miércoles,25 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaDigitalizaciónLa salida masiva de empresas en Cataluña restaría 11.000 millones de euros...
IESE Business School

La salida masiva de empresas en Cataluña restaría 11.000 millones de euros de su PIB

Redacción
La ruptura con España le podría costar a Cataluña una reducción de hasta un total de 25.000 millones de euros en su Producto Interior Bruto. Es la conclusión del estudio realizado por el IESE Business School que publica hoy ABC. A la caída del PIB estimada en 14.000 millones de euros a corto plazo habría que añadir el efecto posterior del posible traslado a empresas y con ello la caída de la inversión, que le restaría otros 11.000 millones.

El IESE Business School toma como referencia para sus cálculos el último Presupuesto de la Generalitat, que ascendió a 32.000 millones de euros. El PIB de Cataluña representa el 18,9% del que tiene España, 198.633 millones en 2012, lo que significa que la comunidad perdería casi 6 puntos de su PIB.

La mayoría del tejido empresarial catalán ha encargado a los despachos de abogados informes detallados sobre cómo se produciría el plan de deslocalización de sus empresas en otras zonas del país si llegara la independencia. Un experto de IESE calcula que el flujo comercial entre Cataluña y el resto de España puede caer dos tercios. La deriva soberanista le supondría a Cataluña una caída de su balanza comercial de entre el 4 y el 13% del PIB, es decir, un descenso del 6% del PIB.

El mercado español se fracturaría desde el primer momento con una Cataluña independiente. Ahora ese mercado está constituido por 57 millones de habitantes entre España y Portugal. En el caso de ruptura, las empresas deberían elegir si quedarse en un mercado de tan sólo 7 millones de consumidores o abarcar los 50 millones que suman el resto de España y Portugal. En cuanto a las multinacionales, la percepción de que una Cataluña independiente estaría fuera de la UE es la más razonable.

En este caso, habría un traslado de sedes de grandes empresas de Madrid y a otras ciudades de la Península. Del total de empresas de gran tamaño asentadas en la región, 1.500 son multinacionales extranjeras; el resto, entorno a un centenar, compañías españolas que emplean, de media, más de 250 trabajadores. El 20% de las grandes empresas que operan en España tiene su sede social en Cataluña. De todas ellas, diez tienen una cifra de negocios conjunta que supera los 40.000 millones de euros.

Los mercados no creen en la salida de Cataluña

Las conversaciones mantenidas por el diario EL MUNDO con un grupo de expertos del mundo académico, financiero y consultoría, desvelan que la convocatoria del referéndum para la independencia de Cataluña desencadenaría una crisis financiera de consecuencias imprevisibles tanto para España como para Cataluña, en la que ambas saldrían perdiendo.. Estos expertos advierten que en 2012 España ya vio su crisis de la deuda agravada por las tensiones nacionalistas y, si se produce el referéndum sobre la independencia en 2014 la situación podría empeorar.

Un investigador español, Ángel Ubide, opina que la cuestión catalana "está en una situación en la que el mercado todavía no se lo ha tomado en serio, o lo ve como una pataleta por dinero". Continúa afirmando que "bastaría con que el referéndum se lleve a cabo en 2014 para que todos los operadores empiecen a mirar las encuestas".

Un directivo de un importante banco a nivel mundial cree que "es más un tema de agenda local que internacional". Los mercados suelen elegir intereses más altos a la deuda de los países recién creados, con lo que el coste de la financiación de una Cataluña independiente sería más alto. Cataluña, además, ya está muy endeudada. Su PIB es del 20% del de España, pero su deuda alcanza el 25% de la deuda autonómica.

De interés

Artículos Relacionados