lunes,29 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa prensa carga otra vez contra Sánchez, ahora por pedir impuestos a...

La prensa carga otra vez contra Sánchez, ahora por pedir impuestos a la banca para pagar pensiones

Redacción
Los diarios impresos han vuelto a cargar contra Pedro Sánchez, por primera vez desde que ganó las primarias en el PSOE, esta vez por proponer dos impuestos sobre la banca para pagar las pensiones: La demagogia no garantizará la sostenibilidad (EL PAÍS), El PSOE se equivoca (EL ECONOMISTA), Cosmética e ideológica (EL MUNDO), Las pensiones no admiten ocurrencias (ABC). han sido algunos títulos cuando el futuro de las pensiones es el gran tema de las asambleas locales iniciadas por el PSOE.

Precisamente el futuro de las pensiones y las propuestas socialistas para garantizar su sostenibilidad serán el elemento central de las 52 asambleas abiertas por el PSOE en toda España para principios de 2018, contando para ello con la participación del secretario general, Pedro Sánchez, y de miembros de la dirección del PSOE y el Grupo Parlamentario. Granada y Madrid, ambas protagonizadas por Pedro Sánchez, han sido las primeras, días después de que el secretario general del PSOE propuso el martes 9 de enero crear dos nuevos impuestos, uno que grave las transacciones financieras y otro extraordinario sobre la banca, para sostener el sistema público de pensiones.

En su opinión, si los españoles evitaron la caída de los bancos durante la crisis "con el sudor de su frente", es "justo" que ahora los bancos les ayuden a garantizar sus pensiones. Así lo dijo en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum, donde recordó que estos gravámenes son exigencias de la UE y el FMI y que los han puesto ya en marcha países como Gran Bretaña y Francia. Según sus cálculos, cada uno de los nuevos impuestos serviría para recaudar entre 800 y 1.000 millones de euros anuales.. El líder del PSOE avanzó la reforma de las pensionjes como el primero de los "diez acuerdos de país" que impulsará desde la oposición en 2018, a fin de llevarlos al Parlamento e intentar conseguir el consenso necesario para aprobarlos entre junio y diciembre.

Su filosofía, dijo, quedará reflejada en los "presupuestos alternativos" que el grupo socialista presentará a principios de febrero, ya que "no hay opción a apoyar los presupuestos del tándem Rajoy-Rivera". Sánchez dijo que el nuevo PSOE liderará el país desde la oposición, para lo cual en este primer semestre buscará acuerdos que espera cerrar antes de acabar el año tambien sobre temas como educación, I+D, elevar el salario mínimo hasta los 1.000 euros en 2020, agua, empleo decente para los jóvenes, y otros temas de inclusión de género.

Para ayudar a financiar las pensiones, propuso dos nuevos impuestos: uno sobre las transacciones financieras (se estima que podria alcanzar los 1.750 millones anuales) y otro impuesto extraordinario a la banca para recaudar de 800 a 1.000 millones de euros al año, dentro de un amplio paquete de recursos adicionales para reequilibrar el presupuesto de la Seguridad Social tras su actual déficit de 15.000 millones anuales (aproxidamente el 1,3% PIB estimado para 2018 por el Gobierno). Unos 10.500 se conseguirían como efecto del crecimiento económico y del empleo, con 500.000 nuevos cotizantes por año, otros  3.500 millones con menores gastos y mayores ingresos…

Sánchez dijo que España atraviesa una “situación de emergencia”, ante el problema “muy grave” de déficit del sistema público de pensiones, que no garantiza su futuro, mientras ha criticado que el Gobierno sólo se dedica a poner parches, tras haber “esquilmado” el fondo de reserva de la Seguridad Social que José Luis Rodríguez Zapatero dejó al término de su mandato en más de 67.000 millones de euros, y que ahora apenas cuenta con 8.000 millones.

“No queremos subir las cotizaciones a la Seguridad Social, sino abrir nuevas vías de financiación complementarias, como ha hecho el Reino Unido”, ha explicado el líder del PSOE. Y ha asegurado que su propuesta es justa y razonable: si todos los españoles tuvieron con sus impuestos que rescatar el sistema financiero español, con 77.000 millones de euros, “es justo”, ha subrayado, que ahora la banca ayude a financiar las pensiones de aquellos mismos españoles.

De los 10 bloques de medidas, las  que no pueda materializar se convertirán, en todo caso, en propuestas del programa electoral del PSOE para las próximas elecciones generales.

Los otros dos puntos son la financiación autonómica y la reforma de la Constitución. En el primer concepto, el líder del PSOE dijo que están dispuestos a “dialogar” pero que antes, el Gobierno, tiene que acabar con “los chantajes a los dirigentes autonómicos” porque esos son “malos consejeros si de verdad se aspira a alcanzar un acuerdo”.

Señaló que es al Gobierno a quien le “corresponde” la facultad de poner una propuesta sobre la mesa y no a la oposición, por lo que le pidió que de deje de “marear la perdiz”.Sobre la reforma constitucional, Sánchez dijo que “réditos pasados no garantizan retornos futuros” y que “hay reconectar con la España de hoy”, por lo que propuso que “la nueva Constitución debe ser también la Constitución del 15-M”.Así, señaló que el actual es un “gobierno en estado de shock ante el auge de su socio y competidor conservador”.

