miércoles,17 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPolíticas y ODSLa prensa española soslaya que los ajustes deberán seguir
Editoriales y valoraciones destacan otras opiniones de la UE

La prensa española soslaya que los ajustes deberán seguir

Redacción
La prensa española destaca hoy en sus valoraciones del informe de la Comisión Europea que la recuperación no irá acompañada de una bajada significativa del paro y que en general las cifras contrastan con las del Gobierno, aunque sin advertir en su mayoría que los ajustes y recortes no han acabado.

Los diarios resaltan diferentes aspectos de las noticias procedentes de Bruselas. EL PAÍS destaca en portada: "Europa presiona al BCE para que actúe contra la fortaleza del euro" y subraya que "Bruselas prevé una recuperación frágil con poco empleo en España". EL MUNDO titula: "Recuperación sí… pero sin empleo" y adelanta que "la Tasa Tobin puede quedar hoy desbloqueada". ABC y LA RAZÓN destacan que "Bruselas prevé que España crecerá por encima de la media europea en 2015". ABC dice que "el Gobierno reducirá el IRPF, pese a las dudas de Bruselas". 

El titular de LA VANGUARDIA dice: "Bruselas augura más crecimiento pero menos empleo que el Gobierno". Según EL PERIÓDICO, "la UE avisa a Rajoy contra la reducción de impuestos". EL ECONOMISTA señala: "Bruselas avisa que bajar el IRPF sin hacer ajustes impide cumplir el déficit". CINCO DÍAS titula: "La Comisión Europea también apuesta por la recuperación definitiva" y señala que "Guindos descarta más ajustes para cumplir". 

He aquí un resumen de sus principales editoriales: 

La política de austeridad europea refleja amplias diferencias de crecimiento y bienestar(EL PAÍS): La recuperación económica europea es "frágil, discontinua y fragmentaria. Mientras Alemania mantiene tasas de crecimiento moderadas pero sostenidas, Francia, España e Italia parecen abocadas a una situación de crecimiento casi estéril. El PIB aumenta poco, y la creación de empleo es mínima o inexistente: este es el paisaje que describen las previsiones de la Comisión Europea". La causa principal de esta recuperación frágil y con muy poco empleo se encuentra en una política de austeridad "impuesta en contra de las políticas económicas que activan el gasto, la inversión y la flexibilidad monetaria en periodos recesivos o de bajo crecimiento, como el actual". "Si este es el cuadro europeo que puede interpretarse de las previsiones, el panorama para España tampoco resulta muy alentador". "En algunos aspectos la Comisión refleja logros mediocres en la política de estabilidad financiera. No se entiende que el Gobierno augure un déficit público del 4,2% del PIB en 2015 mientras que la Comisión calcula el 6,2%. Si se impusiera la tesis de la Comisión, esos dos puntos de diferencia equivaldrían a un ajuste presupuestario superior a los 20.000 millones". 

El déficit, principal desacuerdo entre la UE y el Gobierno (EL MUNDO):"Sin políticas audaces será difícil afianzar la recuperación". 

España debe aplicar ya nuevas reformas (LA RAZÓN): De las previsiones de la Comisión se deduce que España ha dejado de ser una fuente de preocupación para Europa, que el ritmo de crecimiento del PIB será algo superior a la media comunitaria y que la demanda doméstica será el principal motor del crecimiento. Pero el Gobierno debe profundizar en sus reformas, sobre todo en la laboral y tributaria, así como en afinar el gasto público.

Más crecimiento, poco empleo(LA VANGUARDIA): Lo mejor de las previsiones económicas de la Comisión Europea es el crecimiento que auguran para Alemania, reactivación que "deberá actuar de locomotora para contribuir a mejorar en el 2015 los exiguos rendimientos que registran ahora los países del sur de la eurozona, en especial España". Lo peor "es el impacto negativo que puede tener la crisis de Ucrania para la UE". Al margen del riesgo, la Comisión admite que sus previsiones podrían llegar a ser mejores, algo fundamental para combatir el desempleo. "Vuelve a ser evidente que la política económica europea, dictada por Alemania, fracasa en la reducción del paro en la mayoría de los países, aumenta la deuda acumulada y ahonda la brecha entre el norte y el sur. El principal error es que al duro ajuste fiscal se suman una política monetaria restrictiva y la ausencia de políticas comunitarias eficaces de desarrollo e innovación. Estos dos últimos aspectos son los que diferencian a Europa de Estados Unidos, cuya economía crece el doble y tiene la mitad de paro". 

La UE cuestiona las previsiones de Rajoy(EL PERIÓDICO): Las discrepancias de los técnicos de la Comisión con las previsiones del Gobierno de Mariano Rajoy "no son abismales, aunque todas ellas tienden a rebajar el optimismo preelectoral con el que se ha dibujado el nuevo cuadro macroeconómico y la revisión del plan de estabilidad". La mayor distancia entre los cálculos de Madrid y de Bruselas radica en la recaudación fiscal, los ingresos del Estado, en el 2015. "Es un dato clave, porque es el que determina si habrá que hacer recortes adicionales para llegar al objetivo de déficit". En el empleo también hay discrepancias. La reacción de De Guindos diciendo que Bruselas terminará dándoles la razón porque los tipos de interés caerán y porque aumentará la recaudación "no parece muy convincente, sobre todo teniendo en cuenta que uno de los principales problemas del Estado español radica precisamente en la baja eficiencia de su sistema tributario". 

Si la financiación se pone a tiro, tira la economía (CINCO DÍAS):La Comisión admite ahora que España crecerá este año en línea con la estimación del Gobierno, y superará el 2% en 2015, "algo hasta ahora no previsto por nadie". No tiene el mismo optimismo para el comportamiento del empleo ni del déficit fiscal. "quien tiene en su mano quebrar esa especie de números fatales en materia de empleo y déficit que plantea Bruselas es el Gobierno, que cuenta con unos cuantos instrumentos en su mano, muchos de ellos aún no utilizados, como una reforma fiscal que pueden incentivar el consumo y el ahorro a la vez si se articula convenientemente, y que puede convertirse en el mejor motor del crecimiento. Pero esas palancas deben ser activadas sin perder de vista las obligaciones fiscales encomendadas por Bruselas". En todo caso, "está la economía española muy cerca del óptimo de financiación y debe ser asegurado, tanto por la autoridad monetaria y agentes financieros, como por un inequívoco programa de reformas que flexibilice los mercados de bienes, servicios y factores para sacarle a la economía todos su potencial". 

Bruselas advierte: no hemos acabado (EL ECONOMISTA): "Hay una advertencia muy clara al Gobierno de Rajoy de que no puede relajarse y menos decir que la tarea ha concluido. La Comisión no quiere que sus Estados miembros bajen la guardia a causa de las convocatorias electorales y el fin de control de la troika. En Bruselas saben que España ha cumplido su objetivo de déficit 2013 retrasando pagos a 2014. Legal, pero forzado. Por eso no se entiende la bajada de impuestos sin que se actúe en la reducción del gasto. Algo de lo que no se habla porque parece inoportuno ante una larga temporada de convocatorias electorales. Para bajar impuestos y cotizaciones hay que reducir el gasto".

De interés

Artículos Relacionados