martes,7 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLa mejora educativa, clave de la recuperación económica para el Comité Económico...
En el capítulo sobre calidad de vida y cohesión social

La mejora educativa, clave de la recuperación económica para el Comité Económico y Social Español

Redacción
La mejora del sistema educativo español constituye una de las principales claves para una recuperación económica, según el Comité Económico y Social Español (CESE). El gasto publico en educación en españa (4,35 en 2013, al recrudecerse los recortes) estaba algo por debajo de la media de los 22 países europeos OCDE (4,9% del PIB). Tambien lo indican los datos de la Comisión Europea, según la cual nuestro país debe aumentar los esfuerzos políticos para invertir más eficazmente en los jóvenes.

La mejora del sistema educativo español constituye una de las principales claves para una recuperación económica sostenible que contribuya al mantenimiento de la cohesión social, dice el Capítulo III sobre calidad de vida y cohesión social del CESE. Desde la perspectiva comparada que proporcionan los indicadores de la estrategia de Formación y educación 2020, con carácter general españa destaca favorablemente entre los demás países por el avance de la participación en educación infantil, así como por la elevada proporción de jóvenes españoles con educación terciaria. Sin embargo, se debe continuar mejorando el nivel educativo de los jóvenes: la todavía elevada tasa de abandono escolar temprano (19 por 100 en 2016, la más alta de la Unión europea), los bajos rendimientos en las competencias básicas y una transición ine ciente de la educación al mercado de trabajo representan importantes retos que es necesario superar. Asimismo, es necesario aumentar la participación de la población adulta en el aprendizaje a lo largo de la vida.

Por otro lado, las limitaciones presupuestarias de los últimos años se trasladaron a la evolución de algunas de las partidas de gasto de carácter más redistributivo, en concreto a las becas y ayudas de estudios, afectando particularmente a las enseñanzas básicas. Así, el número de becarios en el curso 2014-2015 respecto al curso anterior disminuyó en los tres niveles educativos, aunque bastante más en las enseñanzas básicas (–14,4 por 100), que en las enseñanzas postobligatorias (–1,5 por 100) y las universitarias (–4,6 por 100).

También disminuyó el número de ayudas y becas concedidas, siendo mayor el retroceso en las enseñanzas básicas (–13,7 por 100) que en las postobligatorias y universitarias (–1 y –2,5 por 100, respectivamente). Finalmente, el importe dedicado a las enseñanzas básicas disminuyó un 0,35 por 100, mientras que en las postobligatorias y universitarias aumentó ligeramente (0,9 y 0,8 por 100, respectivamente).En relación a las enseñanzas no universitarias, tal como ha señalado el CeS en varias ocasiones, la sucesión de reformas legislativas de la normativa básica estatal ha llevado a una amplia convicción sobre la necesidad de asegurar una mayor estabilidad de los elementos esenciales y las líneas maestras de la educación sobre la base de un amplio consenso social y político.

En este sentido, la mayoría de las medidas establecidas en la Ley Orgánica para la mejora de la calidad educativa se han aplicado ya, aunque no de manera normalizada, mientras los problemas en su implantación han motivado que su continuidad dependa, en parte, del resultado del futuro Pacto de estado social y político por la educación. El proceso hacia este consenso comenzó su andadura en noviembre de 2016, y una subcomisión parlamentaria especíca debe informar sobre el estado actual del sistema educativo en españa y formular propuestas con vistas a un nuevo marco jurídico para la educación.

En cuanto al panorama general de las enseñanzas básicas, el impacto de la educación infantil en la efectiva igualdad de oportunidades y la movilidad social depende de que esta sea accesible para todos, asequible y de alta calidad desde las edades más tempranas. A pesar de que españa es uno de los países europeos con tasas más altas de escolaridad de los menores de tres años, todavía existe un amplio margen de mejora en el alcance y accesibilidad del cuidado formal en España para estas edades de escolarización no obligatoria, que se corresponden con el primer ciclo de educación infantil y no tiene carácter gratuito, siendo escasas y muy variables territorialmente las ayudas para las familias con hijos en este nivel.

