domingo,17 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa reforma educativa, en los pactos de Gobierno PP
PSOE y Unidos Podemos ni siquiera buscan pactos alternativos

La reforma educativa, en los pactos de Gobierno PP

Redacción
La reforma educativa vuelve a estar en la agenda de pactos del PP, ahora ampliada a la reforma laboral y autonómica además de la constitucional y electoral para involucrar más a C´s. PSOE y Unidos Podemos ni siquiera buscan alternativas.Los dirigentes de ambas fuerzas parecen mejor dispuestos a prepararse a la oposición que a buscar formar gobierno, en el primer caso negando que se vayan a abstener o apoyar la investidura de Rajoy, solo presentada como no inevitable por Nueva Canarias.

El vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, apuntó que los populares están dispuestos a reformar la Constitución, la reforma laboral y la financiación autonómica, temas claves para el PSOE, y a cambiar la ley electoral y alcanzar un nuevo pacto educativo, asuntos importantes para Ciudadanos. Ofertas similares aunque ampliadas por parte de Rajoy a las de 17 de enero, al regresar de las vacaciones navideñas que siguieron al 20 D, aunque ahora con un PSOE y Podemos resignados a pasar a la oposición sin siquiera buscar alternativas de Gobierno progresista. Días antes, Rajoy se oponia a derogar las reformas laboral y educativa al declarar que había margen para el pacto con el PSOE y criticar las gestiones de Sanchez con los nacionalistas, mientras Diaz dice que son son socialistas, no nacionalistas. Ciudadanos anuncia que se abstendría a un gobierno de PP o PSOE, mientras PP urge como Ciudadanos un debate sobre la unidad de España y Podemos frena al Parlament catalán. El Rey ve en sus audiencias alta probabilidad de elecciones

Ahora , el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, tiene previsto hablar con todos los grupos políticos, incluidos CDC y ERC, en su ronda de contactos para sondear la disposición de los partidos de llegar a un acuerdo que facilite la investidura. Así lo anunció la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior a la primera reunión del Consejo de Ministros tras las elecciones del 26-J. Sáenz de Santamaría explicó que Rajoy tiene la intención de llevar los contactos "muy de su mano, con rigor, seriedad y discreción". El PSOE, explicó, "formará parte del núcleo esencial de la negociación", ya que, además de ser la segunda fuerza más votada, comparte con el PP el marco constitucionalista.

El objetivo, dijo, es "culminar bien la tarea" para que las conversaciones "puedan llegar a buen puerto" y se pueda formar un "Gobierno estable, de amplia mayoría parlamentaria que trabaje dentro del marco de la Constitución y presidido por el candidato del PP". Entre los asuntos sobre los que Rajoy quiere llegar a acuerdos, Sáenz de Santamaría citó la competitividad de la economía, la creación de empleo, la educación y el fortalecimiento institucional.

Rajoy cuenta cada día más con Maroto en su proyecto de futuro

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, mostró su confianza en que finalmente Rajoy logrará la investidura. El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, dijo que hay muchas posibilidades de alcanzar un acuerdo de gobierno. 

LA RAZÓN destacó que Rajoy "no hará ninguna oferta al PSOE y a Ciudadanos si no aceptan negociar". EL ECONOMISTA señala que el PP se está preparando "para gobernar solo y consensuar las reformas con el PSOE y, si es necesario, con Ciudadanos".

Por su parte, el presidente de Nueva Canarias, Román Rodríguez, advirtió de que el gobierno del PP "no es inevitable", por lo que anunció que no lo apoyará ni se abstendrá si Rajoy se presenta a la investidura.

Contradicciones en las noticias sobre las gestiones de Rajoy

Sin embargo, este domingo la prensa impresa se contradice sobre la actividad de Rajoy. Según EL MUNDO en su portada, el presidente en funciones y el PP están ejerciendo una presión psicológica potente desde la noche electoral sobre los socialistas para que les dejen gobernar. Y el PSOE está resistiendo esa presión, de momento. No obstante, añade el diario, la hipótesis que contemplan las fuentes consultadas es que Rajoy se presente ante la Cámara con un acuerdo con Ciudadanos, CC y eventualmente el PNV. De forma que únicamente necesite la abstención de algunos diputados socialistas. Decisión que se podría tomar sólo a última hora del último día.

