miércoles,1 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónLa reforma fiscal, prioridad entre otros cambios económicos que necesita España
Debate organizado por la Fundación Alternativas

La reforma fiscal, prioridad entre otros cambios económicos que necesita España

Redacción
La reforma fiscal es la mayor prioridad citada entre las reformas que necesita España por los expertos económicos que ha convocado a un debate la Fundación Alternativas, entre otras razones porque a través de la misma se pueden abordar otras reformas urgentes para atenuar crecientes desigualdades, reducir la deuda pública, financiaciar pensio es, etc. El tema era ´El rol de Estado en contextos de crisis de endeudamiento: ¿Qué pueden hacer las instituciones españolas en materia económica?´.

El encuentro, que se celebró en la sede de la Fundación, estuvo moderado por la periodista de La Sexta Inés Calderón y contó con la participación de Ramón Xifré, coautor junto a Jordi Salvador del estudio ‘Las reformas económicas del futuro: un nuevo modelo de crecimiento para España’; Javier Vallés, ex director de la Oficina Económica del presidente del Gobierno; Pablo Moreno, economista del Estado y coautor del libro ‘Socialdemocracia o liberalismo. La política económica en España’; y Nacho Álvarez, secretario de Economía de Podemos.

Entre los asuntos puestos sobre la mesa en el simposio, destacó la búsqueda de propuestas para lograr reducir la deuda y el déficit públicos sin que el crecimiento y la productividad se vean afectados. A este respecto, Moreno afirmó que “es fundamental” llevar a cabo reformas en la estructura fiscal para “ganar en competitividad” y, a su juicio, “muchas de las medidas exigen compromisos a nivel europeo”.

Xifré, por su parte, aseguró que la reforma fiscal es “esencial, pero no se acaba de concretar; antes de las elecciones todos los partidos prometían un incremento en el gasto y cuando pasan los comicios la cosa ya no está tan clara”. Para Vallés, el estado de bienestar, la política fiscal y la competitividad están completamente “entrelazados”, aunque “es difícil saber cuál es el modelo de fiscalidad ideal: el 38% español o el 46% europeo”.

Este experto aclaró asimismo que “España es un país con una presión fiscal muy elevada. Las claves están en reducir el déficit por debajo del 3% y estabilizar la deuda pública.”. Álvarez advirtió que el Estado español ya ha llegado “al fondo de los recortes” y es primordial una “reforma tributaria y una reducción de desempleo”.

Sobre la revisión fiscal que España necesita para levantar el vuelo económico, los analistas coincidieron en que todos los agentes implicados deben aunar esfuerzos para luchar contra el fraude y la evasión de capitales, ya que esto le resta eficacia al sistema, y lo más importante en estos momentos es garantizar su progresividad.

En otras palabras, que se cumpla la ley y que se lleven a cabo los cambios institucionales necesarios para que el país no se desangre por culpa del tramposo y el evasor de impuestos, figura muy generalizada en los últimos años.

Acerca del papel que la Unión Europea debe jugar en este apartado, Moreno propuso un registro único de las empresas dentro de las fronteras europeas “para que nadie se escape”, y una mayor coordinación a todos los niveles, “algo de lo que en estos momentos adolecemos”, ya que los “mecanismos de solidaridad” entre los países son escasos.

Xifré subrayó que “existen medidas que sólo se pueden conseguir a escala continental, porque las empresas no conocen fronteras. No obstante, veo muy difícil, a medio plazo, llegar a un Tesoro único y a la unidad fiscal europea, pero las tácticas de cooperación y solidaridad entre los Estados de la UE son fundamentales para seguir remando todos en la misma dirección”.

El debate también abordó el peliagudo asunto de las pensiones. La reserva para los jubilados ha pasado de 66.816 millones en 2011 a 24.207 millones en la actualidad, y la Seguridad Social calcula que los afiliados crecerán este año a un ritmo del 2,8%, mientras que la recaudación aumentará sólo un 1,9%.

Así las cosas, Xifré comentó que el Pacto de Toledo tiene un “problema coyuntural y estructural” porque no puede hacer frente al envejecimiento de la población. Moreno propuso buscar otras “fuentes de subvención más allá de las cotizaciones”, y Álvarez abogó por una financiación por “vía impositiva” y “una mejora urgente” del mercado de trabajo.

En lo que se refiere a desigualdad, apartado en el que España ha retrocedido significativamente en los últimos años, Moreno destacó que “las cifras de exclusión social son terribles y las diferencias sociales van en aumento, en paralelo al número de parados de larga duración”. 

Según Vallés, es urgente reformar la red de protección social “para reducir los niveles de desempleo y aumentar su calidad. España arrastra un déficit de capital humano y así es muy difícil crecer en competitividad; además, el abandono escolar temprano es muy elevado”.

Sobre mercado laboral, último bloque del coloquio, los intervinientes coincidieron en la necesidad de aplicar reformas para reactivar el tejido productivo español, que la fuga de cerebros en busca de mercados más atractivos descienda y que el ladrillo y el turismo dejen de ser los únicos motores de la maltrecha economía española. “La educación es la base para darle la vuelta a la tortilla”, sentenció Xifré.

De interés

Artículos Relacionados