martes,18 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa reforma fiscal devolverá un tercio de las subidas de los dos...
Reduce 9.000 millones de los casi 30.000 millones subidos

La reforma fiscal devolverá un tercio de las subidas de los dos últimos años

Redacción
El proyecto de ley de la reforma fiscal aprobado ayer por el Gobierno "permitirá que 9.000 millones de euros de los casi 30.000 de aumento de recaudación en los dos últimos años vuelvan a los bolsillos de los ciudadanos" entre 2015 y 2016 por las rebajas en el IRPF y en el impuesto de sociedades. La primera cifra fue dada en la comparecencia extraordinaria tras el Consejo de Ministros el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. La segunda, por medios próximos a Hacienda.

Rajoy destacó que la reforma aliviará la carga fiscal de 20 millones de contribuyentes, especialmente los de rentas más bajas. El presidente confirmó que el Gobierno revisará al alza su estimación de crecimiento del PIB para este año y la previsión de la tasa de paro, aunque el nuevo pronóstico "todavía no está decidido".

El jefe del Ejecutivo insistió en que los que declaren menos de 12.000 euros al año no pagarán IRPF, tras lo que añadió que el 72% de los contribuyentes, que declaran menos de 23.000 euros, verán reducida su tributación alrededor del 30%. Rajoy destacó, además, que la reformas mejorarán la tributación de los autónomos y de las pymes, además de incidir en que se rebajarán los impuestos a las familias, a los más desfavorecidos y a los ahorradores.

Rajoy también señaló que se mantiene en el 60% el porcentaje de reducción en el IRPF de los rendimientos de capital mobiliario derivado del arrendamiento de vivienda, frente al 50% contenido en el anteproyecto de ley.

Asimismo, entre otras novedades, en el impuesto sobre sociedades se fija que el límite a la compensación de bases imponibles negativas es calculará sobre la base imponible, de forma previa a la aplicación de la nueva reserva de capitalización.

Novedades de la reforma

El proyecto de ley de la reforma fiscal incluye, como aspecto más destacado y novedoso, bajar las comisiones que pagan los partícipes de los planes y fondos de pensiones, con lo que la comisión máxima se abaratará un 30%, del 2,5% al 1,75%, una medida que beneficia a 4,5 millones de personas que ahorrarán al año 121 millones de euros. Según informó el Ministerio de Economía a través de un comunicado, el Consejo de Ministros aprobó una serie de normas que actualizan el marco jurídico de los planes y fondos de pensiones, del sector asegurador y de la mediación de los seguros.

Entre las principales medidas dentro de este apartado de planes y fondos de pensiones se encuentra el abaratamiento de las comisiones, entre ellas también la máxima por gestión, que se reduce del 2% al 1,5% sobre la cuenta de posición del plan de pensiones. Estos nuevos límites entrarán en vigor dos meses después de la publicación en el BOE del real decreto que modifica el reglamento de planes y fondos de pensiones acordados ayer por el Gobierno. Los límites a las comisiones se completan con otras iniciativas, incluidas en la reforma del IRPF, como la posibilidad de un nuevo supuesto de liquidez a los 10 años, más allá de los actualmente existentes de enfermedad grave y desempleo de larga duración. De esta forma, los derechos de pensiones acumulados a cierre de 2014 y a partir de entonces se podrán recuperar a los 10 años.

El real decreto impulsa además la transparencia en los planes de pensiones al ampliar la información que preceptivamente recibe el partícipe antes de contratar un plan de pensiones individual a través del documento de datos fundamentales.

En relación a los seguros, la norma armoniza el cálculo de la rentabilidad en los seguros de vida y facilita la comparación de productos. También se introduce la no discriminación por sexo para que no puedan existir diferencias en las primas y prestaciones entre hombres y mujeres.

Otros afirmaciones de Rajoy

El jefe del Ejecutivo recordó que la economía crece al mayor ritmo desde 2007 y que hay más empleo que en 2013, por lo que "en menos de dos años hemos pasado de ser una economía al borde de la quiebra a una de las que más crecen". Los españoles, dijo, "tiene ahora un fundado derecho a la esperanza". "Hay quien puede dudar de los méritos del Gobierno, pero no se debería ignorar el mérito extraordinario de todos los españoles", añadió.

No obstante, insistió en que aunque "España va en la buena dirección" hay "muchas cosas por hacer" por lo que apuntó que el Gobierno está decidido a continuar con el proceso de reformas. Rajoy recordó que la política económica desarrollada por el Ejecutivo se ha hecho "sin dejar desguarnecidos a los más débiles". El presidente recordó que se han mantenido las pensiones, cosa que "otros no hicieron", y que se ha sorteado la crisis manteniendo "la sanidad y la educación públicas".

