lunes,29 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLa ´Marea Verde´ tomará las calles el 24 de octubre
Mesas de consulta en centros públicos

La ´Marea Verde´ tomará las calles el 24 de octubre

Redacción
La Plataforma Estatal por la Escuela Pública ha convocado una jornada de huelga de alumnos, padres y docentes y demás personal de los centros educativos en toda España.

Organizaciones sindicales de docentes, de estudiantes y de padres de la enseñanza pública quieren protestar contra la reforma educativa, la subida de tasas de las matrículas universitarias y los "recortes" en becas.

Se trata de la segunda huelga general educativa convocada conjuntamente por alumnado, docentes y padres, después de la celebrada el pasado 9 de mayo.

Asimismo, la plataforma ha convocado marchas "en verde" hacia el Palacio de la Moncloa del 2 al 9 de noviembre, con salidas desde diversos puntos de la geografía estatal.

También colocarán mesas de consulta en colegios y universidades para preguntar a los ciudadanos si rechazan o no las políticas educativas del Gobierno.

Se da la circunstancia de que el Sindicato de Estudiantes, con presencia en las enseñanzas medias, ya ha preparado para octubre una "semana de lucha" a favor de la enseñanza pública, que incluye una huelga general de alumnos de institutos y universidades del 22 al 24 de ese mes, con lo que coincide con la del día 24, convocada por toda la plataforma.

Editoriales de los periódicos

La Razón

"La Plataforma Estatal por la Escuela Pública ha convocado la primera huelga general de este curso en la educación pública para el 24 de octubre. Los grupos de izquierda del sector han decidido reabrir la trinchera educativa contra el Gobierno. El discurso es el de siempre –los recortes, la Lomce, las becas…–, pero la realidad que se trata de un paro político en defensa del anterior modelo de escuela pública, que disparó el fracaso escolar y ha llevado a España a los últimos puestos en el ránking de calidad de la enseñanza".

La Gaceta

"La autodenominada Plataforma Estatal por la Escuela Pública ha convocado para el 24 de octubre un día de huelga general de la enseñanza en todos los niveles y en todo el territorio nacional. Según informan, el objeto de esta huelga es protestar contra la reforma educativa, la subida de tasas de matrícula en las universidades públicas y lo que llaman “recortes” en las becas. El título rimbombante de los convocantes no logra ocultar a los grupos de padres y de estudiantes y los sindicatos que se oponen a la libertad de educación y defienden la intromisión del Estado en la formación de los niños y jóvenes.

Los motivos que aducen tampoco disimulan el carácter político e ideológico de su convocatoria. En suma, cualquier parecido entre esta huelga y lo que la Constitución define en esta materia (“se reconoce el derecho de huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses”, art. 28.2) es puramente imaginario. Pero ningún Gobierno ni ningún grupo parlamentario ha osado proponer la Ley reguladora, con lo que los grupos de izquierda han ocupado el vacío, y el Tribunal Constitucional les ha ido dando obedientemente la razón, así que seguimos teniendo a organizaciones de padres y de estudiantes constituidas en “trabajadores que defienden sus intereses”, se supone que frente a sus empleadores, tal como establece la legislación aplicable, que tampoco se aplica.

En este panorama desolador desde el punto de vista de la seguridad jurídica, los que libremente no quieran secundar la huelga sólo pueden tener la remota confianza en que el Gobierno tutelará su derecho, castigando por primera vez a los que ejerzan la coacción, las amenazas y la violencia para impedir que la huelga se produzca, pues hasta ahora el número de consecuencias negativas eficaces hacia los piquetes coactivos se eleva a la astronómica cifra de cero.

Nada de esto es nuevo. La izquierda española no soporta la libertad de educación. Este tic totalitario se mantiene también en un PSOE que hace decenios dijo haber prescindido del marxismo, pero que no ha vacilado en ser rotundamente beligerante en materia educativa desde la primera Ley de Centros Escolares de la UCD a principios de los años 80 del siglo pasado.

Desde entonces las cosas han ido de mal en peor, porque los sucesivos Gobiernos del centro derecha han consentido que los pasos hacia atrás en cuestión de libertad de enseñanza dados por la izquierda cuando ha estado en el poder no se corrigieran, lo que ha conducido a nuestro país a ocupar los puestos más bajos de calidad educativa. Hay que entender que la enseñanza no sólo depende de cuestiones económicas, sino que hace falta retomar el valor del compromiso y de la ética, que es lo que quieren ocultar los manifestantes".

De interés

Artículos Relacionados