lunes,23 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaDigitalizaciónLa mayoría reafirma el temor a más recortes en sanidad y educación...
La prensa habla ya de nuevos ajustes por "herencia de Rajoy"

La mayoría reafirma el temor a más recortes en sanidad y educación tras las cifras del déficit

Redacción
La desviación del déficit en 2015 acapara las primeras de todos los diarios, que reparten culpas entre Hacienda y las comunidades autónomas, mientras estas devuelven la responsabilidad al Gobierno, al igual que los tres principales partidos de oposición al hablar de electoralismo, fracaso de la austeridad u ocultar incumplimientos. Por todo ello ya se empieza a hablar de la herencia de Rajoy como hizo este con Zapatero. La mayoría reafirma el temor a dificultades en gastos como salud y educación

EL PERIÓDICO alude a "la herencia de Rajoy", y señala que el futuro gobierno se verá "forzado a ajustar 25.000 millones". En esta línea, EL PAÍS destaca en su información de apertura que "el exceso de déficit obligará al futuro Gobierno a duros ajustes". Además, este diario, señala que "el déficit provoca advertencias de Ciudadanos y el PSOE a Podemos". Por su parte, LA VANGUARDIA apunta que "el nuevo gobierno se enfrentará este año a un desfase de 20.000 millones". Este diario también resalta que "Montoro echa la culpa del déficit a las autonomías. En este sentido, ABC y LA RAZÓN destacan que Montoro culpa a las comunidades y "anuncia sanciones". EL ECONOMISTA precisa que "Moncloa toma medidas tras dejar a 14 autonomías saltarse el déficit", y CINCO DÍAS señala que "Montoro promete ahora mano dura contra las regiones tras rebasar el objetivo de déficit". Por su parte, EL MUNDO pone el énfasis en el "déficit récord en Cataluña".

Bruselas ve confirmados sus temores

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, dijo ayer que el dato de déficit en España confirma sus temores sobre la evolución de la trayectoria presupuestaria. No obstante, dio la bienvenida a las "medidas" anunciadas para contener el gasto de las regiones. Moscovici apuntó que el Ejecutivo comunitario evaluará formalmente en mayo la cifra del déficit español.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, admitió ayer en París que el Gobierno tendrá que negociar con Bruselas un nuevo objetivo de déficit de 2016. Indicó que no será necesario modificar los Presupuestos de 2016, sino que se incluirá en el plan de estabilidad un apartado especial con las medidas que se van a adoptar para corregir la desviación del déficit desde las nuevas cifras de 2015. El ministro afirmó que, sin "adelantar acontecimientos", lo que España está pactando con Bruselas estos días, a través de distintas reuniones de trabajo, es hacer una "proyección de lo que puede ser la evolución del déficit en 2016", añadiendo las medidas adicionales para recortar el desvío en las comunidades autónomas en 2015. En todo caso, De Guindos minimizó las consecuencias que tendrá el desvío del déficit en 2015, y subrayó que "lo importantes es el crecimiento".

Las Comunidades niegan responsabilidad

La mayoría de las comunidades autónomas negaron ayer que sean culpables del déficit público, y atribuyeron el exceso de gasto en el que han incurrido a partidas coyunturales, como Imputaciones arbitrarias de Hacienda a años anteriores o las derivadas de los nuevos tratamientos de la hepatitis C. En este sentido, la consejera de Economía y Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo, dijo que no se puede admitir "en absoluto" que se eche la culpa a las comunidades. "Si hubiera otro reparto entre Estado y comunidades, habríamos cumplido", añadió.

En esta línea, Andalucía expresó su desacuerdo con la imputación "arbitraria" de algunos gastos que le han impedido cumplir el objetivo de déficit, como los 200 millones invertidos en nuevos fármacos frente a la hepatitis C. La titular de Hacienda de la Junta, María Jesús Montero, criticó que las comunidades deban hacer frente a un "ajuste" cuando tienen "serias dificultades para hacerlo sin afectar al Estado del bienestar".