ABC y LA RAZÓN consideran, que las recomendaciones de la canciller alemana, Angela Merkel, para que haya pronto en España un gobierno estable, opinión compartida por la mayoría de los socios comunitarios, junto al miedo de los socialistas a que se celebren unas terceras elecciones que podrían propiciar una mayoría absoluta del PP, terminarán por doblegar al PSOE, que podría finalmente abstenerse para permitir la investidura de Rajoy. En Moncloa creen que "el veto a 137 escaños es insostenible", dice LA RAZÓN.

LA VANGUARDIA sostiene, por el contrario, que Mariano Rajoy ha decidido no presionar al PSOE y espera pacientemente a que Pedro Sánchez aclare su futuro en el próximo Comité Federal del PSOE y tome sus propias decisiones. En este sentido, añade el diario, el líder del PP ha ordenado a sus barones que eviten presionar a sus homólogos del PSOE.

El PAÍS asegura, por su parte, que Rajoy tiene la firme voluntad de gobernar con el PSOE. Según el diario, no es solo que lo necesite, es que cree que sería bueno ahora para España y para culminar su currículo. Y lo va a intentar, dice EL PAÍS, pero a su manera: con un manejo calmo de los tiempos. La semana que viene llamará a Pedro Sánchez, quedará con él en La Moncloa para tantearle y le ofrecerá varios modelos de alianza. Si esa operación no sale, ya tiene pensado un Gobierno del PP en minoría, más político que su último Ejecutivo.

Los socialistas instan a que se abra la reforma constitucional

EL PAÍS, sobre esta misma cuestión, apunta que, desde el PSOE, creen que el PP debe tender la mano a los nacionalistas para poder gobernar. Los resultados electorales, consideran los socialistas, deben obligar al PP a reorientar su práctica política y actuar como lo hizo cuando no tuvo mayorías para gobernar, con un acercamiento a los grupos nacionalistas de centroderecha. Así, Mariano Rajoy se vería obligado a implicarse en el problema territorial de España ofreciendo a CDC y al PNV discutir una reforma constitucional. El PP ha manifestado tras las elecciones su disposición a ofrecer a los socialistas la apertura de conversaciones en este sentido. "Esa oferta de debatir sobre la reforma constitucional es la que el presidente en funciones tiene que hacer a Convergencia y al PNV", señalan en la dirección socialista

Según LA RAZÓN, Pedro Sánchez mantendrá la semana entrante una ronda de contactos bilaterales con los barones regionales para preparar el Comité Federal del próximo día 9, en el que los socialistas tienen que fijar su postura sobre el escenario surgido de las elecciones. Se trata de decidir, según señala ABC, si se reafirman en su negativa a apoyar a Rajoy o evitan unas terceras elecciones.

LA RAZÓN publica una encuesta de NC Report sobre los posibles pactos postelectorales en la que se establece que la mayoría de los españoles (67,6% frente a 24,4%) confían en que no haya unas nuevas elecciones. Además, el 86,3% considera urgente formar un gobierno. Para el 64,6% de los ciudadanos debe ser la lista más votada la que llegue al poder. En este sentido, continúa la encuesta, el 62,4% de los consultados prefiere que el PSOE se abstenga para propiciar un gobierno del PP. Un 44,8%, por último, aboga por una gran coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos.

El PSOE insiste en que no apoyará ni se abstendrá 

Distintos dirigentes del PSOE insistieron previamente en que no apoyarán ni se abstendrán en la votación de investidura de Mariano Rajoy. "No vamos a apoyar con nuestro sí a Mariano Rajoy, tampoco nos vamos a abstener", dijo la responsable de Participación Ciudadana, María González Veracruz. En parecidos términos, el presidente de Asturias, Javier Fernández, aseguró que el PSOE "no va a estar en ningún gobierno de coalición con el PP". "Vamos a pasar a la oposición, por lo que Mariano Rajoy debe buscar alianzas con otros partidos", añadió.

