miércoles,1 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa prensa espera castigo de la opinión pública al PP por la...
El caso salpica a Rajoy y Aznar, y aún se limita a Valencia

La prensa espera castigo de la opinión pública al PP por la financiación ilegal de Gürtel

Redacción
"El calvario judicial del PP es una realidad que se está cumpliendo a rajatabla. Ya no hay que esperar a una sentencia para que este partido sufra el castigo de la opinión pública", editorializa hoy ABC, al informar que "la Gürtel acusa a Camps de ´crear´ la financiación ilegal", trama que la mayoría de la prensa escrita limita a Valencia, "El cúmulo de ilegalidades desveladas acredita que el PP habría concurrido dopado a varias campañas y cerca de Camps, por acción u omisión", dice EL MUNDO.

Todos los diarios impresos coinciden en destacar que El Bigotes acusó a Camps de "crear" la financiación ilegal del PP de Valencia, aunque con los titulares de las informaciones lo limitan con  diferencias a Valencia.ABC subraya que "la Gürtel acusa a Camps de 'crear' la financiación ilegal". EL PAÍS, que aún no ha editorializa do la noticia, resalta que "El Bigotes acusa a Camps de 'crear y ordenar' la caja b del PP valenciano". EL MUNDO titula: "Los jefes de 'Gürtel' señalan a Camps como 'la persona' clave", y en parecidos términos LA RAZÓN indica que "los cabecillas de 'Gürtel' apuntan a Camps". También LA VANGUARDIA dice que "los cabecillas de Gürtel destapan que el PP les pagó con dinero negro". Por su parte, EL PERIÓDICO dice que "la 'Gürtel' señala a Camps como inductor de la financiación ilegal".

Algunos digitales amplían el foco a Rajoy y Aznar, al recordar como ELDIARIO.ES que uno de los principales implicados era el exdirector general de Policia de éste y aquellas declaraciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en València tras estallar el caso Gürtel y salpicar al otrora presidente de la Generalitat, Francisco Camps: “Paco, estoy contigo. Estaré siempre delante, detrás, a tu lado”. Eran los tiempos en que el PP negaba la mayor y aseguraba que la trama corrupta era contra su partido, un “grupo de golfos” que se habían aprovechado de los populares.

Álvaro Pérez, El Bigotes, acusó ayer al expresidente de la Comunitat Valenciana Francisco Camps de "crear" el sistema de financiación ilegal del PP en esta comunidad en los años 2007 y 2008 y de "ordenar" los pagos en negro y la facturación falsa. "Es el único que podía hacerlo", apostilló. Durante su declaración en el juicio por la presunta financiación ilegal del PP valenciano, Pérez apuntó que Camps era el que decidía si se hacía alguna contratación de campaña electoral o no con empresas de la Gürtel y que el expresidente de las Cortes valencianas Juan Cotino llamaba a los empresarios que financiaban irregularmente al partido. En casi tres horas de interrogatorio, implicó  en la red de financiación irregular a dos expresidentes de la Generalitat, Francisco Camps y Alberto Fabra, y al exdirector general de la Policía Nacional con José María Aznar y expresidente del parlamento valenciano, Juan Cotino.

El Bigotes declaró que Camps indicó al exsecretario regional del partido Ricardo Costa, por vía telefónica y delante de él, que si Orange Market quería cobrar la deuda que el partido mantenía con ellos tenía que aceptar que el dinero fuera pagado por empresarios mediante el giro de facturas falsas. "Los pagos se realizaron de tres maneras: mediante efectivo, mediante facturas con conceptos que no eran los que correspondían y mediante facturas correctas", añadió Pérez. También señaló al exvicepresidente valenciano Vicente Rambla y al exvicesecretario regional del PP David Serra como algunos de los políticos que le pagaron en B por los trabajos hechos.