Por su parte, la Generalitat de Cataluña esperaba que su saldo de déficit fuera menor al fijado, que ha sido de un 2,70%. Fuentes de la Generalitat argumentaron que dicho porcentaje es mayor al previsto por los efectos extraordinarios de gastos en infraestructuras licitadas antes de 2010, pero que Hacienda ha imputado a 2015, así como a las nuevas terapias frente a la hepatitis C. Dichas fuentes apreciaron cierta intencionalidad política por parte del Gobierno en que Cataluña lidere el ránking de comunidades con más déficit público.

Desde Aragón, su presidente, Javier Lambán, achacó la "responsabilidad exclusiva" de la desviación a su predecesora en el cargo, Luisa Fernanda Rudi. El Govern valenciano también recurrió a la etapa anterior del PP para localizar las causas de la desviación, y así, su consejero de Hacienda, Vicent Soler, manifestó que "sólo los pufos del anterior Ejecutivo consumieron el 0,7%" del objetivo de 2015.

La Comunidad de Madrid, por medio de la responsable de Hacienda, Engracia Hidalgo, explicó que las causas del incumplimiento vienen de gastos coyunturales como los nuevos tratamientos de la hepatitis C o de la ola de calor del pasado año.

Críticas de PSOE, Podemos y Ciudadanos

La desviación del déficit de 2015 provocó las críticas de PSOE, Podemos y Ciudadanos. Desde el PSOE, Jordi Sevilla, lamentó el "mal dato", que atribuyó a la "política electoralista" del PP, que en plena campaña rebajó el IRPF. Acusó al PP de "mentir", y reconoció que el recorte adicional que implica "hace más difícil la gestión del próximo gobierno". El secretario de Organización del PSOE, César Luena, acusó al Gobierno de Mariano Rajoy de ineficaz, y dijo que los números "no le dan", después de subir los impuestos y recortar "todos los servicios públicos".

Podemos consideró que la desviación del déficit público demuestra que "las políticas de austeridad han fracasado". En un comunicado, recalca que continuar con los objetivos impuestos por Europa es una pretensión "irreal" y "contraproducente" para la recuperación económica y el empleo. Para el líder de esta formación, Pablo Iglesias, los datos demuestran "el desastre de la política económica de Montoro".

Por su parte, Ciudadanos acusó al Gobierno de haber ocultado a los españoles que iba a incumplir el objetivo de déficit, lo que, según esta formación, pone a España en una situación "alarmante" y demuestra que la supuesta "responsabilidad y credibilidad" del Ejecutivo de Mariano Rajoy es "un mito".

Mientras, el vicesecretario de Organización y Electoral del PP, Fernando Martínez-Maillo, defendió mantener el "rigor" en el criterio del cumplimiento de la estabilidad presupuestaria y el déficit, porque, según recalcó, es "la garantía del crecimiento económico".

La CEOE expresó su "preocupación" ante la desviación al alza del objetivo de déficit para 2015 y advirtió de que retrasar la corrección del desequilibrio fiscal podría perjudicar la recuperación de la actividad, de la confianza y del empleo. Por su parte, CCOO advirtió de que la situación de las cuentas públicas deja "comprometidas" las opciones del futuro Gobierno, que tendrá que enfrentarse a un "importante" ajuste fiscal. Los secretario generales de UGT y CCOO, Josep María Álvarez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, consideraron ayer que si España ha incumplido el objetivo de déficit ha sido por "los regalos fiscales y los excesos electorales" del Gobierno del PP.

Editoriales de la prensa impresa

La enorme desviación del déficit lastra al futuro Gobierno y erosiona al actual (EL PAÍS): "El sorprendentemente negativo cierre del déficit público del año pasado deja un horizonte cargado de inquietantes incertidumbres, la más acuciante de ellas la envenenada herencia que recibirá el próximo Gobierno". "Sea quien sea el próximo inquilino de La Moncloa, llegará con una tarea inicial de efectuar un ajuste de casi 25.000 millones, si es que quiere cumplir con el objetivo de reducción de déficit comprometido con Bruselas". "Una tarea casi imposible, pero que, en cualquier caso, necesitará, con absoluta seguridad, una nueva oleada de reformas y ajustes de calado". "Eso, por supuesto, después de que la Comisión Europea lea la cartilla y saque los colores tanto al futuro Gobierno como al actual"."Desde el punto de vista político este desvío agrava el déficit de credibilidad de España en el concierto europeo". "El déficit también pone de manifiesto un preocupante descontrol de las cuentas de las comunidades autónomas". "Un último ángulo sobre el que debe hacerse una urgente reflexión: la Seguridad Social. Las proyecciones para este ejercicio nacen viciadas, puesto que se sustentan sobre un crecimiento de recaudación del año pasado que no se produjo ni de lejos".