Estas declaraciones se producen un día después de que el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, apostase por la posibilidad de que el PSOE facilitara la investidura de Rajoy con la ausencia de sus escaños de los diputados necesarios. No obstante, Vara precisó ayer que fue "una propuesta a título absolutamente personal".

Por su parte, Abel Caballero, alcalde socialista de Vigo y presidente de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP)  declaró ante la reunión del Comité Federal prevista para el 9 de julio, con vistas a la cual unos creen que debe gobernar el más votado y otros que no pueden apoyar al PP "ni por acción ni por omisión", que "la idea de con Marea (Podemos) la tengo clara: lo que hicimos en Vigo: los aplastamos". 

ABC destaca que el portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, iniciará conversaciones con los portavoces de Podemos, Íñigo Errejón; de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, y del PP, Rafael Hernando, a partir del próximo martes para tantear la posibilidad de construir un acuerdo que permita a su partido conservar la presidencia del Congreso.

Críticas al liderazgo socialista y apuestas por Rajoy con compensaciones

En otro orden de cosas, el exsecretario general del Grupo Parlamentario Socialista Eduardo Madina consideró "obvio" que el PSOE ha conseguido en las pasadas elecciones "el peor resultado" de su historia, y que en el congreso se deberá discutir "a fondo" los motivos. Preguntado sobre si el liderazgo de Pedro Sánchez está afectado, afirmó que es una "obviedad" y que "los números hablan por sí solos".

Por otro lado, LA RAZÓN destaca que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, "remodelará su Gobierno a la espera del futuro en Ferraz". Según el diario, la presidenta andaluza "sospesa introducir cambios para relanzar la legislatura en Andalucía".

Este diario y El ECONOMISTA dan por hecho el Gobierno de Rajoy a cambio de compensaciones, sobre todo al PSOE. El mismo diálogo abierto de siempre (LA RAZÓN): "Discreción, seriedad y rigor. Bajo esas máximas, Mariano Rajoy y el PP han anunciado que se disponen a hablar con todos, absolutamente todos, los grupos del Parlamento para dar estabilidad y un Gobierno a España". "Todo desde un diálogo abierto, el mismo que anunció tras el 20-D. Ahora, reforzado en las urnas, vuelve a dar ejemplo de responsabilidad". ¡Un gobierno, por favor!, clama el director de EL ECONOMISTA, Amador G. Ayora:  "La abstención del PSOE se decidirá a cambio de apoyo a sus autonomías y algunas canonjías".

Iglesias, sin oposición ni autocrítica, achaca al miedo su fracaso

Pablo Iglesias se reunió este sábado en Madrid con los líderes autonómicos de su formación para analizar los malos resultados de las elecciones generales. En el encuentro, además, se debatió sobre el liderazgo de Pablo Iglesias, un asunto que, según los convocados, nadie puso en cuestión. Tanto el secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, como la andaluza, Teresa Rodríguez, manifestaron, en este sentido, que no existe "ninguna duda" sobre dicho liderazgo. "Pablo Iglesias es el mejor secretario general que podemos tener en Podemos, y será el mejor presidente del Gobierno que tendrá este país", apostilló Fernández a su salida del encuentro. Respecto a las discrepancias surgidas sobre la conveniencia de haberse aliado con IU, otro de los temas tratados en la reunión, Rodríguez, aseguró que es "absurdo" poner en duda dicha alianza electoral cuando en su día fue respaldada de manera "absolutamente mayoritaria".