En esta línea, también criticó a Ciudadanos, el que fue su socio en su intento de ser presidente pero que ahora, dijo, es un partido “conservador”. Señaló que existe una “guerra fría abierta” entre el PP y Ciudadanos más “de poder” que de ideología porque ambas formaciones “son lo mismo”.Ante este panorama, defendió que “la única esperanza de cambio” en España está en el nuevo PSOE porque “la otra izquierda”, en alusión a Podemos, “quedó desbordada por su error histórico de no defender la soberanía nacional en la crisis territorial de los últimos meses”.

Otro de los acuerdos que ha propuesto es renovar el pacto constitucional de 1978, para transformar la Carta Magna “también en la Constitución del 15-M”, ha subrayado; o renovar el sistema de financiación autonómica que reclaman con urgencia los presidentes autonómicos, y singularmente los del PSOE. “Rajoy está mareando la perdiz, porque no quiere aprobar una nueva financiación autonómica”, ha alertado.

Críticas políticas y de los editoriales de prensa diaria

El ministro de Economía, Luis de Guindos, recordó que las pensiones "están garantizadas por el crecimiento económico y la creación de empleo". El secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, insistió en que subir los impuestos "no es la mejor forma" de apuntalar el crecimiento económico. El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, tildó la propuesta de Sánchez de "mentira y demagogia". El líder de Podemos, Pablo Iglesias, dijo que el PSOE ha copiado su propuesta, mientras que Juan Manuel Villegas, de Ciudadanos, recomendó al PSOE que se "esfuerce un poco más".

Más criticos aún han sido los editoriales de los principales diarios, entre ellos EL PAIS, descalificado por miles de tuit y comentarios en las redes sociales, entre ellos el más comentado uno de Arsenio Escolar (exdirector de 20 Minutos) diciendo que ese diario debería haber aplicado en su editorial su código profesional para advertir que en su consejo figuran grandes entidades bancarias como Banco Santander, Caixabank, SHBC, etc  

La demagogia no garantizará la sostenibilidad del sistema de pensiones (EL PAIS)La sostenibilidad del sistema público de pensiones "es uno de los problemas más graves al que nos enfrentamos". La propuesta de resolverlo con una imposición finalista al sector bancario lanzada ayer por Pedro Sánchez "no solo es ineficaz, pues no logrará el objetivo que persigue, sino demagógica, como quedó claro en su justificación como una suerte de venganza para las ayudas recibidas tras la crisis financiera. Lo último que necesita nuestro sistema de pensiones son soluciones de inspiración populista". "Cuestión distinta es la introducción de gravámenes sobre determinadas actividades, como las que deterioran el medio ambiente o la actividad excesiva de determinadas transacciones financieras y especulativas". "El necesario aumento de los ingresos fiscales para garantizar los compromisos de la Seguridad Social no tiene por qué concretarse en impuestos finalistas. Existe recorrido suficiente en la mayoría de las figuras tributarias existentes para garantizar la generación de impuestos". "Las reanimación del Pacto de Toledo tiene que empezar por explicitar el compromiso de atención a los compromisos actuales y futuros sobre las pensiones. Ese debe ser el punto de partida, y no las proclamas populistas de penalización a un determinado sector que terminan debilitando el objetivo perseguido y erosionando la credibilidad de quien los propone".

Cosmética e ideológica (EL MUNDO): "Pero Sánchez se saca un conejo de la chistera que, además de inconcreto, se revela a todas luces insuficiente en la medida que ambos nuevos tributos sólo cubrirían el 13% del déficit de la Seguridad Social". "Resulta irresponsable abordar la sostenibilidad del sistema público de pensiones con parches cosméticos y superficiales".

Las pensiones no admiten ocurrencias(ABC)El PSOE, "lejos de sentarse a negociar, prefiere emplear las pensiones como arma arrojadiza contra el Gobierno". La idea de Pedro Sánchez de crear dos impuestos para sufragar el coste de las pensiones "está cargada de demagogia, ya que, además de resultar ineficaz, sería contraproducente". Estos impuestos recaerían, en última instancia, sobre el bolsillo de los clientes y esa mayor carga fiscal, sumada a la eliminación de bonificaciones al empleo que también plantean los socialistas, dañaría el crecimiento del PIB y la creación de puestos de trabajo. Y no resolvería el problema de fondo, que es el progresivo envejecimiento de la población. "La pasividad mostrada por el PP en esta materia tampoco ayuda. Ya es hora de que los partidos aparquen su habitual pugna electoral y se pongan a trabajar en serio dentro del Pacto de Toledo para acordar reformas fiscales, sensatas y duraderas sobre las pensiones".

Las pensiones y su futuro se pudren ante la negligencia de los políticos (CINCO DÍAS) "Desde luego, mejor nuevos impuestos que deuda para pagar pensiones; pero ¿no será más lógico subir las cotizaciones de los trabajadores, las más bajas de Europa, destinando una parte de la pretendida y estimulada subida salarial a costear el retiro?".

Pensiones: el PSOE se equivoca (EL ECONOMISTA): "Si el verdadero propósito de Sánchez es salvar el sistema de pensiones, debería convencerse de que crear nuevos impuestos constituye una grave equivocación".

 

De interés

Artículos Relacionados