EL Gobierno no cumple con el déficit y deja una pesada herencia (EL MUNDO): "La realidad es que el Gobierno de Mariano Rajoy, el de los recortes y la austeridad, no ha conseguido cumplir con el objetivo de déficit comprometido con la Comisión Europea en ningún ejercicio de la legislatura". "Por unas razones, como la herencia recibida del Gobierno de Zapatero en un primer momento, o por otras, como el descontrol de las cuentas en algunas comunidades autónomas, el Ejecutivo ha sido incapaz de encarrilar las finanzas públicas". "El análisis de estas cifras desglosadas por el ministro de Hacienda muestra la incapacidad de las autonomías para cumplir con su compromiso de ajuste fiscal". "Es llamativo que sólo tres gobiernos regionales hayan sido capaces de embridar sus cuentas"."Es preocupante, por ser más estructural, el déficit de la Seguridad Social". "Necesita un replanteamiento en profundidad de sus presupuestos para actuar sobre todo en el control del crecimiento del gasto, ya que poco se puede hacer para lograr un incremento de ingresos adicionales". "Los datos publicados confirman las preocupaciones de la Comisión Europea sobre la trayectoria presupuestaria de España". "El Estado español tendrá que hacer un ajuste total de 224.000 millones de euros en 2016". "Perseguir la ortodoxia en las cuentas públicas debe ser el punto de partida de cualquier negociación de los partidos de cara a formalizar el nuevo Ejecutivo".

Es urgente corregir el déficit para garantizar la sostenibilidad (ABC): "España siguió reduciendo el déficit público en 2015 gracias, sobre todo, al crecimiento que registró el PIB, pero se desvió el objetivo acordado con Bruselas, incumpliendo así la senda de consolidación presupuestaria, iniciada la pasada legislatura". "Esta tendencia tiene que ser corregida cuanto antes para garantizar la sostenibilidad". "Los cambios de gobierno que han protagonizado numerosas regiones, con la llegada al poder de coaliciones de izquierda dispuestas a disparar el gasto y dificultar la creación de riqueza, han lastrado el saneamiento de los presupuestos autonómicos". "Además, esta perniciosa tendencia se ha visto agravada por las importantes citas electorales de 2015"."Más allá de que España, posiblemente, tendrá que negociar con Bruselas la flexibilización del objetivo de déficit para este año, es fundamental que se apliquen las medidas correctoras que establece la Ley de Estabilidad Presupuestaria para embridar ese negativo incumplimiento y revertir el desvío". "Las autonomías todavía mantienen numerosos entes, duplicidades y gastos superfluos que pueden eliminar para alcanzar el equilibrio presupuestario sin necesidad de recortar servicios públicos esenciales ni subir impuestos".

Grave incumplimiento del déficit por un error de cálculo (LA VANGUARDIA): Haber gastado 10.000 millones de euros más de los presupuestados en 2015 es un tremendo error de cálculo y de rigor fiscal que tendrá serias consecuencias sobre la credibilidad de España frente a la UE, los mercados internacionales y los propios ciudadanos". "El principal responsable de tamaña irresponsabilidad fiscal es el partido en el gobierno porque en un año eminentemente electoral relajó el control del gasto y, asimismo, aplicó una rebaja de impuestos pese a las advertencias que recibió de la UE sobre el riesgo de que pasara lo que finalmente ha acabado sucediendo"."La responsabilidad política es extensible a las dos principales comunidades autónomas que han superado con creces sus objetivos de déficit público, como son Cataluña y la Comunidad Valenciana. Además del descontrol en el gasto autonómico, tampoco se ha sabido prever y compensar el incremento del déficit de la Seguridad, Social, que es el gran problema financiero que tiene España". "La situación es preocupante: no cuadran los números en las cuentas públicas ni tampoco en el Parlamento para formar gobiernos".