Mejorar la calidad y resultados de la educación: prioridad en los niveles obligatorios
En los niveles obligatorios, la prioridad se sitúa en mejorar la calidad y los resultados de la educación, pues el fracaso escolar sigue afectando a más de una quinta parte de los estudiantes, a pesar de que se hayan producido algunas mejoras. Así, ha aumentado la proporción de alumnado que alcanza 4.o de la eSO a la edad adecuada, debido a ladisminución de los retrasos tanto en primaria como en la propia eSO (que actualmente afectan a un 16,3 y 20,1 por 100 del alumnado respectivamente). Con todo, solo el 77,6 por 100 de los alumnos terminan la eSO con la obtención del Título de Graduado, por lo que la situación es ampliamente mejorable.
Asimismo, según los últimos informes comparados de carácter internacional auspi- ciados por la OCDe, en el sistema español se han registrado ciertos avances respecto a las competencias adquiridas en los niveles obligatorios, habiendo mejorado el ren- dimiento del alumnado de primaria en matemáticas y ciencias. no obstante, en los niveles de la eSO, los rendimientos del alumnado siguen siendo mediocres, aunque ha disminuido la proporción de alumnado con bajos rendimientos.
Uno de los problemas más graves que se observan en el sistema educativo español es el elevado porcentaje de alumnos repetidores: el 31 por 100 de los alumnos de 15 años repite por primera o segunda vez algún curso de la eSO. esta situación no solo implica un importante coste económico (el 8 por 100 del total del presupuesto de educación en 2012), sino que aumenta el riesgo de abandono escolar, reduce la reali- zación de las expectativas y multiplica las desigualdades educativas, pues se observan importantes diferencias en la incidencia de las repeticiones según el origen social de los niños. en este sentido hay que señalar que la LOmCe se propone como objetivo mejorar el rendimiento de los estudiantes, si bien no incluye medidas especí cas para hacer frente a las altas tasas de repetición de curso.
El problema del abandono escolar prematuro sigue siendo uno de los retos más im- portantes del sistema educativo español. en efecto, a pesar de que la tasa de abandono escolar prematuro continuó disminuyendo hasta alcanzar el 19 por 100 en 2016, sigue siendo la más elevada de la Unión europea y se encuentra por encima del objetivo nacional de la estrategia europa 2020, jado en el 15 por 100. Aunque hace falta seguir ahondando en el análisis de las diversas causas del abandono escolar prematuro, algunas comunidades autónomas lo han gestionado con buenos resultados a través de diversos proyectos y experiencias, siendo deseable que ese tipo de buenas prácticas se difundan e intercambien en un contexto más amplio, a n de acelerar las mejoras
En cuanto a la formación profesional, hay que señalar que la denominada formación profesional básica (FPB) instaurada por la LOmCe comenzó a aplicarse por comunidades autónomas en el curso escolar 2014-2015. Demomento, la FPB no está mostrando buenos resultados, pues el número de transiciones del primer al segundo curºso y de promociones de la FPB a la educación secundaria

superior es bajo, habiendo sufrido un importante descenso la evolución del alumnado matriculado en Programas de Cuali cación Profesional Inicial y FPB en los dos últimos cursos escolares.

La formación profesional inicial en españa se sigue caracterizando, entre otros rasgos, por una proporción menor de personas que optan por estas enseñanzas en relación a otros países europeos, una concentración signi cativa de las opciones de matriculación en torno a determinadas familias profesionales, y la necesidad de me- jorar los resultados académicos del alumnado. el fracaso escolar, el abandono de los estudios profesionales y la mayor proporción de jóvenes que estudian bachillerato continúan siendo las principales causas de la menor proporción de estudiantes de for- mación profesional. no obstante, en el curso 2016-2017 aumentó considerablemente el número de alumnos matriculados en ciclos formativos de grado medio y superior (7,2 por 100 y 17,1 por 100, respectivamente) que, de proseguir a ese ritmo, puede contri- buir a una corrección de la descompensación tradicional entre estos estudios y los de bachillerato. Finalmente, hay que señalar que aunque aumentan los proyectos de FP dual, siguen dándose ciertas de ciencias en su implementación, mientras que este año se han aprobado nuevas medidas económicas de fomento de la FP reglada y la FP dual.
en relación a las enseñanzas universitarias, españa destaca por la mayor propor- ción de adultos (entre 25 y 64 años) y jóvenes (25 a 34 años) con estos estudios. Sin embargo, el censo de alumnado universitario español

decrece en los cuatro últimos cursos, manteniéndose suconcentración por ramas de enseñanza: el 56 por 100 del

alumnado español está matriculado en Ciencias Sociales,empresariales y Derecho (33,6 por 100), Humanidades y

Artes (11,2 por 100) y Ciencias de la educación y Forma-ción del Profesorado (11,4 por 100). es patente la necesidad de continuar incremen- tando los graduados en STem, pues el conocimiento cientí co y tecnológico emerge como una de las vías para lograr un avance económico y social más sólido.

Además, entre los indicadores que informan sobre las actitudes y el rendimiento académico de los estudiantes en españa, destaca la baja proporción de nalización entre los que comienzan los estudios de Grado y máster.
Debe seguir haciéndose hincapié en la calidad de la formación universitaria, pues, a pesar de las limitaciones que puedan caracterizar a los principales rankings interna- cionales, llama la atención que ninguna universidad española esté posicionada entre las cien mejores en 2016. Además, el sistema universitario español adolece todavía de una importante falta de internacionalización.
Avanza la matriculación en FP
en cuanto a la accesibilidad del sistema universitario español en términos económicos, nuestro país parece mantenerse a distancia del modelo de precios más moderados en las titulaciones de grado (menos de 1.000 euros/año), como Francia, Bélgica o Aus- tria, aunque el precio medio del crédito matriculado por primera vez en titulaciones universitarias de grado se ha mantenido en términos muy similares al curso anterior. Además, se detecta una considerable heterogeneidad en los precios de las diferentes comunidades autónomas, lo que aumenta el riesgo de que se acentúen las desigual- dades en la educación terciaria. no obstante, hay que tener en cuenta que el coste efectivo que conllevan los estudios universitarios guarda relación con otros factores diferentes de las propias tasas, como la política de becas y ayudas al estudio a la que ya se ha hecho mención.
Finalmente, hay que señalar que, a pesar de que sus tasas de desempleo son infe- riores a las de otros colectivos con nivel educativo más bajo, la inserción laboral de los titulados universitarios en españa generalmente plantea más di cultades que en otros países. en este sentido siguen siendo necesarios mayores esfuerzos para fomentar la empleabilidad de los universitarios, así como una mayor conexión entre estos estudios y los requerimientos del entorno productivo.
Según la OCDe, la rápida expansión de la educación terciaria puede haber ido en detrimento de la calidad, y una mayor especialización podría mejorar las economías de escala y permitir destinar los recursos nancieros a aumentar la calidad y la per- tinencia de las aptitudes adquiridas en la enseñanza superior 

De interés

Artículos Relacionados