sábado,22 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa OCDE urge a España impuestos verdes tras la supresión del céntimo...
Gabilondo estudia la equidad y suficiencia fiscal de Madrid

La OCDE urge a España impuestos verdes tras la supresión del céntimo sanitario

Redacción
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha pedido a España que amplíe y perfeccione los impuestos del medio ambiente, dentro de una reforma fiscal integral. Entre los cambios que propone destaca aumentar los impuestos al gasóleo, reestructurar el impuesto de circulación, o crear nuevas tasas sobre la extracción de agua, los vertidos o la utilización de pesticidas y fertilizantes.Para Madrid, Gabilondo estudiará la equidad y suficiencia fiscal, según anuncia el PSOE.

La última Evaluación de la OCDE del desempeño ambiental de España concluye que, desde 2000, se ha reducido la intensidad de la economía en consumo de energía y carbono, ha descendido la contaminación industrial y se ha recortado la generación de residuos per cápita. Sin embargo, el informe advierte de que, a medida que la economía repunte, el crecimiento de la producción industrial podría ejercer nuevas presiones sobre el medio ambiente.

“España ha mejorado notablemente su desempeño ambiental desde el cambio de siglo,” afirmó el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, en la presentación de dicha Evaluación en Madrid, junto a la Ministra española de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina. “España ha de asegurarse ahora que su recuperación económica no revierta estos progresos. Hay margen para reforzar y a la vez simplificar las políticas medioambientales con objeto de lograr un crecimiento más sólido, incluyente y ecológicamente sostenible.” (Leer el discurso).

España ha hecho importantes progresos en muchos aspectos en su desempeño medioambiental desde el año 2000. Sin embargo, dispone de margen para reforzar la aplicación de impuestos medioambientales y reducir los gravámenes sobre el trabajo con el fin de estimular el crecimiento económico, según el informe.

Partiendo de las medidas ya adoptadas, España también puede avanzar más en la simplificación y racionalización de la regulación ambiental, puesto que la complejidad de su normativa y la gestión descentralizada continúan imponiendo a las empresas una carga burocrática gravosa en materia ambiental, añade el informe.

Los ingresos por impuestos ambientales han caído en España a uno de los niveles más bajos de Europa, un 1,6% del PIB en 2012, mientras que la tributación del trabajo se ha incrementado. El informe apoya una reforma que amplíe y aumente los impuestos ambientales. Por ejemplo, un aumento de los impuestos sobre el diésel hasta el nivel correspondiente a la gasolina podría contribuir a proteger el medio ambiente, permitiendo asimismo una reducción de la tributación del trabajo.

La sugerencia de una reforma fiscal verde se incluye en el informe, diciendo que aportaría "beneficios ambientales e ingresos adicionales para reducir presión fiscal para la creación de empleo sobre todo para salarios bajos", según Gurría. Además, el organismo propone que se acometa en un momento en el que la fiscalidad verde es baja comparada con la de las rentas del trabajo.

 En el informe de 2015 se advierte de que "a medida que la economía se recupere, es probable que aumenten las presiones sobre el medio ambiente". Para evitarlo, la OCDE considera "importante" que el Gobierno español integre "las políticas industriales y ambientales para garantizar la aplicación de un sistema de protección del medio ambiente fuerte".

El informe contiene 28 recomendaciones. En el apartado fiscal, se señala que "desde 2007 han disminuido las ecotasas y ahora se sitúan entre las más bajas de la OCDE". Se sugieren algunos cambios. Por ejemplo, un aumento de los impuestos "sobre el gasóleo utilizado en transporte hasta por lo menos el mismo nivel que el de la gasolina". La OCDE apuesta también por reestructurar "el impuesto de circulación de vehículos para reflejar mejor el coste ambiental del uso del vehículo". Y pide que se incluyan nuevos impuestos "sobre el uso de los recursos y la contaminación". Se trataría de tasas sobre la extracción de agua, los vertidos de aguas residuales o la utilización de pesticidas y fertilizantes.

La OCDE solicita al Gobierno que identifique y elimine "las medidas fiscales y subsidios que son perjudiciales para el medio ambiente y económicamente ineficientes". Y resalta que dentro de esta categoría están las ayudas a "la producción de carbón nacional y la generación de electricidad con carbón". Gurría ha reconocido que algunas medidas pueden tener efectos "explosivos". "Pero el mundo se está moviendo inevitablemente hacia esa dirección", ha señalado.

En el informe se recuerda que "las emisiones de gases de efecto invernadero han ido en disminución desde 2000". Pero se añade: "No lo suficiente como para alcanzar los objetivos de reducción del protocolo de Kioto fijados para España". Para cumplir con esos compromisos, el Gobierno ha tenido que recurrir a la compra de derechos de emisiones en otros países.

Uno de los asuntos en los que el informe incide de forma reiterada es la descoordinación entre los 17 gobiernos regionales y el Estado en las políticas ambientales. También ocurre con los impuestos. Por ello, la OCDE apuesta por "fortalecer la coordinación" en materia fiscal. "El Consejo de Política Fiscal y Financiera podría ayudar en este sentido", se apunta en el texto.

El organismo internacional también pide al Gobierno que solucione el problema de las cargas burocráticas a las empresas que imponen las Administraciones. Según el informe, España es el país de los 32 miembros de la OCDE analizados donde las empresas soportan más cargas. "La complejidad de su normativa y la gestión descentralizada continúan imponiendo a las empresas una carga burocrática gravosa en materia ambiental", se indica en el informe.  

Respecto a la biodiversidad, en el informe se apunta al impacto de los recortes en la financiación. Y se apuesta por buscar "fuentes alternativas de financiación" en el sector privado.

Propuesta de Gabilondo

El exrector de la UAM y candidato socialista a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha dicho hoy que, "con serenidad, hay que estudiar el sistema fiscal de Madrid", porque "es necesaria una recaudación pública en condiciones de equidad" para financiar las políticas públicas.

Preguntado en una entrevista en la Cadena SER si en Madrid habría que subir los impuestos, el candidato socialista ha respondido: "Hace falta entender que no podemos evitar, que es necesaria una recaudación publica en condiciones de equidad para hacer las políticas públicas".

"Hay que afrontar la fiscalidad de Madrid claramente sin producir alarma ni hacer ejercicios de persecución", ha afirmado Gabilondo, que ha precisado: "No digo vamos a hacer caja sino a tener recursos para hacer una política redistributiva a través de las políticas públicas.

Por otra parte, el exministro de Educación ha dicho que en esta materia no está actualmente "en la fase de hacer un programa electoral en directo", sino que aún tiene que "aprender", aunque sí ha dejado claro que "ésta es una prioridad" y que "es determinante garantizar una educación pública de calidad para todos y para todas" y "construir un modelo que garantice no dejar a nadie desvalido en nombre de la excelencia".

Sobre la enseñanza concertada ha señalado que hay que "acometer una lectura seria de lo que significa" y saber que, como la pública, también debe ser "inclusiva" por ejemplo con las personas discapacitadas y las que vienen de otros países, y sobre la universidad ha declarado que no cree que hagan falta más, ni privadas ni públicas y que el sistema "debe sostenerse" en éstas.

Respecto a la Sanidad, ha abogado por "buscar un modelo distinto", ha dicho que "hay que recuperar y centrar y poner la sanidad en Madrid como un factor clave para el bienestar y la salud social" y ha manifestado: "No estaba yo de acuerdo con esta línea de buscar una salida de desconsideración que acabara de generar un estado de ánimo que propicia la necesidad de privatizar". 

De interés

Artículos Relacionados