martes,30 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaLa prensa sospecha que la reforma fiscal no traerá rebajas en términos...
Discrepancias en las primeras valoraciones

La prensa sospecha que la reforma fiscal no traerá rebajas en términos netos

Redacción
La prensa indica en sus primeras informaciones y valoraciones editoriales que la reforma fiscal no traerá rebajas en términos netos, pues el Estado tendrá que aumentar su recaudación en los próximos años. Pero sólo algunos diarios dicen que no se puede hablar de rebaja de impuestos, como LA VANGUARDIA.

Los editoriales y opiniones publicados este domingo abundan en las discrepancias de los primeros titulares de prensa, que fueronen las siguicientes direcciones: Para EL PAÍS, "Los expertos proponen rebajar el IRPF a cambio de subir el IVA". Habla de "una reforma tributaria sin rebaja fiscal" y de "subida del IVA hasta el 23% para hacer una devaluación fiscal", así como de "vuelta completa a los impuestos verdes para que no sean un coladero". EL MUNDO destacaba: "Una reforma para ganar un punto de PIB", subraya "menos tributos propios y más copago" para las CCAA y el "castigo fiscal" a la vivienda. Por otra parte, señala que "los barones del PP se niegan a costear la rebaja". Según LA VANGUARDIA, "El Gobierno se desmarca del plan de los expertos fiscales". LA RAZÓN resumía en portada: "Bajar el IRPF más de lo que se subió y aumentar el IVA" y precisaba que la bajada del IRPF "dejará 6.000 millones". EL ECONOMISTA destacaba: "Los sabios piden a Montoro que baje impuestos a las rentas altas".

En resumen, los primeros editoriales de la prensa dicen lo que sigue:

No se puede hablar de rebaja de impuestos (LA VANGUARDIA): Las recomendaciones al Gobierno sobre la reforma fiscal que ha realizado la comisión de expertos creada a tal fin por el Ministerio de Hacienda encajan fundamentalmente con lo que necesita la economía española para consolidar la recuperación recién iniciada. Pese a lo anunciado, no se puede hablar globalmente de rebaja de impuestos, sino de reforma -o de reorganización-tributaria para dotar al sistema fiscal de mayor coherencia, de mayor eficiencia y de más equidad, con un desplazamiento de la carga tributaria desde la imposición directa hacia la indirecta. Pero el objetivo de favorecer la recuperación de la economía se ve limitado por el mantenimiento del mismo esfuerzo fiscal. Tiempo habrá para analizar las recomendaciones, incluido el inaceptable recorte de la soberanía fiscal de las autonomías. Al Gobierno corresponde decidir qué medidas asume. Pero ya hay un documento sobre el que centrar el debate. En cualquier caso, la rebaja del IRPF es ineludible, dado que las subidas aplicadas en 2012 por el Gobierno, para hacer frente a la situación de emergencia de las cuentas públicas, castigan en demasía los rendimientos del trabajo y del ahorro, fundamentalmente de las clases medias. De igual manera, la reducción de cotizaciones sociales resulta indispensable para crear mayor empleo.

España tiene que aumentar su recaudación(EL PAÍS):La propuesta de reforma fiscal entregada por el comité de expertos al Gobierno incluye casi todos los cambios que vienen reclamando los hacendistas y las instituciones mundiales con peso en la política fiscal española. "No está garantizado que una devaluación fiscal produzca a corto y medio plazo los resultados esperados sobre el crecimiento y el empleo". Los cálculos del informe son "hipótesis de trabajo más que resultados contrastados". "En todo caso, es una política fiscal activa que el Gobierno debería haber aplicado desde 2012, en lugar de adoptar subidas impositivas discrecionales". Además, la rebaja de tipos en el IRPF "debería ser más pronunciada en las rentas medias y bajas de lo que se propone si se quiere empujar el consumo". Los sabios "aciertan" cuando sugieren la supresión masiva de deducciones y desgravaciones fiscales en el IRPF y en el impuesto de sociedades. El Gobierno, al acometer la reforma fiscal integral debe tener en cuenta dos criterios también apuntados en el informe. El primero es "el exiguo margen de rebaja de impuestos que tiene hoy España, el segundo es que el verdadero problema fiscal español es de bases imponibles". "Una reforma fiscal imperativa es actuar de verdad contra el fraude fiscal".

Una valiente propuesta que el Gobierno debe atender(EL MUNDO):Rajoy y Montoro "tienen en sus manos una buena guía para corregir el sistema tributario". Los cambios planteados por los expertos permitirán a España incrementar el crecimiento del PIB un 1% y avanzar hacia la unidad de mercado, "en lugar de seguir siendo un reino de taifas con 17 unidades normativas y un sinfín de tributos discrecionales e inoperantes". Los expertos proponen una rebaja del IRPF y del impuesto de sociedades, y una revisión al alza del IVA, "transferir al bolsillo de los contribuyentes 9.000 millones de euros e impulsar así el consumo de las familias, el desarrollo económico y la creación de empleo". "Una hipotética contracción del consumo como consecuencia de una subida general del IVA se equilibraría con el aumento de la demanda inducida por la mayor renta disponible debido a la rebaja del IRPF". La parte "más controvertida" del informe es la que hace referencia a eliminar las deducciones por vivienda habitual con carácter retroactivo en un horizonte de diez años, aunque el Gobierno adelantó ayer que no aplicará una medida tan impopular. La propuesta recibió quejas de partidos nacionalistas y de la oposición y también de destacados barones del PP. "Es responsabilidad y competencia del Ejecutivo afrontar las críticas de propios y ajenos y decidir con qué determinación profundiza en la reforma fiscal. La propuesta elaborada por la comisión Lagares es sensata, valiente y positiva para empezar a trabajar".