Preguntado sobre el rescate bancario, el presidente dijo que en su momento tenía dos opciones: "hacer una apuesta para mantener esas entidades financieras o simplemente dejarlas quebrar". El Gobierno, dijo, optó por la opción "mucho más barata y mucho mejor para la inmensa mayoría de los españoles".

El jefe del Ejecutivo también se refirió durante su intervención a la reunión que mantuvo el miércoles con el presidente de la Generalitat, Artur Mas. Rajoy insistió en que "la unidad de España no está en peligro" y dijo no saber qué ocurrirá el 9 de noviembre. "Sólo sé que Mas ha dicho que no hará nada ilegal, lo tengo así interiorizado y así lo espero", añadió. Rajoy insistió en la ilegalidad de la consulta soberanista y ofreció "ley y diálogo". El presidente apuntó que en España hay "salud institucional" y alertó de que "todo lo que genere incertidumbre no es bueno para España". El país, dijo, "ha ganado confianza y con la seguridad no se puede jugar". Rajoy mostró su disposición a estudiar las 23 propuestas que le planteó el presidente de la Generalitat.

Respecto a una posible reforma de la Constitución, apuntó que no es el momento oportuno. Preguntado por la ´tercera vía´ dijo: "¿Cuál es la tercera vía? Esa es la pregunta que yo me hago. No sé cuáles son las otras dos vías". Rajoy adelantó su intención de agotar toda la legislatura y que no habrá cambios en su Gabinete. Respecto a los resultados de las últimas elecciones europeas, el presidente reconoció que PP y PSOE han perdido "muchos votos y apoyos", algo a tener en cuenta, si bien defendió el bipartidismo porque aporta "estabilidad y certidumbre".

El jefe del Ejecutivo consideró "razonable" que exista una relación "correcta" con el nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez, al igual que en su día la tuvo con Alfredo Pérez Rubalcaba, y valoró la posición de los socialistas en contra de la consulta soberanista. Por otro lado, Rajoy calificó de "impecable" el relevo en la Jefatura del Estado, y se atribuyó la forma con la que se aprobó el aforamiento de Don Juan Carlos. "La idea fue mía", dijo.

Reacciones sociales y de la prensa

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, valoró ayer los "objetivos inspiradores" de la reforma fiscal, aunque reiteró también la necesidad de reducir las cotizaciones sociales "de inmediato", algo que, según destacó, se ha descartado "de manera definitiva" en los proyectos aprobados ayer. Por otra parte, el presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos, Lorenzo Amor, dijo que la reforma beneficiará a 1,6 millones de autónomos.

"Los cambios fiscales favorecen a pensionistas y parados, pero no hay un plan contra el fraude", dice EL PAÍS en su editorial: El proyecto de ley fiscal aprobado por el Gobierno "no resuelve las dudas de fondo sobre el cambio tributario, pero sí introduce algunos cambios dirigidos a convencer a los contribuyentes de que se encuentran ante una rebaja fiscal contundente". "Se trata de cambios técnicos, orientados a flexibilizar las ventajas de los fondos de pensiones y a contrarrestar algunas críticas recibidas por las anteriores propuestas de tributación a las indemnizaciones por despido. Están bien orientados y mejorarán la situación de pensionistas y desempleados". "Pero las mejoras no corrigen el problema estructural del anteproyecto: no constituye una reforma fiscal que dote de la necesaria estabilidad a los ingresos estatales". "Ni una sola mención a lo que debería ser una fuente de ingresos para Hacienda, que es la lucha contra el fraude fiscal; ni tampoco al IVA". "La rebaja de impuestos tiene que coordinarse con una corrección del déficit al 2,8% en 2016".

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, contestó ayer al balance económico y político que ofreció ayer el presidente del Gobierno. Sánchez recomendó a Rajoy que "pise más la calle" y hable con los trabajadores, los parados y los pequeños empresarios que están sufriendo la crisis, y le pidió que no llame "recuperación" a "empobrecer a la clase media". El líder del PSOE acusó al jefe del Ejecutivo de hacer un balance "triunfalista" y "autocomplaciente" de la actual situación, una visión "parcial y alejada" de la realidad. Sánchez tildó de "dramático" el balance de los dos años de Gobierno del PP, ya que, en su opinión, lo único que han subido son los impuestos mientras decrecen los salarios y las ayudas para las familias y los pequeños negocios. El líder socialista rechazó la reforma fiscal aprobada por el Gobierno por considerarla "injusta" ya que está "pensada y creada" para las rentas altas" y porque "anticipa nuevos recortes en los pilares del Estado del Bienestar".

