miércoles,20 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa prensa coincide en que Rajoy sorteó el primer debate sobre sobre...
RTVE y RN solo sacaron su discurso, no el de la oposición

La prensa coincide en que Rajoy sorteó el primer debate sobre sobre el caso Bárcenas

Redacción
La prensa impresa coincide en que Rajoy sorteó ayer el primer debate sobre el caso Bárcenas, aunque puso en juego la credibilidad que le resta y algunos apuntan que ahora tendría que dimitir si se demuestra que hubo sobresueldos o financiación irregular y él lo supiera estando al frente de Educación y Administraciones Públicas.

Mientras los medios públicos RTVE y RN dieron en directo su discurso pero cortaron al llegar los de la oposición, la dimisión fue pedida en este primer debate parlamentario sobre el caso Bárcenas por todos los grupos de oposición excepto CiU y UPN, pese a el presidente había negado en su discurso inicial que existieran contabilidad B o dinero negro en el PP y por tanto que él los cobrara al frente de Educación y Administraciones Públicas. 

El debate parlamentario acapara las primeras de todos los diarios, que realizan valoraciones dispares sobre lo ocurrido ayer en el Senado. EL PAÍS destaca que "Rajoy sólo admite un error de confianza". Según este diario, Rajoy se aferró a esta línea de defensa durante su comparecencia parlamentaria, en la que "desplegó un discurso potente en el que trazó con claridad el perímetro de su equivocación". El diario resalta, asimismo, que toda la oposición, excepto CiU, pidió su renuncia.

"Rajoy atrapado por Rajoy", titula a toda página EL MUNDO. Al respecto, el diario señala que el Parlamento vivió ayer "una suerte de cara a cara entre Rajoy y Rajoy; entre la realidad de su cruce de mensajes con el extesorero y una retórica encendida con la que ahora el presidente proclama su propia inocencia". Además del reflejo de esta lucha de "contradicciones", el diario destaca que el presidente utilizó frases de Rubalcaba de la época del GAL para arremeter contra EL MUNDO.

Para ABC Rajoy resistió "la cacería" por el caso Bárcenas. El diario subraya que el presidente aguantó la acometida de toda la oposición y destaca las palabras de Rajoy: "No voy a dimitir porque no me considero culpable". LA RAZÓN dice que "Rajoy vence a Rubalbárcenas". Según este diario, el presidente, que reconoció haber cometido un error, dejó "en evidencia" al líder socialista, "que hizo suyo el discurso de Bárcenas". LA RAZÓNincluye el discurso integro del presidente y señala que el 81,3% de los lectores de la web del diario creen que Rajoy ganó el debate. Por su parte, ABC apunta que, según una encuesta para el diario, la mayoría de los españoles cree que Rajoy sale del debate "igual o reforzado".

LA VANGUARDIA señala que "Rajoy resiste los ataques y asegura la estabilidad política", mientras que Rubalcaba ejerció de "fiscal" y recuperó "el liderazgo de la oposición". ParaEL PERIÓDICO, Rajoy dejó "sombras", ya que no aclaró la mayoría de las acusaciones de Bárcenas. Por último, LA GACETA entiende que Rajoy salvó "la estabilidad política e institucional".

Afirmaciones editoriales

He aquí una selección de los principales editoriales de los diarios impresos:

 

EL PAIS: Rajoy "esquivó ayer gracias a su gran habilidad como parlamentario el peor momento de su presidencia". Pero la crisis política sigue abierta tras la publicación de la contabilidad B de su partido, el conocimiento de las cuentas suizas y el cruce de mensajes de apoyo con Bárcenas. Las explicaciones sobre la posible financiación irregular del PP y los sobresueldos en negro "fueron escasas y todo queda remitido a la credibilidad del propio presidente". "Mientras se espera el veredicto de los tribunales y ante eventuales nuevas revelaciones de los acusados, la convocatoria de elecciones anticipadas, que Rubalcaba no pidió, solo añadiría inestabilidad a la ya muy dañada credibilidad de nuestro país y sus dirigentes". Por otra parte, la dimisión de Rajoy "no garantiza una sustitución ordenada de liderazgo dentro de su partido". Su marcha "abriría una incógnita añadida en el seno de un PP en el que las luchas cainitas no pueden ser ocultadas por la adhesión tumultuaria que sus diputados mostraron ayer en la Cámara"…Cinco horas y media de áspero debate parlamentario dieron tiempo para que se anunciara una batería de reformas legales que aumente los controles de los partidos políticos y penalice más severamente aspectos relacionados con la corrupción. "Pero el Gobierno debe entender el escepticismo de la opinión pública ante esas promesas de transparencia cuando tantas mentiras, opacidades y circunloquios se han expresado desde las tribunas oficiales a tenor del caso Bárcenas. "Más que abrir paso a un proyecto de futuro compartido entre las principales fuerzas políticas, que la sociedad española necesita de forma imperativa en medio de la peor crisis que se recuerda, el debate de ayer se convirtió en heraldo de un largo y bronco final de legislatura".

