domingo,22 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaEmpresas y RSCLa obra social de La Caixa reparte casi 150 millones menos de...
La Fundación Bancaria La Caixa gana 604 millones de euros

La obra social de La Caixa reparte casi 150 millones menos de los 500 anunciados cada año

Redacción
La Fundación Bancaria La Caixa, la de mayor presupuesto de España en obra social, ha cerrado el primer semestre de este año con un beneficio atribuido de 604 millones de euros, tras la noticia de que esa primera caja de ahorros convertida en fundación bancaria reducía su obra social en 100 millones anuales respecto a lo presupuesto. Al crearse la Fundación en mayo dijeron que será la tercera del mundo y volvieron a anunciar los 500 millones de presupuesto incumplidos al menos desde el 2010.

En estos tiempos en que para adaptarse a la nueva ley de cajas La Caixa fue la primera en transformarse en Fundación Bancaria, los beneficios declarados por la Fundación Bancaria La Caixa han sido sólo un 5,4% inferiores a los obtenidos por todo el Grupo La Caixa en el mismo período de 2013. El grupo mantiene sus participaciones en Repsol y Telefónica, tras vender su 24% de Agbar y reducir otras como las de Hispasat o Abertis, e incluso un 5,2% de Caixabank, así como previamente el  51% de Servihabitat Gestión (la división inmobiliaria o "banco malo") o las sociedades propietarias de las tarjetas, que le permitieron remontar la crisis. 

Sin embargo, el resultado neto (antes de descontar la parte de los minoritarios) fue de 743 millones, sólo tres millones menos que en el mismo periodo del año anterior (un 0,5% menos). De los 743 millones de resultado neto, CaixaBank aportó 305 millones (el 41%), mientras que el resultado neto de Criteria CaixaHolding y la propia Fundación Bancaria ascendió a 438 millones (el restante 58%). Hasta junio, la Fundación ha declarado que ha mejorado todos sus márgenes, tanto el de intereses, que creció un 5,1%, hasta 1.856 millones de euros, como el bruto, que aumentó un 5,3%, situándose en 4.082 millones.

Los informes anuales de la obra social publicados por La Caixa en los últimos años, el de 2013 hace unas semanas, reflejan que las liquidaciones de presupuestos de acciones realmente ejecutadas vienen siendo considerablemente inferiores a los 500 millones de euros anunciados como presupuestados sin variación durante los últimos años, como anticipó Ibercampus:

Las cifras de liquidación real se han deteriorado especialmente desde el 2011, cuando rn vez de los 500 millones anunciados fueron 408, si bien durante el 2012 bajaron a 361 millones y en el 2013 se han reducido a 363 millones. Todo ello responde a la necesidad de asumir las pérdidas que la crisis ha generado en el negocio de La Caixa, especialmente en sus participaciones empresariales, a lo que se han sumado las de los grupos absorbidos de otras cajas, como la corporación industrial de Banca Cívica, de la que  CaixaBank heredó más de 600 sociedades sometidas desde finales del 2012 a la venta exprés, incluso con importantes minusvalías. 

De las 600 participadas, más de 200 estaban vinculadas con el ladrillo. Las cuatro cajas que dieron lugar a Banca Cívica -Cajasol, Caja Navarra, Caja de Burgos y CajaCanarias- mantuvieron una política muy intensa de inversión en empresas, y entre las participaciones pasadas a La Caixa estaban Fluidra, Tubacex, Deoleo, GAM, Amper, Oesía Network , Grupo Antolín, Mecalux, el 83% del parque temáticoIsla Mágica, y un largo etcétera.

No obstante, en el acto de transformación de la caja en fundación bancaria celebrado el pasado 22 de mayo, el presidente de la entidad, Isidro Fainé, destacó que el modelo de La Caixa "sigue siendo más vigente que nunca" y subrayó que sus valores "no cambian" y el proyecto "tampoco". Fainé apuntó que la nueva estructura "permitirá reforzar" los tres pilares sobre los que se asienta la entidad: la actividad financiera, la cartera industrial y la obra social. No obstante, resaltó que "el banco es y continuará siendo el corazón del grupo".

La Fundación Bancaria La Caixa es desde entonces la propietaria de CriteriaHolding y esta a su vez controla el 60,5% de CaixaBank. Isidro Fainé presentó la transformación dentro de la "capacidad continua de anticipación y de adaptación de la entidad financiera", tras explicar que las entidades han tenido que hacer un "esfuerzo muy importante" para reducir sus "desequilibrios". Consideró que es un proceso paralelo al que ha hecho el conjunto del país, en el que las reformas estructurales han permitido una "mejora de la competitividad fundamental para la recuperación de la economía española". "La confianza ha vuelto porque España ha demostrado que estaba comprometida con una agenda de reformas serias", enfatizó.

De interés

Artículos Relacionados