Camps y su jefa de gabinete Ana Michavila –hermana del exministro de Aznar José María Michavila- eran los que daban las órdenes de cómo y cuándo pagar. No se movía nada en València sin que ellos lo supieran”, ha declarado. Además, ha apuntado, “para cobrar había que hablar con Juan Cotino, que mediaba con los empresarios”. El Bigotes ha afirmado que también intercedía con los patronos José Ramón García Antón, que fue consejero de Obras Públicas. El juicio de la Gürtel abre en canal al PP de Camps, Aznar y Rajoy, titula en su apertura ELDIARIO.ES.

Con anterioridad, Pablo Crespo declaró que Álvaro Pérez "tenía mucha relación con personas del PP de Valencia" e hizo gestiones con los expresidentes regionales Francisco Camps y Alberto Fabra para intentar cobrar. Crespo señaló que las empresas de Correa carecían de una alternativa si querían cobrar. Relató que el PP decidía qué se cobraba en A, qué en B, y qué a través de facturas falsas de empresarios.Francisco Camps, según refleja LA RAZÓN, respondió a estas acusaciones y aseguró que nunca "ha dado instrucción, orden, sugerencia o indicación alguna para realizar pagos de forma irregular en relación a los actos electorales del PP".

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, afirmó, al ser preguntado sobre las últimas revelaciones en el juicio del caso Gürtel, que los hechos que se juzgan son "de hace muchos años", y añadió que quien haya hecho algo mal "pagará por ello". Casado subrayó que lo que tiene que hacer el PP es "mirar al futuro". El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, dijo ayer que el PP ya "asumió su responsabilidad" y acometió una "renovación" en su organización en esa comunidad.

El PSPV-PSOE criticó el "silencio" de la presidenta del PP valenciano, Isabel Boning, ante la "gravedad" de las acusaciones vertidas en el juicio de Gürtel, y reclamó que depure responsabilidades "por decencia y por respeto al pueblo valenciano".

Acuerdo previo con los empresarios que pagaron 

Los fiscales Anticorrupción alcanzaron hace casi un año un acuerdo de conformidad con los nueve empresarios a los que acusa en el juicio por la financiación ilegal del PP de Valencia, al sentar en el banquillo a la cúpula nombrada por Francisco Camps. Los empresarios admiten que financiaron de forma ilegal al PP en las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y en las generales de 2008 (incluidos varios actos de Rajoy en Valencia) a cambio de atenuar sus penas.Son seis empresarios nuevos, más Enrique Ortiz, José Francisco Beviá y Alejandro Pons, los tres que ya alcanzaron un pacto con la Fiscalía. 

Los seis empresarios acusados que también admitieron los hechos son Gabriel Alberto Batalla, Enrique Gimeno, Antonio Pons, Tomás Martínez Berna, y Rafael Martínez Berna, además de Vicente Cotino, el sobrino del expresidente de Les Corts, Juan Cotino, también acusado en la pieza de la visita del Papa a Valencia.Al reconocer como cierto el escrito de la Fiscalía, admiten que abonaron 1.2 millones de euros de forma irregular por servicios electorales que el PP adjudicaba a Orange Market, la marca valenciana de la Gürtel. Para ello, emitían facturas falsas con las que pagaban a Orange Market por trabajos inexistentes. Supuestamente, el PP valenciano pagó desde su caja b otros 2.2 millones a la trama por los eventos de las elecciones bajo sospecha.

Estas empresas que contrataban con la Generalitat valenciana, al financiar de forma ilegal los comicios del PP, se aseguraban las contrataciones con la administración pública. Confiesan para atenuar su condena en el juicio por la financiación ilegal del PP de Valencia que sentará en la Audiencia Nacional a la cúpula de Camps este mes de marzo. Los principales responsables son el exvicepresidente primero del Gobierno valenciano, Vicente Rambla, y el exsecretario general del PPCV, Ricardo Costa, a quienes la Fiscalía pide 7 años y 9 meses de cárcel. También se sentarán en el banquillo los excargos del PP David Serra, Yolanda García y Cristina Ibáñez. Los empresarios están citados este viernes en la Fiscalía para rubricar el acuerdo, según fuentes de Anticorrupción.

De interés

Artículos Relacionados