EL MUNDO: El presidente del Gobierno tuvo que escuchar en la sesión parlamentaria de ayer duras acusaciones "de las que se defendió con habilidad retórica e incluso con golpes bajos cuando fue necesario". Pero no logró convencer porque "no aportó ninguna explicación verosímil sobre la contabilidad de Bárcenas" y "se empeñó en cubrir las vergüenzas de su partido con su palabra", "sin otro argumento que su honor herido". Rajoy "no fue capaz de dar una explicación coherente" sobre su relación con Bárcenas y "menos convincente estuvo todavía al negar el contenido de sus apuntes contables". Reiteró una y otra vez que él "no es culpable", pero "ese es un término judicial, no político. Puesto que estaba en el Parlamento no debió hablar de culpabilidades, sino de responsabilidades". Pero no lo hizo y a lo largo de todas sus intervenciones "confundió deliberadamente el plano penal con el político, remitiéndose a lo que decida la Justicia". Rajoy "ha elegido el camino de seguir negándolo todo, incluso lo más evidente"…Por otra parte, el presidente utilizó unas palabras de Rubalcaba pronunciadas en 1997 sobre el caso Roldán para denigrar a El Mundo. "Este desahogo demuestra su incapacidad para aceptar el papel de la prensa independiente y su deseo de denigrar al mensajero". Rajoy "ha elegido un mal ejemplo porque todo lo que publicó El Mundo sobre los GAL, Roldán y los escándalos de aquella época quedó acreditado de forma indiscutible, sentencias judiciales incluidas". Un "patinazo". "Nada le perjudica tanto como esa equiparación".

LA VANGUARDIA: "Duro, intenso, e incluso rozando o traspasando la línea de las buenas prácticas parlamentarias". Así fue el debate. El principal objetivo de Rajoy en la comparecencia de ayer – mantener la estabilidad política que requieren los mercados – quedó a salvo. De momento". Al contrario de lo que se esperaba, entró al trapo del caso Bárcenasdirectamente y sin subterfugios, aunque rechazó cualquier responsabilidad política. "Más contundente se mostró en su ataque a la oposición", que personalizó en el líder socialista Alfredo Pérez Rubalcaba. El debate "no ha servido para proyectar más luz sobre la financiación del PP". Era muy difícil desvanecer toda sombra de sospecha sobre las cuentas, pero Rajoy "dio la cara en el Parlamento y, pese a la dificultad del trance, salió airoso de los contundentes ataques e la oposición" y "consiguió transmitir estabilidad política en un momento muy delicado".

EL PERIODICO: La comparecencia de Rajoy "no aportó la claridad que la gravedad de la situación planteada requería". Lo negó todo "pero sin aportar ninguna prueba y sin justificar cómo fue posible que nadie de la dirección popular detectara las prácticas irregulares que el presidente atribuyó en exclusiva a Bárcenas". Rajoy "simplemente se autoexculpó, cargó todas las responsabilidades en el tesorero imputado y se dedicó a hacer de oposición de la oposición". La táctica "le sirvió para salvar el debate, pero las sombras proyectadas sobre su persona, sobre su partido y sobre su Gobierno por el extesorero siguen ahí". La oposición preguntó lo que debía, pero no consiguió hacer mella en el presidente, "pese a sus débiles explicaciones". Se dejaron sentir ayer las dificultades de los partidos que podrían serlo para erigirse en alternativa y combatir la manera en que el Gobierno actual combate las acusaciones de corrupción.