El diputado de IU Gaspar Llamazares rechazó ayer el tono "triunfalista" mostrado por el presidente del Gobierno cuando, en su opinión, la recuperación es "pobre y tardía" y repartida "de manera injusta". Llamazares calificó la reforma fiscal como una "trampa para incautos y un regalo para ricos". En un comunicado exigió la comparecencia de Rajoy en el Congreso para que hable de corrupción y que lo haga por los mismos motivos que se reprochan a Jordi Pujol.

Por su parte, la líder de UPyD, Rosa Díez, dijo que el jefe del Ejecutivo le recuerda "aquello que caracteriza al mal gobernante: alguien que se atribuye todos los méritos y que elude cualquier responsabilidad en sus fracasos".

Mientras, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, señaló en un comunicado que el balance del curso político sólo puede ser "obligatoriamente crítico". Duran celebró que Mariano Rajoy y Artur Mas hayan reabierto el diálogo, tras un semestre "muy negro" en las relaciones entre ambos gobiernos.

Todos los diarios dedican hoy sus portadas a la comparecencia del presidente del Gobierno, destacando sus palabras sobre la situación económica y la apuesta soberanista.

"Rajoy no hace cambios y confía en la economía para ganar votos", es el titular de EL PAÍS. En el subtítulo apunta que el presidente "asegura que preservará la unidad territorial de España y espera que Mas no convoque una "consulta ilegal" en Cataluña". EL MUNDO apunta en primera que "Rajoy presume de recuperación y Sánchez le culpa del desempleo". Respecto a Cataluña, el diario sostiene que "el Gobierno ya no teme el desafío de Artur Mas".

"Rajoy confirma la revisión al alza del PIB y el empleo", es el titular a toda página de ABC. En el subtítulo señala que el presidente "cree que la unidad de España no peligra y que Mas cumplirá la ley". LA RAZÓN titula con palabras de Rajoy: "La recuperación ya es firme". Asimismo, señala que el presidente ofreció "diálogo a Mas". LA VANGUARDIA y EL PERIÓDICO destacan en sus titulares lo dicho por Rajoy sobre la consulta soberanista. "Rajoy confía en la palabra de Mas de ceñirse a la legalidad", es el titular de LA VANGUARDIA, mientras que EL PERIÓDICO titula: "Ley y diálogo".

Amparado por la economía, Rajoy elude dar las explicaciones políticas necesarias (EL PAÍS): El presidente del Gobierno descartó ayer un cambio en su equipo y un adelanto de elecciones, "negativas que le bastaron para confirmar que se dispone a abordar un otoño políticamente caliente y un año de procesos electorales con la misma tripulación, y evidenció, al menos en público, las diferencias que le separa del presidente de la Generalitat". "Se supone que un jefe de Gobierno democrático no solo debe tomar decisiones, sino explicarlas a los ciudadanos". "Rajoy desaprovechó la ocasión de explicar su versión sobre la conversación mantenida" con Mas, de forma que la ciudadanía "sólo sabe lo que contó este último". También se mostró "esquivo" respecto a la idea de una reforma federal y "ambiguo" respecto al proyecto de ley del aborto". "Por el contrario, Rajoy volcó todas sus reservas de energía en la glosa de la recuperación económica, en este caso sin apenas cautelas". Afirmaciones como las que hizo "empiezan a recordar el optimismo desbordante de su antecesor en La Moncloa".

Rajoy muestra la botella medio llena, Sánchez prefiere verla medio vacía (EL MUNDO):La conclusiones de Rajoy y de Sánchez sobre el balance de la situación general de España "difieren totalmente y, sin embargo, no puede decirse que ninguno mienta". Mientras Rajoy "se centra en destacar los datos positivos", Sánchez "opta por subrayar los negativos". Las cifras expuestas por el presidente son "alentadoras" y apoyándose en ellas "quiso jugar la baza del optimismo y la confianza". Pero quedan reformas pendientes, como una reestructuración profunda de la Administración. Otras salvedad que podría hacérsele es que "centre todo su balance en las cuestiones económicas que no son las únicas que reclaman los ciudadanos". Mientras, el discurso de Sánchez "revela que va a centrar sus esfuerzos en disputarle al PP el terreno donde realmente se ganan y pierden las elecciones: no en los márgenes de la sociedad, sino en la amplia clase media que, por lo demás, es la que peor lo está pasando con la crisis". "Es cierto que no puede caer en la complacencia cuando en el país hay todavía 5,6 millones de parados, pero Sánchez tampoco puede culpar al PP de una cifra que generó precisamente un Gobierno del PSOE".