El engaño del déficit (EL PERIÓDICO): "Al final se destapó el pastel. España ha incumplido ampliamente el objetivo de déficit del 2015, una posibilidad que el Gobierno de Mariano Rajoy, contra todos los vaticinios, había negado reiteradamente". "Sobre su ficción, y por motivos meramente electorales, justificó la bajada de impuestos de IRPF y de Sociedades del año pasado, complementada en el actual, y elaboró unos presupuestos irreales para el 2016". "El ministro Cristóbal Montoro puso ayer, una vez más, en el punto de mira a las comunidades autónomas (Cataluña y Comunidad Valenciana en primera posición)"."El Gobierno se había reservado al parte del león del margen de déficit, obligando a las autonomías a ajustarse a un raquítico 0,7%, cuando son precisamente las comunidades las que soportan el gasto en sanidad, enseñanza y bienestar social". "Es la herencia de un Gobierno que lo justificó todo por la recuperación económica, que no tuvo reparo desde el primer día en incumplir el programa con el que ganó los elecciones del 2011 y que no le hecho ascos a ocultar la realidad a sus ciudadanos y a Europa".

El despilfarro autonómico pone en riesgo el crecimiento (LA RAZÓN):  Sin pretender restarle importancia, el desvío registrado en el control del déficit público pactado con Bruselas para 2015 es perfectamente corregible y, sobre todo, no supone mayor obstáculo para la evolución positiva de la economía española". "Otra cuestión sería si a la desviación registrada hubiera que sumarle la caída del crecimiento o el incremento del índice de desempleo". "El déficit del Estado continúa su camino hacia el equilibrio presupuestario"."Como ha señalado sin el menor rodeo el ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, el factor determinante del incremento del gasto público hay que situarlo en el incumplimiento presupuestario de los gobiernos de Europa". "Tampoco quiere decir que los gobiernos regionales se verán obligados a hacer más recortes, sino, simplemente, a no incrementar el gasto. De lo contrario, se corre el riesgo de reiniciar la espiral diabólica de la crisis".

El resbalón de España reviste especial gravedad ( CINCO DÍAS):"La indisciplina fiscal de las comunidades autónomas ha sido una constante a lo largo de la pasada legislatura y un escollo para cumplir con los objetivos de déficit público impuestos a España por Bruselas". "Mientras la Administración central y los ayuntamientos han adoptado medidas para la consolidación fiscal, las regiones han mantenido una actitud generalizada de resistencia frente a sus compromisos". "Es indiscutible que urge reformular la financiación de las autonomías, pero eso no debe servir de excusa a las incumplidoras, que son una mayoría". "El resbalón de España reviste especial gravedad por la imagen que traslada al exterior, por lo que supone de incremento de una deuda pública y por el riesgo que representa para una economía que aún debe consolidar su crecimiento". "Es imprescindible recuperar la disciplina fiscal y afrontar de una vez los problemas que se escondieron de cara a las citas con las urnas".

El coste de la parálisis ante las CCAA (EL ECONOMISTA):El Gobierno de Mariano Rajoy llegó al poder con las cuentas públicas en estado de emergencia, y señalando inmisericordemente al culpable"; "el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero era el último responsable de la disciplina fiscal de toda la Administración incluidas las autonomías". "La decepción es aún mayor si se considera que 2015 era el año idóneo para el cumplimiento". "Pero en el camino se cruzaron unas autonomías que han hecho gala impunemente de indisciplina Hacienda tuvo al alcance, desde el primer momento, los múltiples mecanismos coercitivos de la Ley de Estabilidad que ahora, en situación de interinidad y ya ante el incumplimiento flagrante, por fin activará". "Pero esta reacción no basta para compensar los meses acumulados de parálisis ante una indisciplina que ya tiene un alto coste".

De interés

Artículos Relacionados