ABC: Rajoy "fue convincente, taxativo y directo en su intervención principal y en sus réplicas". El reconocimiento de su error por creer a un "falso inocente" y la sinceridad con que lo explicó "son hitos inéditos en la reciente historia parlamentaria de España". También fue convincente en su alegato a favor de la estabilidad de nuestro país y de la protección de nuestra imagen frente a los mercados internacionales. Rajoy "planteó un debate con alto nivel político, inesperado para la oposición socialista y demoledor para Pérez Rubalcaba". Los socialistas y las minorías "no querían la comparecencia de Rajoy, sino el funeral político del presidente del Gobierno". Rajoy "no negó lo evidente: ni su apoyo a Bárcenas cuando existía un escenario de utilización partidista por el Gobierno del PSOE tanto de la Fiscalía como de la Policía ni los mensajes de móvil entre uno y otro, que no reflejan más que la buena fe del presidente del Gobierno con un excolaborador y, sobre todo, la ausencia de cualquier cesión al chantaje que ya estaba planteando Bárcenas"…."Fue generoso Rajoy al no recordar explícitamente a Rubalcaba el GAL, Filesa o los ERE de Andalucía, pero fue muy certero al denunciar el fraude constitucional en el que está incurriendo el PSOE con la amenaza de la moción de censura", que "no es un problema para Rajoy", sino para Rubalcaba, que "juega este asunto con cobardía: se esconde tras Bárcenas, no pide formalmente la comparecencia de Rajoy ni ha usado las sesiones de control para preguntar por este asunto y exhibe la moción de censura como si dependiera de otros presentarla".

LA RAZON: La sesión "fue tensa pero luminosa" y "dibujó a la perfección el papel que el presidente del Gobierno y el secretario general del PSOE están jugando en estos momentos en la escena política española". "Si la intención de Pérez Rubalcaba era conseguir la inculpación de Rajoy, no lo consiguió". Insistir en que Rajoy se ha convertido en el verdadero problema de la credibilidad de España en los mercados "es sólo un ejercicio propagandístico porque, mientras se desarrollaba el debate, la prima de riesgo española se reducía por las compras realizadas con el apoyo de los bancos centrales de EEUU y la zona euro". Posiblemente las relaciones del Gobierno y el PSOE cambien a raíz de este debate, a pesar de que Rajoy le pidió colaboración para poner en marcha medidas concretas que regulen la actividad y la financiación de los partidos políticos. Ayer fue un día importante para la vida política española: por primera vez un presidente del Gobierno reconoce haber cometido un error. "Eso le honra como político".

CINCO DIAS: Ayer el Tesoro español emitió a razonable precio una cantidad estimable de deuda, la prima de riesgo flexionó ligeramente a la baja y la Bolsa prosiguió la modesta escalada que, anclada en los buenos resultados empresariales, la ha llevado a vivir las mejores semanas del año. "Parece que pesa más la economía real, o el anticipo que las condiciones financieras van haciendo de ella, que el enconado debate político abierto por las sospechas de financiación irregular del partido del Gobierno". El presidente del Gobierno, "mezcló política y correlato económico interesadamente y dijo del caso que le ha llevado a comparecer más de lo que los pesimistas apostaban". "En ningún caso puede utilizarse el riesgo de abortar la recuperación económica como anestesia de los anhelos de transparencia que los españoles tienen sobre la financiación de un partido en el que han depositado su confianza para superar la crisis".

EL ECONOMISTA: La oposición se va de vacaciones sin haber conseguido sus principales objetivos y con la amenaza de moción de censura del PSOE debilitada. "Obligado por las circunstancias, el aspecto positivo de la intervención de Rajoy quedó reflejado en el Plan de Regeneración Democrática, un ramillete de medidas que persiguen regular la aprobación de las cuentas de los partidos y endurecer las penas por delitos de corrupción". Rajoy estaba obligado a ofrecer explicaciones y su comparecencia "es buena tanto para impulsar la democracia como para fortalecer una economía que parece dar sus primeros pasos hacia el crecimiento".

