sábado,23 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónLa sociedad literaria del pastel de piel de patata de Guernsey
Lecturas de un viejo profesor

La sociedad literaria del pastel de piel de patata de Guernsey

El Envés
Deliciosa y conmovedora novela epistolar sobre la amistad y la acogida de una escritora en una isla del Canal invadida por los nazis

“La sociedad literaria del pastel de patata de Guernsey”, Mary Ann Shafer y Annie Barrows, Edit Salamandra.

“Mi querida Jane, todos nacemos con una vocación, la tuya es escribir   notitas y cartas encantadoras”.

 La señora Montagu a Jane Carlyle.  

Traducida a más de veinte idiomas, con más de cinco millones de ejemplares vendidos en todo el mundo y llevada al cine por Mike Newell, La Sociedad Literaria del Pastel de Piel de Patata de Guernsey es una deliciosa y conmovedora novela epistolar que se ha convertido en un clásico indiscutible sobre el poder de la palabra y el valor de la literatura como refugio y consuelo en tiempos difíciles. Una historia humana y divertida, que transmite una intensa pasión por los libros y reivindica la formidable capacidad de la lectura para unir a personas de distintos gustos, culturas e ideologías.

En un Londres devastado por las bombas y que empieza a recuperarse de las terribles heridas de la Segunda Guerra Mundial, Juliet Ashton, una joven escritora en busca de inspiración novelesca, recibe la carta de un desconocido llamado Dawsey Adams. El hombre, con una forma de mirar y de producirse que permanece mucho después de salir del cine y tirarse de cabeza ya con el delicioso libro epistolar en las manos, vive en la isla de Guernsey, un pequeño enclave en el canal de la Mancha, está leyendo un libro de Charles Lamb que había pertenecido con anterioridad a Juliet.

¿Cómo ha llegado ese ejemplar hasta Guernsey? ¿Por qué Dawsey decide ponerse en contacto con Juliet?

Dawsey es miembro del club de lectura La Sociedad Literaria del Pastel de Piel de Patata de Guernsey, creado en circunstancias difíciles durante la contienda, una rareza en tiempos de la ocupación alemana.

Cuando Juliet acepta la invitación de estos excéntricos lectores para visitar Guernsey, entiende que ellos y su increíble sociedad literaria serán los personajes de su nueva novela, y su vida dará un vuelco para siempre.

Es una novela inteligente y deliciosa, escribe Elizabeth Guilbert, un mundo tan vívido que siempre uno se olvida de que se trata de una obra de ficción y de que sus personajes no son nuestros amigos de siempre ni nuestros vecinos,

Helen Mirrer dijo de ella ¡Es una novela absolutamente encantadora!”.

Está llena de observaciones de gran agudeza, y el lector comprueba que es una pequeña obra maestra acerca del amor, la guerra implacable y el sustento inefable que encontramos en los buenos libros y en los buenos amigos. Y, encima, como fue en mi caso y que no recuerdo que me hubiera sucedido antes, leída después de haberla visto llevada a la pantalla e interpretada por un elenco de actores inolvidables.

La novela está compuesta por cartas que iluminan, con humor y finura, el sufrimiento de los habitantes de las islas del Canal de la Mancha durante la ocupación nazi durante aquellos años.

Cuando Juliet se traslada a Guernsey para trabajar en su libro, es incapaz de abandonar la isla y a sus nuevos amigos a pesar de las reticencias, al principio, de algunos de ellos pero con los que sabe integrarse con un candor y una voluntad de trabajo admirables,

Su autora, Mary Ann Shaffer, nacida en Virginia, EEUU, trabajó como editora, bibliotecaria y librera. Su interés por la isla surgió tras una visita a Londres en 1976. No recuerda cómo decidió volar hasta la isla del Canal, donde quedó atrapada por una intensa niebla que impidió la salida de aviones o de barcos. Durante la espera encontró un volumen titulado Jersey under the Jack-Book, y así comenzó su fascinación por las islas del Canal. Esta su primera y única, novela se publicó en 2008, poco después de su fallecimiento con la ayuda de su sobrina Annie Barrows, que reside en California, la ayudó a terminar el libro y por eso, la autora quiso que su nombre figurase junto al suyo, aunque no nos consta que con anterioridad conociese a los miembros de La Sociedad Literaria del Pastel de Piel de Patata de Guernsey, ni la desde entonces, entrañable isla.

José Carlos Gª Fajardo

Profesor Eméritus, U.C.M.

 

 

De interés

Artículos Relacionados