viernes,20 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOrganizacionesInclusión digitalLa organización centrada en datos topa con la cultura: sólo dicen tenerla el...
Lograrla se confirma como problema de personas, no de tecnologías, según Harvard Business Revieu (HBR)

La organización centrada en datos topa con la cultura: sólo dicen tenerla el 26,5% de los ejecutivos, meta tecnológica de España 2025

Convertirse en una organización impulsada por los datos topa con la resistencia al cambio cultural, pese a que la pandemia de Covid-19 y las interrupciones que causó crearon conciencia sobre la importancia de los datos, la ciencia y los hechos. Los buenos datos son esenciales para tomar decisiones comerciales informadas, prudentes y sensatas, según ha quedado muy claro los últimos dos años. Una nueva encuesta de Harvard Business Revieu (HBR) a ejecutivos revela que sólo el 26,5% de las organizaciones informan haber establecido una organización basada en datos, ya que la cultura de la empresa es un obstáculo más difícil de superar que cualquier problema técnico. Es un problema de personas más que de tecnologías, aunque la meta de la Agenda España Digital es que al menos un 25% de las empresas usen en 2025 tecnologías de inteligencia artificial y Big Data.

España ha reconocido oficialmente un retraso de varios años respecto a ese 26,5%global en tecnologías,  sin fijar objetivos paralelos en las personas. La iniciativa Agenda España Digital que impulsa el Gobierno español tiene entre sus ejes avanzar hacia una economía del dato, aprovechando las oportunidades que ofrecen la inteligencia artificial y el Big Data para que al menos un 25% de las empresas usen estas tecnologías en 2025, según resaltó el Ejecutivo y su vicepresidenta primera al presentar en Talavera de la Reina la Asociación Gaia-X España y crear un hub de la economía del dato para desarrollar el tejido empresarial nacional centrado en la creación de espacios de datos abiertos para promover su compartición de forma segura.

La encuesta de este año refleja y destaca la profundidad de la preocupación corporativa con respecto a la ética de los datos y la responsabilidad de los datos, que se refleja en el escaso 21,6% de los líderes de datos que afirman que la industria ha hecho lo suficiente para abordar los problemas y estándares de ética de los datos y la IA.

Hasta un 91,9% de los ejecutivos citan los obstáculos culturales como la mayor barrera para volverse organización impulsada por los datos. No se trata pues de una cuestión tecnológica, sino de un desafío para las personas, como resalta en su valoración Randy Bean. Las organizaciones están estableciendo la función de liderazgo en el papel de director de datos y análisis. Sin embargo, solo el 40,2% de las empresas informan que el rol es exitoso y está bien establecido dentro de su organización.

Hoy las empresas encuentran grandes volúmenes nuevos de datos, así como nuevas fuentes de datos, como por ejemplo sensores, señales, textos, imágenes y otras formas de datos no estructurados.  Este es otro problema importante, más técnico que humano, porque  se estima que el 80% de todos los datos nuevos no están estructurados, lo que significa que no se capturan fácilmente ni se hacen cuantificables. 

Otro problema es que los datos trascienden los límites organizativos tradicionales, a menudo sin una propiedad clara. La fluidez de los datos agrava la complejidad de administrar este activo de manera que ofrezca valor empresarial de manera consistente.

Además, hay una preocupación que enfrentan todas las empresas hoy en día en lo que respecta a la propiedad y la gestión de los datos: la garantía de un uso responsable y ético. Es un tema sobre el que se ha escrito extensamente en los últimos años y ha sido objeto de críticos que van desde Cathy O’Neill, en su manifiesto de 2016 Armas de destrucción matemática: cómo el big data aumenta la desigualdad y amenaza la democracia a Shoshana Zuboff, en su llamado a las armas de 2019, La era del capitalismo de vigilancia: la lucha por un futuro humano en la nueva frontera del poder. Obras publicadas recientemente por Carissa Veliz, La privacidad es poder: cómo y por qué debe recuperar el control de sus datos (2021) y Por qué importa la privacidad (2021) del profesor de derecho Neil Richards, profundiza en las cuestiones de la privacidad individual y la responsabilidad de los datos corporativos.