LA GACETA:El presidente del Gobierno "ha acreditado una vez más su condición de buen parlamentario al salir al paso de una situación que amenazaba con hacerse incontrolable". Rajoy ha escogido un camino que lleva a acotar las dimensiones de la crisis política que se ha levantado en torno al caso Bárcenas remitiéndolo a un plano puramente judicial. "La oposición ha ido a lo suyo con diferentes niveles de eficacia". Todos los grupos sabían que Rajoy no iba a ceder en lo esencial y han tratado de obligarle a pronunciarse en asuntos delicados, aunque Rajoy se haya escabullido con habilidad. Rajoy "ha roto con contundencia los puentes que le unían a Bárcenas, pero el caso político seguramente no pueda darse por concluido, ni es fácil que nadie lo considere liquidado ni dentro ni fuera del PP".

Otras opiniones

Otras opiniones de la prensa española recogidas por el resumen de prensa público de La Moncloa, que con Zapatero dejó de difundir  las extranjeras y con Rajoy no se ha restablecido la costumbre de gobiernos democráticos anteriores, son las que siguen:

El presidente gira al borde del precipicio (CARLOS E. CUÉ. EL PAÍS 11) "El discurso de Rajoy estaba pensado para el PP. Un mensaje claro para los barones: Rajoy está decidido a aguantar. Pero la puerta queda abierta. El caso no ha acabado".

¿Falso culpable? (E. EKAIZER. EL PAÍS 14) "Cospedal ya no pone la mano en el fuego y Rajoy no defiende a sus colegas dirigentes que cobraron".

La comisaría (V. PREGO. EL MUNDO 4,5) "El presidente del Gobierno salió del trance mucho mejor de los que los suyos se temían y de lo que la mayoría pensaba".

Credibilidad en juego (C. GARCÍA-ABADILLO. EL MUNDO 5) "Rajoy puso ayer toda su credibilidad en juego. Si se demostrase que hubo sobresueldos o financiación irregular no le quedará más remedio que dimitir".

Debate desde Soto del Real (R. DEL POZO. EL MUNDO 7) "Ayer se rompió el trampantojo de la política española, que intenta pasar lo ficticio como real".

Los caballeros que dicen Bárcenas (M. JABOIS. EL MUNDO 14) Rajoy "fue valiente sin resultar temerario y agresivo sin ensañamiento, resultado de una actitud calculada".

El error (M.M. FERRAND. ABC 16) "¿Es suficiente el reconocimiento de un error para cerrar un capítulo trascendental de nuestra vida colectiva?"

De la verdad y otras víctimas (I. CAMACHO. ABC 17) Rajoy "convirtió su discurso en un alegato sobre la presunción de veracidad a sabiendas de que nadie iba a concedérsela. Estuvo contundente y digno, cargado de seguridad moral".

Cita junto al cementerio (D. GISTAU. ABC 32) "Rajoy se fue airoso por su dominio de los resortes parlamentarios. Pero continúa sufriendo una precariedad, la de estar a merced de la siguiente revelación periodística o discurrir judicial".

Bárcenas aguantó solo diez minutos (C. VALENZUELA. ABC 34,35) "El Gobierno, muy satisfecho por el debate".

Rajoy planta cara (J. ANTICH. LA VANGUARDIA 2) No hay ninguna duda de que el debate lo ganó Rajoy. "Me pregunto cuántas veces se arrepentirá Rubalcaba de haber llevado a Rajoy al Parlamento".

Salió a morder (E. JULIANA. LA VANGUARDIA 13) "Rajoy resiste y tranquiliza, por el momento, a los centros de poder. La relación entre el presidente y Rubalcaba, que no era mala, salta hecha añicos. La desazón sigue siendo oceánica".

La equivocación albertiana (J.A. ZARZALEJOS. LA VANGUARDIA 14) "Los destrozos del pleno de ayer son cuantiosos y entre ellos se cuenta al secretario general del PSOE, que fue a por lana y salió trasquilado".

Rajoy, emplazado (M.A. AGUILAR. LA VANGUARDIA 15) "Rajoy despacha veinte años de financiación ilegal del PP sintiéndose exento de cualquier responsabilidad". "Quien apueste por la tregua de agosto se equivoca: atentos".

Mariano Pérez Rubalcaba (A. SÁENZ. EL PERIÓDICO 13) "Ayer nadie nombró al otro innombrable de esta historia: Aznar".

Una oposición que pierde el rumbo (F. MARHUENDA. LA RAZÓN 4) "La oposición quiere desalojar al PP del poder a cualquier precio. Rajoy cuenta con una sólida mayoría absoluta y la cohesión interna de su partido, que ayer salió más reforzada".

 

De interés

Artículos Relacionados