte?
Prudencia es una virtud positiva
Libres de proselitismos
Nacimos en la universidad y nos sabemos ciudadanos del mundo
Caballeros andantes de nuestro tiempo
Razones para una búsqueda
Emociones que se interponen
Riesgo de saturación
No llevarse los problemas a casa
Respeto por la vida, acciones e ideas de los demás
Auténticos voluntarios sociales
Celebrar el auténtico voluntariado social
Ser y sabernos nosotros mismos. Aquí y ahora

Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
Capital e ideología, un esquema para erradicar la desigualdad y superar el capitalismo
La mente económica.Importancia de pensar en clave económica
España, uno de los líderes europeos en "fintech" y "crowdfunding", y sólo el 17% sabemos lo que son
Vigilancia permanente
Lo que hacen los mejores profesores universitarios"
De matasanos a cirujanos: Joseph Lister y la revolución que transformó el truculento mundo...
TESIS Y TESINAS
Alta evidencia del poder de las élites empresariales en la política de Chile y otros 7 países de AL
La inteligencia artificial supera barreras para el reconocimiento automático de lenguas de signos
España incumple el Tratado ONU de Discapacidad en áreas clave como integridad y consentimiento libre
Casi un tercio de los gobiernos autonómicos han sido de coalición,hecho insólito para el de España
Los recortes del 2% del PIB en el gasto social con la crisis fueron a pagar intereses de la deuda
Trabajar no garantiza superar la pobreza en América Latina y el Caribe, según CEPAL
1 En España seguimos sin tener una Formación Profesional de Inteligencia Artificial
2 PSOE, PP, C´s y VOX debaten este viernes sobre libertad de educación como derecho fundamental
3 Para no olvidar el comercio de esclavos
4 Equipos y sujetos (al equipo)
5 Antonio Pulido, pasión por la economía y mucho más
6 Prostitucion
7 El 58% de los españoles no usa juegos para aprender, pese a su más que fundamentada importancia
8 Celaá niega la evidencia:El artículo 27 de la Constitución avala el derecho a elegir centro docente
9 Así será la cumbre del clima COP25 en Madrid, del 2 al 13 de diciembre 2019 y su ´Castellana verde´
10 El liderazgo de la mujer en la universidad, a debate este 20 de noviembre
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Celaá niega la evidencia:El artículo 27 de la Constitución avala el derecho a elegir centro docente
¿Te ocupas de la inteligencia artificial (IA), ya presente en tu vida?
Vivienda, emergencia climática y derechos y libertades civiles, también en el debate electoral
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS