Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

jueves, 18 de abril de 2019  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
El empuje de Competencia, frenado ante los intereses del sistema universitario y de las eléctricas
La multa de 58 millones a Logista y tabaqueras, mínima parte de lo que sacan del monopolio estatal
Competencia modera su rigor ante las grandes auditoras como Deloitte, PWC, EY y KPMG gracias a ICAC
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Universidad Pública Navarra: el vicerrector Gonzalo y María José Beriáin se disputan el Rectorado
Nuevo Rector continuista en la Universidad Miguel Hernández
Barón y Gil Robles abogan por la unidad ante el Brexit en el Día del Economista
 Universidades





















ENTREVISTAS Ampliar +  
"Los partidos buscan menos politización y más financiación y autonomía universitaria"
Andradas y Goyache intentan recuperar liderazgo de UCM sin mejorar expectativas de participación
"El caso Puigdemont es un auténtico fracaso del espacio común de justicia en la Unión Europea"
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Anticorrupción investiga fraudes con facturas falsas en cursos de formación para el empleo
Aprobada la oferta de empleo público 2019 (33.793 plazas),mayor en 11 años:solo 489 van a educación
Seguridad Social deja de colaborar con empresas privadas en bajas laborales para evitar problemas
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
"Hay que profundizar el camino a la democratización, paz y justicia para Venezuela"
España y México cooperan en desarrollo sostenible antes del acto electoral Agenda2030-discapacidad
España, comprometida con la OEA a financiar proyectos de Derechos Humanos en América
TENDENCIAS Ampliar +  
El 53%de las personas no recordamos claves de acceso a la web y nos cuesta 10 minutos recuperarlas
Bill Gates: "La inteligencia artificial es tan prometedora y peligrosa como la energía nuclear"
Nuestro cerebro genera neuronas hasta los 90 años y será capaz de pasar información directa a otros

El régimen del 78 y el derecho a decidir


El objetivo de este artículo es tratar de desmontar el falso relato que, interesadamente, algunos partidos políticos, medios de comunicación nacionalistas y divulgadores, a sueldo o no, han construido en torno a dos hechos: el Régimen del 78 y el derecho a decidir.
Transitar por Eurolandia 3 de abril de 2019 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
 El Brexit, una gran oportunidad para consolidar la Unión
 Las falsas premisas del Estado catalán (y III). Las soluciones posibles
 El catalán: ¿instrumento cultural o barrera protectora del mercado?
 ¿Por qué una Constitución Europea?
Pervertir el lenguaje con neologismos, que a veces significan lo contrario de lo que se dice, suele jugar malas pasadas. Eso ocurre, por ejemplo, con posverdad, que significa simplemente la mentira; es el caso de noticias falsas,  que se difunden y se perciben como ciertas (así ocurrió con la exitosa campaña nacionalista catalana: España nos roba).

Algo similar sucede con la expresión Régimen del 78 (el que dimana de la Constitución), que algunos partidos políticos asimilan a franquismo sociológico, ignorando que, en la actual  Democracia, España ha estado gobernada por centristas (UCD), populares y socialistas; y en los tres casos y en varios de sus gobiernos, con el apoyo de nacionalistas catalanes y vascos. ¿Sinceramente, alguien con un mínimo de sentido común se puede creer que todos ellos son descendientes ideológicos del franquismo?

En realidad, las bases del por algunos denostado Régimen del 78 se pusieron en el corto pero intenso periodo de transformaciones políticas que transcurrió entre finales de 1976 y finales de 1978, que son las que permitieron el tránsito del autoritarismo franquista a la Democracia. Arrancó con La Ley 1/1977 para la Reforma Política (que posibilitó la legalización de los partidos políticos), prosiguió con las elecciones generales de junio de 1977 (las primeras democráticas tras el franquismo), los Pactos de la Moncloa de finales de 1977, y culminó con la Constitución de 29 de diciembre de 1978.

Aunque el consenso político estuvo implícitamente presente en todo ese proceso, en sentido estricto se limitó a los Pactos de la Moncloa y a la Constitución. Ésta no puede entenderse sin los Pactos de la Moncloa, que le sirvieron de antesala y tuvieron efectos en años posteriores, hecho que conviene recordar aquí porque se olvida con frecuencia.

Dichos Pactos –en plural- fueron resultado de los acuerdos alcanzados entre el Gobierno y los representantes de los grupos parlamentarios, en las reuniones celebradas en el Palacio de la Moncloa  (de ahí su nombre), los días 8 y 9 de octubre de 1977; y refrendados por el Parlamento: el 27 de octubre por el Congreso y el 11 de noviembre por el Senado. Los acuerdos fueron políticos, ya que políticos eran quienes los negociaron y firmaron. En ellos se plasmó realmente el consenso. Su preámbulo no deja lugar a dudas:
 
“Las fuerzas políticas con representación parlamentaria eran conscientes de que la grave situación española requería un esfuerzo común construido a base del más auténtico patriotismo. Existía, por tanto, en la toma de conciencia de nuestra situación y existía esa coincidencia en anteponer los intereses comunes a los intereses de partido. Sobre esa base se desarrolló la colaboración, el entendimiento y el consenso. Aquí está el núcleo más íntimo de los documentos suscritos por los Partidos políticos parlamentarios, y aquí está el mensaje más hondo y necesario que estas páginas quieran llevar hasta los españoles”
 
Los citados Pactos consiguieron acuerdos en los dos problemas más urgentes del momento: el puramente político y el económico.