Hoy en día, las empresas encuentran grandes volúmenes nuevos de datos, así como nuevas fuentes de datos, que incluyen datos de sensores, señales, textos, imágenes y otras formas de datos no estructurados. Recientemente se ha argumentado que el 80% de todos los datos nuevos no están estructurados, lo que significa que no se capturan fácilmente ni se hacen cuantificables. Cada vez más, las empresas deben llegar a reconocer y apreciar que los datos son un activo empresarial que fluye a través de una organización. Los datos trascienden los límites organizativos tradicionales, a menudo sin una propiedad clara. La fluidez de los datos agrava la complejidad de administrar este activo de manera que ofrezca valor empresarial de manera consistente.

Además, hay una preocupación que surge rápidamente y que enfrentan todas las empresas hoy en día en lo que respecta a la propiedad y la gestión de los datos. Esa es la garantía de un uso responsable y ético de los datos. Este es un tema sobre el que se ha escrito extensamente en los últimos años y ha sido objeto de críticos que van desde Cathy O’Neill, en su manifiesto de 2016 Armas de destrucción matemática: cómo el big data aumenta la desigualdad y amenaza la democracia a Shoshana Zuboff, en su llamado a las armas de 2019, La era del capitalismo de vigilancia: la lucha por un futuro humano en la nueva frontera del poder. Obras publicadas recientemente por Carissa Veliz, La privacidad es poder: cómo y por qué debe recuperar el control de sus datos (2021) y Por qué importa la privacidad (2021) del profesor de derecho Neil Richards, profundiza en las cuestiones de la privacidad individual y la responsabilidad de los datos corporativos.

Google News Initiative saca un Libro-guía para ayudar a los medios digitales a basarse en datos

Google ha reunido en un dossier en español todos los recursos que ofrece para los periodistas, con la intención de que puedan ser descubiertos los que aún no se conocen, y sacarle más provecho a los que ya se usan en las redacciones. La iniciativa forma parte de Google News Initiative. «Este libro de herramientas indican desde Google- está diseñado para periodistas. Trabajando con expertos de la industria, hemos creado esto para ayudar a periodistas a reforzar sus habilidades digitales». La guía consta de seis secciones, la cuarta de las cuales se centra específicamente cómo construir negocios editoriales o periódicos impulsados por los datos

Encuentra. Se detallan las herramientas que ayudan a los periodistas a clasificar, encontrar y verificar la información. Entre ellas destacan, aparte del propio buscador, otras como Google Trends, alertas, Pinpoint o Google Académico.

Verifica. Google ha desarrollado herramientas digitales para ayudar a verificar la autenticidad y precisión de las imágenes, vídeos e informes que se encuentran en las redes sociales y en la web. Algunas de las herramientas son: búsqueda de imagen en reversa o Fact Check Explorer.

Cuenta. Google ha desarrollado herramientas que pueden ayudar a dar vida a las narrativas. Desde transformar estadísticas en hermosos gráficos interactivos, hasta usar la Tierra como lienzo para contar historias. Algunas de las herramientas son: Flourish, Web Stories, Google Earth o Google Earth Studies, Youtube, etc.

Atrae. Herramientas diseñadas para trabajar juntas «para resolver el misterio de cómo construir un negocio impulsado por los datos y las decisiones editoriales que ayudarán a apoyarlo». Algunas de las herramientas son: News Tagging Guide, News Consumer Insights, o Real Time Content Insights.

Protege. Herramientas para ayudar a proteger las cuentas, proteger los sitios y garantizar un acceso seguro a la web abierta. Ejemplos: Programa de Protección Avanzada, Project Shield, etc.

Nuevos productos y recursos. La última sección está dedicada a productos como Google Discover, Google News o Google News Lab.

Otras publicaciones relacionadas en Ibercampus.es:

De interés

Artículos Relacionados