lunes,18 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónLa regla de oro de la lista académica
Modestamente solicito su atención

La regla de oro de la lista académica

Vanity Fea
Por qué quieren los (otros) académicos vendernos sus publicaciones.

Por lo que vengo observando hasta ahora, la promoción no solicitada del propio trabajo en una lista académica sigue una norma implícita que casi podríamos llamar una regla de oro. Cualquier escrito propio anunciado en una lista de correo electrónico académica (la de AEDEAN, pongamos) debe ser ofrecido a los suscriptores de la lista sólo cobrando. Otra actitud ni es seria ni es académica. Anunciar un escrito propio a los suscriptores de la lista es en principio un ejercicio patético de egocentrismo. Salvo, claro está, si se pide dinero a cambio.  El acto mismo de ofrecer, adjunta al correo, una copia en PDF del libro o artículo publicado en sitio de pago sería de una presunción inaceptable—conviene no hacerlo para no caer en el descrédito que merecen las personas que buscan atraer la atención sobre sí mismas. Los trabajos en repositorios académicos cuidarán de sí mismos—últimamente ya va siendo aceptable subir las publicaciones a la red, mientras no se mencione demasiado la cuestión. 

No puedo creer que la auri sacra fames esté detrás de estas actitudes. Parece más bien una cuestión de imagen. ¿No será todo esto señal de una inseguridad, un temor a la pérdida de la precaria aura académica? Además de evidenciar un conformismo ambiental, con la disciplina de la disciplina me refiero, de un nivel realmente notable, por no decir atroz. 

Claro que tampoco sería habitable un mundo en el que todos anunciásemos todo lo que escribimos—igual no es mala solución lo de la regla de oro, que viene a querer decir, por otra parte, "esto que publico y que anuncio le ha gustado o parecido bien a un colega o dos, o por lo menos eso dicen que le han dicho a un tercero (aunque éste se ha comprometido a mantener sus nombres en secreto). Y hasta hay dinero, real o imaginario, de por medio".

Es lo que se entiende por publicación realmente académica. Una gestión mínimamente aceptable de la atención. Hoy por tí, y mañana por mí—nos cubrimos las espaldas, y salvamos además la cara dignidad.

De interés

Artículos Relacionados