En la vertiente política, en tanto se aprobaba la Constitución que en esos momentos se estaba negociando, se acordó una solución provisional sobre las libertades básicas: la de expresión, el derecho de reunión, el derecho de asociación política, la reforma del código penal y de justicia militar, el orden público, etc.
  
Por su parte, los acuerdos de carácter económico constituyeron el primer gran programa de la Democracia para luchar contra la grave crisis del momento (la de los setenta, más conocida como la Crisis del Petróleo). Se perseguían dos grandes objetivos: uno a corto y otro a largo plazo.

En el corto plazo, se pretendía conseguir el saneamiento económico, contener la inflación y restablecer los equilibrios macroeconómicos básicos, bajo la premisa de que los sacrificios se repartiesen equitativamente entre todos los grupos sociales. Para ello se utilizaron tres tipos de instrumentos: una política monetaria restrictiva, una política presupuestaria rigurosa y una política de rentas tendente a reducir la inflación y recuperar el excedente de las empresas.

En el largo plazo, se aspiraba a relanzar el crecimiento económico, para lo cual era necesario acometer una serie de reformas estructurales, tales como: la fiscal, la reconversión industrial, la liberalización del sistema financiero, etc.

Otra prueba palpable del consenso existente en los inicios de la Democracia fue la solicitud de ingreso de España en las entonces Comunidades Europeas, que tuvo lugar el 28 de julio de 1977, un mes después de las elecciones de junio de ese año. Fue una de las primeras medidas que tomó el Gobierno Suárez, y lo hizo con la aquiescencia de todos los partidos políticos.

Este marco de consenso es el que se extendió a la Constitución de 1978. No reconocer estas cosas es asunto muy serio que solo puede atribuirse a la ignorancia histórica de los hechos o, lo que es peor, a la mala fe.

Así, quienes se cuestionan lo que llaman Régimen del 78, como hacen Podemos (y sus numerosas y variopintas tribus, entre ellas IU), o los nacionalistas catalanes y vascos, lo que realmente se cuestionan es, ni más ni menos, que la propia democracia; y la única alternativa conocida a la democracia es el autoritarismo, se revista del ropaje que se quiera. Todo ello no significa que se haya de ser complacientes y acríticos con todo lo acontecido en la Transición y, en general, con el desarrollo de la Democracia española; por el contrario, debemos ser críticos con muchos de los fenómenos sobrevenidos y que no hemos sabido resolver de forma adecuada;  pero en modo alguno cuestionando la Constitución, que prevé sus propias vías de reforma.

Esa extraña comunión ideológica entre Podemos y los nacionalistas no parece tener otra finalidad que la de cuestionarse España como Estado, aprovechando cualquier circunstancia propicia. El permanente hostigamiento a las instituciones democráticas y, en definitiva, al propio Estado de Derecho que se viene produciendo desde hace unos años, se basa en la manipulación histórica de los hechos y en una interpretación sui géneris del concepto de democracia, ya sea proponiendo un nuevo periodo constituyente o, lo que es más grave, anteponiendo democracia (votar no es delito) al respeto a la ley, como sin ley pudiese haber democracia. Y poco importa que todo ello pueda conducir a la inestabilidad política, a la incertidumbre económica y al desquiciamiento y conflicto social.

En la aventura independentista catalana, uno de sus mayores soportes lo ha encontrado en esa (supuesta) izquierda que ha participado en todas las acciones anticonstitucionales que aquella ha provocado, ya sea con su voto, con su presencia o con su silencio. Con dicha participación, Podemos ha pretendido legitimar acciones presuntamente democráticas de ese grupo de fanáticos que ha dividido a la sociedad catalana. Y lo que es más delirante, ha apoyado a la antigua Convergencia que fundara Jordi Pujol –actual PDECaT y sus derivados-, un partido corrupto de la derecha catalana que, por razones turbias, ha mutado, de la noche a mañana, del nacionalismo al independentismo.

 Dicho apoyo a los nacionalismos lo basa Podemos en el (democrático) principio del derecho a decidir que, según su programa de las pasadas elecciones generales, es el que puede solucionar el histórico problema territorial de España:
 
Abriremos un amplio debate ciudadano sobre el reconocimiento y las formas de ejercicio del derecho a decidir en el marco del debate acerca del cambio constitucional. Reconoceremos constitucionalmente la naturaleza plurinacional de España, como también aseguraremos el derecho de los gobiernos autonómicos a celebrar consultas a la ciudadanía sobre el encaje territorial del país.
Es decir, promoveremos la convocatoria de un referéndum con garantías en Cataluña para que sus ciudadanos y ciudadanas puedan decidir el tipo de relación territorial que desean establecer con el resto de España”.