Toca reanimar a las clases medias (ABC): Rajoy "apostó ayer fuerte" al anunciar el inicio de una recuperación económica. No puede decirse que la situación se haya revertido plenamente, pero "sí hay una tendencia clara de recuperación de los principales indicadores económicos que permitirá al Gobierno mejorar su previsión de crecimiento". La reforma fiscal aprobada ayer "debe contribuir a esa transferencia de recuperación de las grandes cifras a la situación de los ciudadanos". "La directriz política del Ejecutivo y del PP no debe ser tanto el resultado de las urnas como el objetivo político de reanimar a las clases medias españolas". "Este sector social no solo es el más receptivo a las propuestas del PP, sino el determinante para la estabilidad del país. Y esas clases medias se han decepcionado con el Gobierno en buena parte de su acción política. El Gobierno lo sabe, y la eficaz gestión económica que está llevando a cabo debe ser ahora complementada con un plan político coherente con su programa electoral". "Gran resultado el de la política económica, sin duda, pero aún se puede y se debe esperar más del Gobierno de Rajoy".

Rajoy confía en que las buenas noticias económicas cambien la tendencia electoral (LA VANGUARDIA): "Un Mariano Rajoy respirando optimismo hizo balance del curso que termina afirmando que ´el crecimiento ha venido para quedarse´". "Conteniendo una euforia que, en ocasiones, parecía pugnar por saltar a la palestra, el presidente del Gobierno buscó transmitir un mensaje de confianza porque no sólo ha pasado lo peor, sino que además la economía española ha virado hacia un crecimiento ´sano y diversificado´". "A Rajoy y al PP le quedan nueve meses para ratificar este diagnóstico y encarar las autonómicas y las municipales del 2015". "El PP confía en que las buenas noticias económicas cambien la tendencia electoral a la baja". "Habrá que ver, por tanto, qué ocurre con las cifras de desempleo una vez terminada la temporada turística". "Mariano Rajoy se va de vacaciones con la sensación de que se ha dado la vuelta a la economía. Aunque el calendario político y judicial continuará siendo muy complejo a la vuelta, con cuestiones como Cataluña o el caso Gürtel".

Excesivo optimismo económico del presidente (EL PERIÓDICO): "Mariano Rajoy ofreció ayer su rueda de prensa semestral en la que, como colofón del curso político, transmitió a los españoles una razonable confianza en que la cuestión catalana está controlada, la economía española marcha viento en popa y la reforma fiscal es el primer regalo del que disfrutamos después de tantos años de penalidades". "Ya se atisba el final del túnel. Si el tono conciliador de Rajoy invita al optimismo, las dudas se disparan cuando se atiende al diagnóstico del presidente sobre lo que ocurre en Cataluña". "Sobre la situación económica, hay que decir cuando menos que el presidente dibujó un panorama excesivamente optimista". "La macroeconomía, sin embargo, no debe nublar la realidad. España crece y el desempleo empieza a menguar, e incluso se crean puestos de trabajo netos, pero no debemos olvidar que la ocupación es muy precaria".

El fruto de una labor de gobierno (LA RAZÓN): "Sin duda, Mariano Rajoy podía haberse limitado a exponer los logros de su labor de Gobierno, que ha comenzado a cristalizar, ya de manera evidente, en los seis primeros meses de este año, y no habría nada que reprochársele". "Nadie que no esté afectado por el sectarismo puede negar que buena parte del éxito hay que atribuirlo a las enérgicas medidas de ajuste tomadas por el Ejecutivo frente a una situación de emergencia". "No estuvo, sin embargo, a la altura de las circunstancias Pedro Sánchez, que en una intervención simultánea recurrió al catálogo de lugares comunes para criticar la labor del Gobierno". "El bipartidismo significa, entre otras cuestiones, centralidad para abordar los problemas de Estado, que son los que afectan a toda la sociedad".

Unos resultados al ritmo de la recuperación (CINCO DÍAS): "Si la recuperación ´ha venido para quedarse y es firme e intensa´ como ha recordado el presidente del Gobierno en su balance de los últimos 12 meses, debería filtrarse también en los negocios, en la demanda de los agentes económicos y en las cuentas de resultados de las empresas". "Con un comportamiento coherente con la economía, cuyo desempeño macroeconómico revisará al alza el Gobierno en septiembre seguramente hasta el 1,5%, las empresas esperan también una fuerte mejora de sus ventas, en la que la aportación de España será clave, y tendrá su correlato en la última línea de la cuenta, dado que los procesos de saneamiento están finiquitados".

Fin de curso esperanzador (EL ECONOMISTA): "El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se comportó ayer como el maestro que despide el curso agradecido por las buenas notas de sus alumnos". Rajoy se presentaba parapetado de los buenos datos de crecimiento económico y de la EPA". "La economía fue la protagonista de un discurso triunfalista". "Las notas, efectivamente, son buenas, reflejo de que las políticas acometidas van por el buen camino. Pero no son suficientes. Falta una hoja de ruta seria, aunque el futuro sea esperanzador".

De interés

Artículos Relacionados