domingo,28 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y Academia"La opción nuclear es una opción de solidaridad con los países en...
César Dopazo, asesor europeo

«La opción nuclear es una opción de solidaridad con los países en desarrollo»

ibercampus.info
El asesor de la Comisión Europea en el Cambio Climático, César Dopazo, ha asegurado en la sede de Santander de la UIMP que "la opción nuclear es una opción de solidaridad con los países en desarrollo".

Dopazo puntualizó que si China se pone a competir en combustibles fósiles -petróleo, gas natural y carbón- con el resto de países, “nos quedamos sin suministro para el resto de países, no solamente los desarrollados que tenemos alternativas como la energía renovable o nuclear, sino que los países en desarrollo se quedan sin posibilidades de los así llamados combustibles sucios o clásicos o convencionales de toda la vida”.

Con motivo de su participación en el Encuentro `Energía nuclear para el siglo XXI´, abogó porque países desarrollados científica y tecnológicamente opten por opciones tecnológicas desarrolladas que no impliquen el consumo de fuentes energéticas que necesiten otros países en desarrollo.

Por todo ello, señaló la necesidad de tomar decisiones políticas y crear un marco legal estable para que el sector privado sea capaz de decidir lo que tiene que hacer. Una vez establecido, concretó, “lo que hay que hacer es decirle al sector privado, al sector eléctrico: invierta y tenga en cuenta la internacionalización interna de todos los costes, repercuta eso en el coste del kilowatio/hora y vea si es reentable o no”.

Dopazo rechazó el excluir una fuente energética a priori como se está haciendo, en su opinión, en algunos países o en la misma Unión Europea. “No se está  adoptando una política nuclear unida, común”, puntualizó, lo que para él “es un error”.

Por su parte, el consejero de la Comisión Europea en Cambio Climático, Jorge Fabra, explicó en rueda de prensa que el reto fundamental que se plantea la política energética es, sin duda, el problema medioambiental asociado a la producción y consumo de energía.

El problema medioambiental, puntualizó, no tiene una única solución. “Ninguna solución vale por si misma. No vale ni la energía renovable, ni la energía nuclear, ni el ahorro y la eficiencia energética, ni vale el aumento de la educación ambiental que aumente la sensibilidad sobre los costes ambientales”. 

Es necesario la concurrencia, la confluencia de todas ellas para poder afrontar los problemas en los cuáles la comunidad científica está de acuerdo y es que “estamos incidiendo sobre el cambio climático natural de modo extraordinariamente negativo”, concluyó Dopazo, quien aseguró que esta cuestión que se presenta a muy largo plazo “tiene que empezar a ser resuelta y tratada desde ya”.

En la misma línea se manifestó el director del Instituto de Fusión Nuclear, José Manuel Perlado, participante también en el Encuentro `Energía nuclear para el siglo XXI´, organizado por la UIMP en Santander,  que insistió en la necesidad de la diversificación de las fuentes de energía.

Perlado indicó que si bien pueden ser diferenciadas por las cantidades y las calidades que cada una de ellas ofrecen a la sociedad “vamos a tener necesidad de ambas”. Especialmente, matizó, de esas del “segundo grupo”, de las de alta densidad de energía.

En un espacio limitado para sacar 1.000 megawatios eléctricos no tenemos tantas opciones, aseveró. “El carbón, estamos hablando de los problemas medioambientales correspondientes; el gas, vamos a ver cuánto más nos va a durar”. Por ello, concluyó que, ante la imposibilidad de cubrir la demanda con las tres grandes fuentes, a parte de la  energía hidráulica, la energía nuclear es la otra gran fuente de energía de alta densidad que “tenemos”.

El encuentro dirigido por el rector de la Universidad de Cantabria, Federico Gutiérrez Solana, pretende reflexionar sobre el modelo energético para España y valorar el papel de la energía nuclear en el siglo XXI, desde la fisión a la fusión.

La fisión, puntualizó Gutiérrez Solana, como una energía “clásica”, aunque “bajo condicionantes de nuevas generaciones de oferta más eficaz donde el conocimiento y el desarrollo mitigan las situaciones derivadas ella como los residuos o condiciones extremas, probablemente, no asociados a estudios objetivos de evaluación de riesgos”.

En cuanto a la fusión, el rector de la UC aludió a toda la situación de conocimiento que “hay que poner en lo más extremo para alcanzar la aplicabilidad industrial de ésta y en cuyo camino ya se han dado pasos importantísimos y la tecnología necesario para ello es ya una realidad”.

De interés

Artículos Relacionados