 
   Pero la cuestión de fondo reside en que el derecho a decidir, no es una categoría jurídica reconocida por la Constitución española ni por el Derecho Internacional. Es otra perversión interesada del lenguaje político para evitar el uso del derecho a la autodeterminación para la secesión de un territorio, que sí está admitido por el Derecho Internacional y que es aplicable a las colonias y las etnias perseguidas; territorios que, por lo general, se localizan en el mundo subdesarrollado.

   Como es obvio que Cataluña no es una colonia ni un pueblo oprimido y, además, está desarrollada, no era presentable políticamente reivindicar directamente el derecho a la autodeterminación. Esa la razón de que se haya buscado una expresión (derecho a decidir) que fuese novedosa, amable, con significado equivocado, que no provocase rechazo social (¿quién se va a oponer a su derecho a decidir?) y que fuese fácilmente asimilable por el público.

   De esta forma surgió este neologismo que, con algún antecedente menor, adquirió carta de naturaleza a partir de 2010 y fue calando en los medios de difusión, en la población y hasta en algunas resoluciones del Parlamento de Cataluña. Su intención real es conseguir la secesión de ese territorio del resto de España –leyes de desconexión, seudoreferéndum y declaración unilateral de independencia-.  Y como ello afecta a la soberanía que reside en el pueblo español y no es divisible, el derecho a decidir, entendido en este sentido, es un principio político reaccionario (populista), insolidario (la rebelión de los ricos) y antidemocrático (no respeta las reglas constitucionales).

Otros asuntos de Blogs
La mujer keynesiana
El neoliberalismo, ¿un nuevo paradigma o una estafa científica?
Fermín Alcoba: un almeriense en los organismos internacionales
El contubernio catalán (III): El desenlace del Procés y el futuro de Cataluña
El contubernio catalán (II): La comunión nacionalista.
El contubernio catalán (I): Las tribus y el nacional populismo
Los grandes desafíos de la Unión (y V): Hacia la integración política. ¿Una Europa federal?
Los grandes desafíos de la Unión (IV): Las fronteras de la Unión y el problema turco
Los grandes desafíos de la Unión (III): Sin unión fiscal, no hay unión económica y monetaria real
Los grandes desafíos de la Unión (II): Adiós al Reino Unido (Brexit means Brexit)
Los grandes desafíos de la Unión (I). Planteamiento general
El Brexit, una gran oportunidad para consolidar la Unión
Sin controles eficientes, la democracia se debilita
La administración territorial: el descontrol institucionalizado
La casta política: la burbuja invisible
¿Por qué la corrupción es una constante estructural en la política española?
Corrupción y crisis económica en España
Consecuencias previsibles de una independencia unilateral de Cataluña
Elecciones europeas: más Unión y menos nación
Ante las falacias nacionalistas, los catalanes callan

  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  E-mail (*):  
  Titulo:  
  Comentario:  
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website ibercampus.es tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de ibercampus.es y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Ibercampus.es declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
El Director.Secretos e intrigas de la prensa narrados por el exdirector de El Mundo
España se desarrolló respecto a las potencias occidentales en forma de U, al empeorar en 1850-1950
Más allá de los sueños
Crónica de la presentación «La curvatura de tu sonrisa»
Libro Blanco de las mujeres en el ámbito tecnológico
La conciliación de la vida personal y familiar con el trabajo
TESIS Y TESINAS
Actas de la III reunión iberoamericana de socioeconomia
El árbol evolutivo de dinosaurios aceptado hace 130 años es erróneo y debe revisarse por completo
España, 10º país en investigación en salud
Una tesis urge la reforma del alquiler en esta España del deshaucio, sin mercado ni vivienda social
La universidad pública ajusta mejor sus recursos que la privada
Logista y MRW ganan en gestión reputacional a NACEX
1 Las estructuras góticas: más bellas y funcionales…; pero también, más vulnerables que las románicas
2 Competencia multa a 15 empresas y14 directivos y anuncia que empezará a prohibir contratos públicos
3 Europa resiste a que la detención de Assange deje a denunciantes de ilegalidad con menos protección
4 Los partidos debaten este lunes y martes sus programas económicos y de pensiones, único consenso
5 La catedral de Notre Dame resucitará de sus cenizas interiores con donaciones privadas y tecnología
6 Inclusión educativa: aprender a mirar desde la perspectiva de un nosotros común
7 Universidad Pública Navarra: el vicerrector Gonzalo y María José Beriáin se disputan el Rectorado
8 El concurso de acreedores, herramienta mal utilizada por las empresas españolas
9 Riesgos geopolíticos, financieros, digitales, territoriales
10 El orden natural y la complejidad, 4: El Génesis
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Inclusión educativa: aprender a mirar desde la perspectiva de un nosotros común
Gibraltar: una frontera diferente
Buscando a Dios en el Universo: Un decálogo
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS