martes,25 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa nueva presidenta de los rectores, a favor de que los repetidores...
Objetivos de su mandato

La nueva presidenta de los rectores, a favor de que los repetidores paguen la matrícula

ibercampus.info
La nueva presidenta de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), Adelaida de la Calle, es partidaria de garantizar la igualdad de oportunidades, sobre todo a partir de las becas, pero también de que los repetidores sufraguen en una proporción cada vez mayor sus estudios, hasta llegar a pagar la totalidad del coste.

 

Presidenta desde el pasado día 13 de esta organización, que agrupa a medio centenar de universidades públicas y veinticinco privadas, De la Calle afronta el mandato con "preocupación" por el momento económico actual, pero con optimismo porque el discurso a favor de la "sociedad del conocimiento" se ha colado en todas las agendas políticas y porque la Universidad debe ser el epicentro de esa nueva sociedad.

"Todos decimos que el cambio tiene que venir a través del conocimiento y del talento, y la Universidad está en el centro de la generación y de la transferencia del conocimiento, por lo que debe tener una protección especial si realmente creemos en la filosofía que día a día predicamos", ha manifestado en una entrevista con EFE.

Pero a su juicio, a día de hoy lo que hay es "una incongruencia" entre el discurso y las actuaciones, y achaca esa incongruencia a la "dependencia" de determinados sectores económicos "que están dictando lo que hay que hacer" y que inciden-dice- en la necesidad "de reducir el déficit, de reducir la deuda, de reducir, de reducir y de reducir".

Adelaida de la Calle lamenta que quienes propugnan esos recortes no se detengan a analizar y aclarar dónde y cómo deben hacerse, y apuesta por respuestas "pensadas, elaboradas y alejadas de presiones de determinados entornos".

La "presidenta" de los rectores subraya también el amplio recorrido que existe para mejorar los órganos de Gobiernos de las universidades y conseguir que los campus sean más ágiles, flexibles y modernos, e insiste es desterrar uno de los "tópicos" con los que según ella, y de forma injustificada, se suele descalificar a la Universidad: la endogamia.

Y lo hace citándose a sí misma como ejemplo de normalidad: licenciada en Ciencias Biológicas en 1972 en la Universidad de Madrid; doctorada en el 75 en La Laguna (Canarias); catedrática de Biología Celular en la Universidad de Málaga desde 1999; y con distintos periodos de investigación en prestigiosos centros de París, Estocolmo o Madrid.

¿Es eso endogamia?, ¿es endogámico el programa Erasmus? -que propicia la movilidad de miles de estudiantes europeos cada año- se pregunta, y contesta advirtiendo que esa movilidad es recíproca y que muchos estudiantes extranjeros cursan estudios en España y que el enriquecimiento es mutuo; "si un profesor regresa a su universidad después de haberse formado en otras ciudades y países no es endogamia, es recuperar el talento", dice.

Adelaida de la Calle sí reconoce, entre los muchos tópicos que a su juicio recaen sobre la Universidad, el de que las mujeres y los hombres no tienen las mismas oportunidades, y observa en ese sentido que las mujeres universitarias superan en número a los hombres y también se doctoran más, pero solo el 15 por ciento de las cátedras de universidad están ocupadas por ellas.

Se muestra en ese sentido "totalmente" a favor de aplicar planes de igualdad en las universidades y de apoyar a las mujeres para transformar las "arcaicas estructuras" universitarias, pero también opina que se trata de una lucha a favor de la igualdad que va a ser lenta, y recuerda para justificar ese argumento que las universidades existen desde el siglo XII "pero la mujer ha entrado hace solamente cien años".

Afronta su mandato con la necesidad de mejorar la financiación universitaria y el reparto de los recursos disponibles para compensar los ajustes, y confía en ese sentido en las administraciones públicas.

"Si la sociedad cree en nosotros, los gobiernos tienen que apostar por nosotros", afirma rotunda, pero compara por ejemplo los presupuestos con que trabajan las universidades españolas y la diferencia "tan asombrosa" que existe con los que manejan las cien mejores universidades del mundo.

Y al ser preguntada por la posibilidad de incrementar las tasas universitarias, la nueva presidenta de la CRUE defiende "ante todo", un sistema que garantice la igualdad de oportunidades, articulado en torno a un sistema de becas y de préstamos, pero también de considerar el esfuerzo y de que los alumnos repetidores contribuyan en una proporción cada vez mayor a sufragar sus estudios.

Concreta su propuesta: la primera matrícula, como hasta ahora (la aportación del alumno cubre aproximadamente el 17 por ciento del coste de sus estudios); la segunda matrícula, con una penalización para que la aportación del estudiante sea mayor; la tercera, una penalización superior; y partir de la cuarta que la cubra por completo el alumno.

 

De interés

Artículos Relacionados