Antes del encuentro, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, aseguró que su partido está "todavía más cohesionado" tras los malos resultados obtenidos por la coalición Unidos Podemos  y dijo que su formación tiene que prepararse ahora para ser una fuerza de Gobierno "cuando toque". "Hemos llegado a la final, quizá algunos nos hayamos quedado con la sensación de que merecíamos más, pero pronto habrá otra final y esperamos ganarla", indicó. El dirigente de Podemos considera, además, que todos los socios de Unidos Podemos deben reflexionar porque "hay cosas que se podrían haber hecho mejor" por lo que "es necesario seguir madurando y creciendo".

Pablo Iglesias aseguró previamente, en su programa Fort Apache, que la pérdida de votos de su formación se ha debido al "miedo a lo nuevo" de los ciudadanos, que les miraban con simpatía cuando irrumpieron en política y pusieron "en apuros" a los grandes partidos, pero "ante la evidencia" de que podían gobernar decidieron no votarles. Iglesias considera que ni el "bajo perfil" de su campaña ni el acuerdo con IU han sido determinantes, y que "ambas hipótesis contribuyen a alentar el enfrentamiento interno" en Podemos, del que pueden sacar partido sus adversarios.

Iglesias mantuvo ayer una reunión con responsables de IU y las confluencias para analizar los resultados electorales. Al término de la reunión se emitió un comunicado en el que explicaban, al igual que lo hizo el líder de Podemos por la mañana, que "la campaña del miedo ha movilizado y concentrado el voto conservador".

El secretario Político de Podemos, Íñigo Errejón, negó que exista división interna en la formación y no cuestionó la alianza con IU. "Vamos a seguir debatiendo en abierto, eso no es necesariamente lo mismo a que haya división. Debatimos con honestidad y discutimos, pero vamos todos a una", dijo a la salida de la reunión con las confluencias.

Por su parte, Izquierda Unida emitió un comunicado en el que tildó de positiva la reunión, que "permite consolidar el espacio unitario de confluencia" y "avanzar en el mismo" sentido para "ampliar objetivos".

El cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero asegura, en una entrevista en EL PAÍS, que en la campaña del 26-J a Unidos Podemos "le ha faltado calle y le ha sobrado mercadotecnia". Monedero considera "muy probable" que Pablo Iglesias "sea presidente en la próxima elección".

El PSOE rechaza la propuesta de consulta catalana del PSC 

El PSOE rechazó ayer la propuesta del PSC que aparece en la ponencia política que debatirá en su congreso de noviembre según la cual aboga por explorar una consulta específica para Cataluña, inspirada en el modelo canadiense, si fracasa una reforma constitucional. La secretaria de Ciencia, Participación y Política del PSOE, María González Veracruz, rechazó la idea del PSC y dijo que espera que "no prospere". El portavoz del PSOE en el Senado, Óscar López, dijo que la posición del partido es la Declaración de Granada. "No hay plan b", añadió. El presidente asturiano, Javier Fernández, dijo que su posición es "absolutamente contraria a la vía canadiense" e insistió en que la Declaración de Granada "sigue plenamente vigente". El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, recordó el trabajo, el esfuerzo y las cesiones que los socialistas tuvieron que hacer hasta llegar al pacto de Granada. Para el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, "si existe una alternativa, como la vía canadiense, a la reforma constitucional, convertiría a esta en estéril".

El líder del PSC, Miquel Iceta, dijo que si los catalanes no votan afirmativamente la reforma constitucional, "habrá que buscar otro camino". "Es de sentido común", subrayó. Iceta dijo que la vía canadiense es una propuesta a "tres o cuatro años vista" y negó que suponga un cambio de posición.

Los diarios dan cuenta de la división entre PSOE y PSC. "El giro soberanista del PSC abre otra brecha a Sánchez", titula EL MUNDO. Para ABC, PSOE y PSC están "otra vez a la greña por el derecho a decidir". Según LA VANGUARDIA, el PSOE "choca" con el PSC y "da un portazo a su propuesta de consulta". La propuesta, según EL PERIÓDICO, "reabre la herida entre el PSOE y el PSC". "El PSC subleva al PSOE al 'repescar' la consulta en su programa", titula LA RAZÓN.

De interés

Artículos Relacionados