lunes,6 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa OSCE resalta en la lucha contra el coronavirus que las sociedades...
Mensaje de solidaridad y cooperación a sus 58 Estados

La OSCE resalta en la lucha contra el coronavirus que las sociedades cohesionadas son más fuertes

Soraya Aybar Laafou / Actualizado 1 abril 2020
La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), cuya función es media en la prevención y gestión de conflictos entre sus 57 estados miembros y 11 asociados, ha recordado a estos ante la pandemia de COVID 19 que las sociedades cohesionadas son sociedades fuertes y les ha animado a la gran lucha mundial contra el coronavirus.
''Mientras los gobiernos se apresuran a introducir medidas de emergencia, también es vital que recuerden incluir las necesidades de todos en la sociedad, incluidas las personas pertenecientes a minorías nacionales y a otras comunidades marginadas'', declaró en un comunicado que sigue dispuesto a aportar conocimientos especializados  en estos tiempos sin precedentes. 

Es esencial garantizar que las personas pertenecientes a minorías nacionales reciban el mismo trato y gocen de los derechos humanos básicos, especiamente en materia de salud y de información precisa, fácil de comprender y oportuna, sin discriminación de ningún tipo, en todo momento, incluso cuando se introduzcan medidas de emergencia a corto plazo.

La OSCE confirmó a través de los medios el primer caso de COVID-19 entre la Secretaría General de la ciudad austríaca de Viena. En su momento, se siguieron todos los protocolos necesarios según lo establecido por las autoridades austriacas, y el estado del personal ha ido mejorando progresivamente en el paso de las últimas semanas. Se desinfectaron zonas clave de la Secretaría y además se han aplicado nuevas medidas para acceder al edificio y se ha comunicado internamente a todo el personal.

 

Observador internacional perteneciente a la OSCE monitorea una manifestación en Usti nad Labem, República Checa

Fuente: OSCE

Ser inclusivo y sensible a las necesidades lingüísticas

Renunda en interés de todos que las medidas de emergencia no dejen de abarcar las necesidades de todos los grupos de la sociedad. Los gobiernos deberían tratar de consultar a una amplia gama de grupos sociales en el diseño y la aplicación de sus respuestas. Si determinados grupos indican que no se han satisfacido sus necesidades, se deberán de ajustar las medidas para incluirlos. Este principios también es pertinente para la fase de recuperación. 

Los Estados deben proporcionar servicios básicos en los idiomas utilizados por las diversas comunidades en la medida de lo posible, especialmente en la atención sanitaria y en las comunicaciones sobre la crisis sanitaria y las respuestas oficiales. Las personas con un conocimiento limitado de la lengua o las lenguas oficiales pueden ser especialmente vulnerables si no pueden entender lo que se espera de ellas. Los programas de aprendizaje a distancia deben tener en cuenta las necesidades de todas las comunidades. Los niños pertenecientes a grupos minoritarios deben poder seguir aprendiendo el idioma oficial, además de su lengua materna. 

Proteger a las personas económicamente vulnerables

Las repercusiones económicas de la crisis afectarán en primer lugar a los trabajadores precarios. Esto incluye a los trabajadores huéspedes, los trabajadores informales y las personas pertenecientes a comunidades marginadas, incluidas las de origen minoritario. Existe un riesgo real de que caigan en la pobreza y la exclusión social. Las mujeres, que a menudo asumen responsabilidades adicionales en sus hogares o se encuentran en la primera línea de la prestación de asistencia sanitaria, también pueden verse afectadas de manera desproporcionada. Esto es especialmente habitual en el caso de las mujeres de comunidades minoritarias que pueden sufrir una doble discriminación.

 

Mujeres emberas con sus hijos en Colombia.

Fuente: El País

Tolerancia cero frente a la discriminación y la xenofobia

Las autoridades deben estar especialmente en alerta para vigilar y combatir los casos de intolerancia y xenofobia y otras formas de "tercerización" basadas en la identidad, el origen étnico, el idioma, la religión o la cultura. En tiempos de incertidumbre, pueden surgir ansiedades profundamente arraigadas. Si los Estados consideran la posibilidad de utilizar tecnologías de vigilancia para hacer un seguimiento de la propagación del virus, no deberían dirigirse de manera desproporcionada a ningún grupo.

Han habido muchos ejemplos positivos de comunicación inclusiva entre las comunidades y de medidas dirigidas a todos los grupos, independientemente de sus antecedentes en los Estados de la OSCE. Zannier dijo: "Cualquier ejemplo de inclusión en nuestros enfoques de esta crisis es motivo de optimismo y es clave para la salud, la estabilidad y la resiliencia de nuestras sociedades."

De interés

Artículos Relacionados