Menos retenciones, pero más IVA(ABC):El informe de la Comisión de Expertos plantea una reducción del IRPF y del impuesto de Sociedades, así como una rebaja de las cotizaciones sociales y la eliminación de Patrimonio, "entre otras medidas favorables para la economía española, en general, y el bolsillo del contribuyente, en particular. El plan pasa por aflojar el cinturón y permitir que el consumo se recupere en un mercado en el que, a cambio, habrá que pagar más". "La idea de fondo consiste en que los hogares, especialmente las rentas medias y bajas, dispongan de mayores ingresos para impulsar el consumo y el ahorro, y en facilitar la inversión empresarial para fomentar la creación de empleo. Sin embargo, pese a incluir medidas positivas, la reforma contiene propuestas contraproducentes, como la imputación de la vivienda habitual en el IRPF o la eliminación de la deducción hipotecaria con carácter retroactivo, que ya han sido desdeñadas por el Gobierno por resultar claramente injustas para la clase media. El planteamiento de los expertos pasa por relajar la presión fiscal directa, pero a cambio de una subida masiva de impuestos que, sin la prudencia debida, puede neutralizar el efecto dinamizador que el Gobierno persigue y, sobre todo, la sociedad necesita".

Hacia una fiscalidad más liberal (EL PERIÓDICO): El informe del comité de expertos pone mucho acento en la subida del IVA y los impuestos especiales, y en su correspondiente bajada del IRPF y de la tributación de las rentas del capital. Sin embargo, "pasa de puntillas sobre medidas para combatir el fraude fiscal". El informe "coincide con algunas de las ideas sobre reforma fiscal que ha ido desgranando el Gobierno, como la subida del mínimo exento del IRPF. Y también con un cierto aire de uniformidad territorial para reducir las diferencias entre autonomías en tributos como sucesiones y patrimonio". "Es un paquete de medidas de inspiración liberal que en el caso de que el Gobierno las adoptara en su conjunto transformarían todo el sistema tributario español y no precisamente para hacerlo más equitativo".

Necesaria prudencia fiscal (LA RAZÓN): La propuesta del comité de expertos "provocó controversia en la opinión pública y en la oposición", que "parte de un error original derivado de la precipitación, el desconocimiento o la mala fe". El Gobierno no aseguró que la propuesta de los especialistas era su posición oficial, sino un punto de partida, por lo que sería "justo y conveniente aproximarse al documento con prudencia y afán constructivo". El Ejecutivo escuchará las aportaciones de los grupos parlamentarios y del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Por tanto, el PSOE "debería intentar modular su excitada oposición a un documento de trabajo y analizar si su discurso en el debate fiscal que se preparara se limitará a las consignas catastrofistas habituales". El documento presenta "claoscuros, aunque su intención de simplificar, racionalizar y poner al día el sistema en beneficio de la equidad parece poco discutible". Los objetivos de esta reforma son la recuperación y la dinamización de la economía y la creación de puestos de trabajo y "buena parte de las recetas de los expertos nos acercan más a esos propósitos". 

Una fiscalidad que movilice la actividad (CINCO DÍAS): "Era cierto", los expertos fiscales "no han dejado títere con cabeza". Si el Gobierno aplica sólo la mitad de las sugerencias en cada una de las figuras impositivas, ya podemos considerar integral la reforma fiscal. "Rajoy y su Gobierno juegan con fuego con la apuesta fiscal que tienen entre manos. No es fácil conjugar el control del déficit con una bajada de impuestos ya anunciada. Sólo podrá hacerlo si compensa la pérdida en unas figuras con ganancias en otras. La batería de propuestas fiscales hechas por la comisión Lagares tiene la coherencia intelectual y el contrapeso suficiente para intentarlo". Además de la suficiencia fiscal, el nuevo modelo tiene "que incentivar la actividad". "Se antoja que únicamente con un crecimiento razonable y con una elasticidad razonable en los impuestos puede el Estado volver a acercarse al equilibrio para restablecer sin dudas futuras una financiación adecuada que retroalimente el propio crecimiento".

Una propuesta para no perder recaudación (EL ECONOMISTA):El objetivo que se persigue y en el que coinciden los expertos y el Gobierno es "la necesidad de hacer una reforma que active el consumo y la recuperación económica, lo que explica el trasfondo de las medidas que se proponen". "El Gobierno debe ser cuidadoso con las decisiones finales que tome y, ya que no baja impuestos, mantenga el juego final de equilibrios que asegure la recuperación económica".

Equilibrio en la búsqueda de la neutralidad fiscal(LA RAZÓN): El propósito de los expertos es que el resultado final no resulte gravoso en términos de recaudación para las comunidades. El equilibrio se antoja complicado.

Reforma fiscal(José María Carrascal, ABC): Sin una Hacienda eficaz, no hay democracia que funcione, convirtiéndose en el camino más rápido hacia la dictadura.

¿Expertos para qué?(Iñaki Ezkerra,ABC): Los expertos fiscales han sido minuciosamente seleccionados por el Gobierno para llevarles la contraria.

De interés

Artículos Relacionados